Informática musical

18 minutos de Monome

Siempre que se habla de Monome, se dice que es diferente. Que es especial. Que hay algo en él que trasciende sobre lo que un instrumento electrónico puede ser, tanto en su diseño como en el concepto que carga. Pero en términos de sonido, ¿qué significa todo eso?

En el vídeo de la parte superior se aprecian fracciones de la presentación de diversos artistas, todos con Monome como parte de su Live set y reunidos para la denominada Monomeet, un evento reciente realizado por el colectivo Interface LA, el cual reúne artistas que utilizan medios digitales para creación y manipulación tanto de vídeo como de música.

Durante más de 18 minutos se recorren todo tipo de estilos donde se demuestra de muchas formas el nivel de expresividad que puede llegar a lograr el hecho de que el usuario tenga control total sobre la máquina misma. Aunque ya tiene sus años, el Monome aún nos sirve para recordar que la versatilidad de un controlador no se basa necesariamente en la variedad de elementos para controlar sonidos, sino en la variedad de opciones que tenga el usuario para conectarse con el aparato, aunque de por si la estructura de rejilla aportó una gran cantidad de nuevas opciones a los artistas.

Sin embargo, más allá de lo que un controlador de estas características pueda ofrecer; más allá de su diseño simple y minimalista, el Monome presenta opciones abundantes gracias a que el usuario no se limita a usar lo que el fabricante brinda, sino que puede hacer de la herramienta lo que quiera, modificarla para su beneficio, por el hecho de ser Open Source, que se traduce en libertad del usuario dentro de la máquina.

O que lo diga stretta!

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
0
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar