Informática musical

Rob Papen Blade 2, lavado de cara y de fondo

Blade2 cuenta con el 'harmolator' característico de la primera versión y añade opciones mucho más detalladas para personalizar su fuente aditiva. Quizá la más llamativa de entre las características de esta intensa y bienvenida renovación.

Rob Papen Blade 2
Blade 2
robpapen.com

Blade ofrece en su versión original desde 2012 una forma de alcanzar colores propios de la síntesis aditiva esquivando la pesadez de trabajar con centenares de parámetros que suele asociarse a esas técnicas. Un conjunto mucho más breve de controles desde su sección 'harmolator' actúa a modo de macros sobre el fundamento aditivo que esconde. O mejor, escondía. Y es que la nueva versión permite descender a una especificación fina aditiva, con no hasta 16 parciales combinados que puede adoptar diferentes ondas no únicamente senoidales, y que admiten control de afinación, fase, nivel y otros. Hasta cuatro combinaciones diferentes de esos 16 parciales pueden situarse en las esquinas del pad XY que ocupa el centro del interfaz para poder realizar combinaciones entre ellas propias de las técnicas vectoriales de síntesis.

No faltan las acciones macro de harmolator capaces de intervenir a partir de una forma de onda cualquiera, incluso capturada a partir de un fragmento de un fichero audio, alterando en ella de forma simple el balance entre armónicos pares e impares, o rotando/desplazando el reparto de nivel entre los diferentes armónicos al estilo de lo que en otros entornos sería un desplazamiento de formantes/resonancias, trasladando el 'centro de gravedad' dentro de la serie armónica y rebalanceando en torno a él el equilibrio entre componentes altas y bajas o la simetría hacia ambos lados... Evoluciones que han formado parte de las técnicas y composiciones gestadas en las épocas de los pioneros de la síntesis aditiva y que aún hoy perduran como demuestra el propio Blade.

Compensando la facilidad con la que se puede perder el cuerpo sólido del sonido en este tipo de estrategias, al reducirse el peso del fundamental y los primeros armónicos, se ha añadido en esta versión un oscilador 'clásico' modelado con formas de onda básicas que den estabilidad a esa región del fundamental hagamos lo que hagamos sobre la parte de 'harmolator/additive'. También aparece una fuente de ruido ampliamente ajustable, incluso con ruido estrechamente filtrado para obtener un ruido más 'tonal'.

El rediseño del aspecto gráfico es evidente, y también se ha modificado el alcance de las posibilidades de rutas de modulación y control que ahora llegan a la práctica totalidad de los parámetros, con un renovado conjunto de fuentes de control entre las que destaca un arpegiador mucho más ambicioso, o la variedad de envolventes y LFO tanto generales como dedicados para el Harmolator.

Por supuesto hay sección de filtrado con 32 tipos de filtro a escoger. No faltan efectos, hasta 3 simultáneos, y con parámetros detallados para su adaptación a las necesidades.

También de agradecer la vista 'easy edit' que para muchos ofrecerá más que suficiente entretenimiento y resultados partiendo de alguno de los diferentes presets que acompañan a esta nueva versión cuyo precio es de 99€.

Más información | robpapen.com

 

 

Rob Papen Blade 2
Blade 2, 'easy edit'
robpapen.com

 

 

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar