Jonny Greenwood: "El MP3 suena aceptablemente bien"

Sasha Frere-Jones, crítico musical de la revista The New Yorker, inició estos días una serie de artículos en los que se propone explorar la calidad sonora de la música grabada. La serie, bajo el título de Dithering, intentará revisar qué tiene de bueno y qué tiene de malo cada formato, tratando de no emitir juicio de valor, y dejando hablar a destacadas personalidades.

Para comenzar, Frere-Jones entrevistó a Jonny Greenwood, guitarrista de Radiohead, a quien le preguntó sobre el MP3 y la calidad del audio en ese formato. Parte de esa entrevista se reproduce a continuación.

SFJ: Es el MP3 un medio satisfactorio para tu música?

JG: Me parece aceptablemente bueno para mí. Incluso le agrega una leve "distorsión crujiente" útil en algunas grabaciones. Hemos escuchado un montón de hip-hop de los noventa durante la grabación de nuestro último álbum, todos como MP3, todo a través de AirTunes. Y sonaban muy bien, incluso con toda esa tecnología en el medio. El MP3 no puede compararse con una grabación en CD de, por ejemplo, cuartetos de cuerda, pero bueno, ese no es realmente su objetivo.

SFJ: Qué piensas de los diferentes formatos de audio?

JG: La calidad de sonido es importante. Me sentiría frustrado si no pudieramos lanzar CDs como banda, pero, en realidad, sólo nos cuesta sacrificar un poco la calidad del sonido para obtener la comodidad de los MP3. Es como intentar separar el hiss de la cinta en un casete. Yo era feliz usando casetes cuando tenía quince años, pero yo estoy seguro de que se los audiófilos se burlaban en esos días. Si estoy en un tren, con auriculares, los MP3 son geniales. En casa, prefiero CD o vinilo, en parte porque su sonido es un poco mejor en una habitación tranquila y en parte porque son finitos en extensión y los temas están separados, a diferencia de los interminables días y días de música almacenados en mi portátil.

SFJ: ¿Cuáles son sus aspectos favoritos y lo que menos le gusta de esta era del MP3?

JG: La desventaja es que la gente es empujada a poseer mucha más música que la que es capaz de atender por completo. Tienen MP3s de todas las grabaciones de Miles Davis, pero nunca pueden escucharlos dos veces seguidas, simplemente hay demasiada música. Piensan "Tengo ‘Sketches of Spain y ‘Bitches Brew’, vamos a puntearlos mientras termino el email." La abundancia puede convertir cualquier tipo de música en música de fondo, música decorativa.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar