Philips busca el mejor oído de España

Aunque hace meses estaba ya abierta en otras lenguas, por fin se ha celebrado la presentación de ‘Golden Ears’ en castellano. ‘Golden Ears’ es en origen una iniciativa interna de Philips Audio, que se usa para seleccionar y mantener entrenados a los mejores oídos dentro de su plantilla en los laboratorios de desarrollo de audio. Aquellos que demuestran mayor capacidad de discernimiento auditivo reciben la certificación ‘Golden Ear’ y son los que realizan los test ciegos de nuevos productos y comparativas con productos competidores.

De 200 candidatos en el primer año, sólo ocho trabajadores alcanzaron la certificación como ‘Golden Ears’, lo que habla de lo exigente de las pruebas, máxime cuando cabe esperar del personal de esos laboratorios una especial sensibilidad y tradición en la escucha atenta. A día de hoy una decena de personas en la sede de Lovaina en Bélgica y medio centenar en los centros de Asia forman el conjunto de ‘Golden Ears’ en la plantilla de Philips.

La web Golden Ears

Una versión reducida pero ambiciosa es la que ofrecen ahora en castellano abierta al público en general. El programa original trabaja sobre 19 atributos diferentes del audio, que en la versión web se reducen a los cinco más destacables.

Las pruebas se realizan en cuatro niveles: básico (muy accesible y básicamente pensado para presentar los conceptos y funcionamiento de la web) y los tres niveles bronce, plata y oro en los test van retando con detalles cada vez más finos. En cada nivel y por cada uno de los atributos hay una pequeña explicación /demostración pedagógica y varias pruebas sucesivas. En los meses que lleva abierto, más de 5000 personas han probado y unas 700 han superado el nivel ‘oro’, así que es un reto interesante y no imposible para los que nos consideramos buenos discriminadores de detalles en las señales audio.

El concurso

Además de la curiosidad por ver hasta dónde llega nuestra capacidad, hay asociado un concurso desde Philips España y por tanto sólo enfocado hacia personas residentes en España. Entre aquellos que lleguen hasta el 31 de septiembre a completar el nivel ‘golden’ se harán unas pruebas en Madrid con el software y juego de atributos más completo que usan los propios ingenieros de Philips. Los 10 finalistas se llevarán un producto Philips de la línea Fidelio, y el mejor un viaje para dos personas a las instalaciones-laboratorios Philips en Lovaina y todo un amplio juego de productos Fidelio (altavoz portátil bluetooth P9, barra de sónido HTL9100, home cinema E5, altavoz wi-fi AW9000, y auricular M1BTBL).

Probando…

Con independencia del concurso y sus premios, ver hasta dónde llega nuestro nivel dentro de estas pruebas es todo un reto. He podido practicar de momento superando los niveles básico, bronce y plata, y a falta de empezar los test de golden. Aunque muchas de las pruebas son bastante triviales, otras han obligado a una escucha muy atenta. Mejor no lo intentéis todo el mismo día. Lleva su tiempo (calculad unos 20-30 minutos por nivel) y sobre todo tampoco es cuestión de agotar el oído, especialmente cuando enfrentamos los retos más avanzados. No hay distracciones publicitarias sobre producto ni marca, realmente se puede ‘entrar a saco’ con los tests y sin distracciones.

Me parece esencial el uso de auriculares, en mi caso los AKG-271 de tipo cerrado, y un ambiente tranquilo (mejor por la noche), salvo que tengáis la suerte de contar con una sala y equipos de audición en condiciones. Está concebida como una web muy sencilla de usar. Recuerda el último punto en que estabas para continuar. Que no os decepcione la simpleza del nivel básico, está pensada para familiarizar con los nombres de algunos atributos y con el uso de la herramienta.

Dado que todos los tests son muy graduales, se puede aprender fácilmente sobre cómo y qué escuchar para distinguir tal o cual matiz de la calidad de una señal audio. Seguro que no tendrás problemas para distinguir una coloración de 12dB de excursión, pero ya no es tan fácil cuando después de pasar por 9 o 6, acabas en matices de 2dB. De la misma forma, pocos serán los que no puedan notar las diferencias entre una grabación original y una codificada en MP3 a 64Kbps. Pero para apreciar el caso 128 más te vale pegar la oreja al casco, y para notar la codificación a 160 seguramente necesites varias escuchas.

Os dejo, me espera el nivel ‘Golden’.

Más información | Golden Ears en castellano

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar