DJ

Roland DJ-707M, todo en uno para las discomóviles

Roland mantiene alta su atención al sector DJ y con DJ-707M ofrece un compendio de controlador, mesa de mezclas, gestión de monitores, y enormes dosis de procesamiento audio, que puede bastarse para las necesidades de discomóviles y eventos bien ambiciosos. Toda una ocasión para sentirse cómodos y poder atender las demandas cambiantes y casi siempre inesperadas en esos entornos móviles tan alejados de la estabilidad y seguridad de una sala ya conocida.

Roland DJ-707M
DJ-707M
roland.com

Este tipo de integración de funciones no es del todo nueva y ya aparece en otros productos, pero no con las posibilidades tan enormes de este nuevo equipo Roland. Da igual dónde miremos, en todo parece querer ofrecer más y garantizar que pueda cubrir requisitos que en muchos otros requerirían el apoyo con equipo externo y el consiguiente cableado y lío de configuración.

En el apartado más propiamente de 'controlador DJ' aparece todo cuanto cabe esperar de este tipo de formato y que la imagen del panel rápidamente revela: integración con Serato, crossfader ampliamente configurable en su respuesta, filtrado y efectos creativos desde cualquier canal, MIDI Out convencional en DIN 5 puntas, sonidos internos de caja de ritmos tipo TR como no podía faltar tratándose de Roland,... una lista larga. Nos interesaremos más por tanto en la noticia en esas otras cuestiones casi más propias de un técnico de sonido que de un puro DJ. Hablamos de tareas que en muchísimos eventos (bodas, presentaciones de empresa, sesiones en centros comerciales...) hay que resolver sin apoyo externo, y para las que DJ-707M busca la concentración de todo lo necesario en torno a un único equipo, gestionado por el propio DJ.

Roland DJ-707M
DJ-707M
roland.com

Por ejemplo es llamativo el desconocidamente amplio juego de salidas disponibles. Nada menos que tres diferentes configuraciones (Master, Booth, Zone) están disponibles sobre conectores individuales, e incluso en el caso de la salida principal simultáneamente con dos niveles diferentes (+6dBu y 0dBu) a través de dos pares de salidas diferentes. Cada una de las señales cuenta con ajustes independientes de ecualización, compresión multibanda y limitación que permiten adaptarse a los diferentes espacios y sistemas de escucha a los que tengamos que servir señal, permitiendo obtener el máximo rendimiento y calidad de lo que encontremos en cada sede. Por cierto, 10 memorias de escena permiten tener precargados los ajustes que necesitemos en lugares a los que acudamos repetidamente (el pub de los jueves, la sala de bodas de los sábados, etc.).

Roland DJ-707M
DJ-707M
roland.com

Si hablamos de entradas no es menos llamativo. Cuatro entradas, que admiten diferentes tipos de señal y usan todo tipo de conectores y que podremos mezclar con funciones amplias que rivalizan con mesas dedicadas de directo. Podemos atender incluso cuatro micrófonos, aunque sólo dos de ellos contarían con conexión XLR y un previo dedicado de alta calidad. Pero igualmente podremos incorporar instrumentos y mezclarlos y procesarlos, o fuentes de audio que 'sorpresivamente' aparezcan durante un evento como la típica petición cuando alguien decide que quiere proyectar un vídeo conmemorativo y nos pide hacer uso del sistema audio.

El temor de los pitidos por realimentación, que tantas veces provocan los espontáneos que no están acostumbrados al uso de un micrófono, se aleja con la presencia de procesamiento antifeedback. Es tan sólo uno de los variados efectos con los que puede acompañarse el uso de micrófono y entre los que no falta corrección de tono para los momentos en que alguien se anime a cantar, o autoduck para mantener a raya el nivel de la música cuando alguien esté dirigiéndose al público.

La presencia de dos puertos USB tiene por objeto permitir el uso simultáneo como interfaz así como poder usar un segundo ordenador de respaldo por si el primero falla, o acelerar el paso entre dos DJs que se turnen durante el evento.

Son sólo algunas de las cuestiones que nos han parecido más llamativas en este DJ-707M. Un compacto y ligero sistema que reúne méritos más que suficientes para poder simplificar la vida a esos DJs autosuficientes que se enfrentan por sí solos no únicamente al público, sino a la parte técnica de gestionar los sistemas audio y las sorpresas que siempre se dan en los eventos.

El precio queda por debajo de los 1000 €. Poniéndolo en la perspectiva de las muchas funciones que integra, los equipos y engorros que evita, y la oferta existente en este tipo de soluciones, parece claro que Roland quiere dar batalla en este campo del DJ móvil.

Más información | roland.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
3
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar