Kurzweil revoluciona los lectores electrónicos con Blio

Blio de Kurzweil

Todos conocéis la empresa Kurzweil por sus sintetizadores y samplers, o los teclados de directo. Pero su fundador, Raymond Kurzweil, es un hombre polifacético que extiende su brillantez a muchos otros campos. Por ejemplo, la nanotecnología, el futurismo o la inteligencia artificial -que según Kurzweil, superará a la humana alrededor de 2045-. A Kurzweil se le ha llamado "el sucesor y legítimo heredero de Thomas Edison" y también fue citado por la revista Forbes como "la máquina de pensar suprema". Su nombre está presente en el National Inventors Hall of Fame de los Estados Unidos.

Por eso nos vamos a ir un poco off-topic de la temática habitual de Hispasonic en esta noticia: veamos en qué anda metido Kurzweil cuando no está diseñando sintes.

Pongámonos en antecedentes. Kurzweil creó en 1974 el primer OCR capaz de reconocer cualquier tipo de letra. Esto permitía leer un documento impreso en voz alta utilizando un ordenador, algo con evidentes aplicaciones para los ciegos. Sin embargo, en aquella época no existían escáneres para ordenador, ni sintetizadores de voz. Ni corto ni perezoso, Kurzweil desarrolló ambos inventos -el primer escáner para ordenador y el primer sintetizador de texto a voz-, que junto con su OCR, formaron la primera máquina lectora de documentos impresos para ciegos.

Ahora Kurzweil ha presentado Blio en el CES de Las Vegas. Se trata de un lector electrónico gratuito que puede funcionar en cualquier plataforma. Diseñado por K-NFB Reader -la compañía de reconocimiento de voz de Kurzweil-, Blio preserva el formato original del libro, incluyendo las imágenes, tipos de letra, maquetación y paginación.

Blio puede replicar la imagen exacta de una página impresa, en vez de limitarse a listar el texto en el formato más conveniente.

K-NFB Reader está trabajando con Baker and Taylor -para la distribución de ebooks-, con Nokia -para desarrollar un formato Blio en móviles- y con Google -para añadir su vasta colección de libros escaneados a la librería de Blio-.

Además, Blio tendrá la capacidad de leer PDFs, de forma que cualquier documento podría ser cargado en este lector. Utilizando este formato tan común, K-NFB Reader desea reducir los costes de producción de los ebooks realizados a partir de libros con formatos extraños y llenos de imágenes, como pueden ser los libros de texto de ciencia o los de cocina.

K-NFB Reader espera ofrecer 50.000 libros en el momento de su lanzamiento, a través de Baker and Taylor, y 180.000 poco después.

Lo dicho: cuando penséis en Kurzweil, no os quedéis solo en sus maravillosos sintes.

Visto en Popsci.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar