Sintetizadores

MFB-Synth Pro da paso a la polifonía multitímbrica

Desde Berlín y de manos de la muy prolífica MFB llega lo que faltaba en su catálogo: un polifónico analógico. En módulo, con pleno control MIDI, memorias y efectos... y multitimbralidad.

MFB-Synth Pro
Synth Pro
mfberlin.de

Se trata de un sinte con 8 voces de polifonía que pueden usarse de forma autónoma en varios canales MIDI con diversas distribuciones. Eso permite tener sonidos diferentes en usos que van desde polifónico a ocho voces, una voz solista y 7 polifónicas, dos canales con cuatro voces, e incluso ocho canales monofónicos, más los usos 'unison' y 'rotate'. La construcción es metálica, lo que es una de las diversas mejoras respecto a su antecesor monofónico, el Synth II, desde este Synth Pro viene a ser una extensión polifónica.

Cada voz cuenta con tres osciladores con electrónica discreta que pueden funcionar en modo VCO o en modo DCO para contentar a todos. Una forma de salvar aquellos momentos en los que la electrónica no termine de estabilizarse y ofrecer una afinación adecuada. Cuentan con varias formas de onda entre las que se puede hacer un recorrido continuo: suboscilador, diente, triángulo, y rectangular, más una forma adicional diferente en cada uno y que ofrece pulso de ancho regulable, modulación en anillo, y fuente de ruido.
El control Mod Wave es el que permite hacer el recorrido continuo por las diferentes formas de onda, y como puede ser controlado desde otras señales (LFOs, ENVs...) es posible hacer animación de la forma de onda.

Hay también FM y sinc, con VCO 1 y 2 modulados desde VCO3 o desde LFOs/ENVs, y VCO2 y 3 sincronizables al 1.

En cada voz están presentes dos filtros que pueden funcionar en serie o en paralelo (que serían las señales L y R de un comportamiento estéreo) y que corresponden a un multimodo OTA con respuesta de 12dB/oct que permite comportamientos LPF/BPF/HPF y a un diseño LPF 24dB/oct basado en el SSI 2144 en el que es posible realizar compensación de la pérdida de nivel con la resonancia (4 posibles ajustes diferentes). Existen también dos VCAs analógicos que permiten tratar de forma diferente la salida de cada filtro.

En cuanto a señales de control, generadas por un procesador digital, hay 2 LFOs sincronizables a tempo y con opciones de disparo único, y tres envolventes, dos de tipo ADSR y una AD, pudiendo cualquiera de las tres envolventes operar en modo autorepetitivo (bucle).

La unidad de efectos, digital, ofrece varios tipos seleccionables como reverb, echo, chorus y flanger, con control sobre 3 parámetros.

A bordo también un arpegiador monofónico y un secuenciador polifónico por pasos que permite guardar 240 patrones (16 pasos máximo en cada secuencia).

También 240 las memorias disponibles para guardar sonidos.

El control MIDI a través de mensajes CC es completo, aunque usa un único mensaje (7 bits) para cada control en lugar de aprovechar controles emparejados para obtener mayor precisión al menos en parámetros críticos como la frecuencia de corte.

El precio recomendado es de 1080€ y la disponibilidad está prevista de forma casi inmediata (mitad de noviembre).

Más información | mfberlin.de

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
12
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar