Sintetizadores

Todos modulares en 2014: Doepfer A-100LC3

Enero de 2014 traerá la llegada de un chasis Doepfer de bajo coste. Con 44,5 cm de ancho, 16 de fondo, 15 de alto y un precio que rondará los 180 euros, quizá haga pensar a muchos en la opción de que su próximo sinte sea modular.

Solemos asociar el mercado de los sintes modulares a las grandes bestias. En la memoria de todos está el icono del Moog 55, pero hay igualmente tantos otros sistemas ‘enormes’ (más que el propio 55) en todos los sentidos: tamaño, complejidad, posibilidades.

Este nuevo chasis Doepfer A-100LC3 ahonda en un hecho cada vez más cierto: el crecimiento del mercado modular no es sólo hacia el segmento ‘alto’ sino también hacia quienes hemos de respetar los límites de un bolsillo siempre amenazado.

En los últimos años hemos visto la llegada de varios productos que acercan el concepto modular a un público amplio. Muchos productos de MFB por ejemplo son sintetizadores integrados (una colección de módulos ya preconfigurada) pero que cuentan con tal número y variedad de puntos de conexión que permiten intervenir ‘al estilo modular’ tirando latiguillos. Además siguen (como no podía ser menos) los estándares tradicionales en el mundo analógico, asegurando así su posible integración con otros sistemas.

Incluso Arturia, con el Minibrute, aporta una pequeña matriz de conexiones e incluye un par de latiguillos de fábrica, para poder ir cogiéndole el gustillo a ‘meterle mano’ a las tripas de los sintes analógicos. Todo un ‘guiño’ a la moda modular.

No parece que esta tendencia vaya a disminuir. Se suma la propuesta de Doepfer, que en enero de 2014 presentará un nuevo chasis modular de bajo coste. Se trata de una unidad de pequeña cabida (pequeña comparada con otras) pero que es un primer paso asequible para construir un modular 100% personalizado.

Un chasis vacío con espacio de 84 HP (son las unidades con la que se miden este tipo de modulares) y altura de una única fila. El acabado es en madera sin barnizar (permitiría un ‘tuning’ total del aspecto si el comprador es capaz de usar un pincel o un spray).

Doepfer A-100LC3

Cuenta con alimentación (1,2 Amperios a través de un módulo exterior incluido en el precio, puesto que el transformador no cabría internamente). Dentro del chasis encontramos un bus Doepfer preparado para recibir los módulos que deseemos adquirir de entre la amplia colección de la propia Doepfer o bien de terceras partes compatibles con este bus.

Se acerca así a casi todos la posibilidad de crear ‘nuestro’ propio modular. Lástima que los reyes se celebran antes de que esté en el mercado.

Más información | Doepfer

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar