Informática musical

Cuando el soft no basta: TC Electronic rescata un delay en plugin con controlador dedicado

Los plugins son cada vez más excelentes, variados y complejos, pero algo especial tiene el hard. Con su TC2290-DT, TC Electronic rescata su histórico 2290 en software acompañado de un controlador dedicado. Sensaciones hard, y versatidad soft. Cierto es que la réplica de lo vintage se facilita cuando ese mismo vintage es ya de tipo digital, pero las sensaciones de pilotar un interfaz dedicado tienen para muchos de nosotros un interés especial. Y en este caso TC apuesta por reconstruir no sólo los algoritmos y el sonido de su 2290, sino también recrear una superficie de control que evoca a la que usaba el original incluso en el aspecto.

TC Electronic TC2290-DT
TC2290-DT
tcelectronic.com

El retardo dinámico digital 2290 de TC Electronics apareció en mitad de los 80 en plena efervescencia comercial del procesado digital audio. Comparable sólo a la pervivencia de algunos productos coetáneos de Eventide o la de los grandes éxitos de lo analógico, este rack aguantó nada menos que 30 años en producción hasta que en 2005 fue finalmente descatalogado. Una vida anormalmente longeva, especialmente para un producto digital.

TC Electronic TC2290-DT
TC2290-DT
tcelectronic.com

Están, cómo no, los presets de aquel entonces y muchos otros ajustes recopilados en una colección ampliada lista para usar, algunos de ellos con la firma de artistas y técnicos que han usado este equipo (TC cita entre usuarios conocidos de su 2290 a David Gilmour, Dream Theater, The Edge, o Robben Ford).

El plugin funciona en Windows y MacOS (VST, AU, AAX) y recupera funciones de retardo que van desde los clásicos ecos simples y complejos, a chorus y flanger, y también entra en el terreno que en los 80 marcó una renovación desde lo digital en los delays a base de retardos dinámicos y complejamente modulados. Capaces de seguir las evoluciones de nivel en la señal y usar esa información para control del comportamiento de los delays y su nivel, capaces de aplicar reglas complejas (no simples LFOs senoidales o triangulares) para variar los tiempos de retardo, capaces de contruir con facilidad patrones multitap o jugar con realimentaciones cruzadas múltiples.

Con la abundancia de delays imaginativos y enfocados a este mismo terreno que hay hoy, la competencia debe estar difícil. Pero el tirón de un nombre legendario, la presencia de un controlador físico dedicado en exclusiva, la inmediatez de uso facilitada por una extensa colección de presets, y desde luego, un precio que rondará los 400€ por el conjunto plugin + controlador no son una mala combinación de argumentos para intentar sobresalir.

Más información | tcelectronic.com

TC Electronic TC2290-DT
TC2290-DT
tcelectronic.com

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios

Regístrate o para poder comentar