Sintetizadores

40 señales de la adicción por los sintetizadores

Loco por los sintetizadores

La obsesión por los sintetizadores es una patología mal documentada que afecta a muchos hispasónicos. Al igual que otras adicciones, compromete su economía y relaciones sociales a cambio de entrar en contacto con el nirvana sonoro.

Pues bien, desde hace ya tiempo circula por internet una lista anónima de 40 señales que nos alertan de la presencia de un adicto a los sintes. Nos hemos permitido traducirlas y publicarlas aquí, por si os encontráis a uno de ellos y tenéis que llamar al 061.


Sabes que eres un adicto a los sintes cuando...

40. No sólo das palmas al ritmo de los intermitentes de tu coche, sino que sabes a cuántos BPM parpadean.

39. Vas a un concierto sinfónico con tu novia, y mientras ella escucha esa música, tu calculas la polifonía requerida para reproducirla.

38. En tu trabajo, además de las bandejas de entrada y salida de documentos, tienes otra etiquetada como "Thru".

37. En las últimas navidades sincronizaste las luces del árbol con tu TB-303.

36. El acelerador de tu coche tiene aftertouch.

35. Tu gata se llama Octava.

34. Esperas que la frecuencia de corte de tu puerta cambie cuando giras el pomo.

33. Tu novia le pone una peluca a tu sinte favorito para que entiendas cómo se siente ella.

32. Sales de tu estudio y descubres que tu familia se ha mudado y no tienes ni idea de por qué.

31. Te has tatuado "frecuencia" y "resonancia" en tus pezones (no preguntes dónde está el pitchbend).

30. El nuevo novio de tu hija tiene tatuajes, va en una Harley y no tiene trabajo. Pero te da igual, porque se llama Roland.

29. Te llevó dos días grabar y producir el mensaje de tu contestador.

28. No hay sofá, mesas o sillas en tu apartamento; solo racks, mesas de mezcla, teclados, cables y alimentadores.

27. Usas cajas de graves como patas de mesa.

26. Es peligroso moverse de noche por tu salita (ver punto 28).

25. Hay una pelota amarilla gigante en el cielo, y no estás seguro de lo que es, pero cuando sales de casa te quema la retina y hace arder tu piel.

24. Actualizas compulsivamente los anuncios clasificados a la espera de la ganga definitiva.

23. Nunca respondes el teléfono (quizá para asegurarte de que la gente escucha el mensaje del punto 29).

22. Escuchas "Oh no, otro más no" y sabes a qué se refieren.

21. Te gusta sentarte en la oscuridad y mirar todas esas lucecitas parpadeando y brillando.

20. Te pones nervioso cuando escuchas la palabra "profeta" (Prophet) en la misa del domingo.

19. Prefieres manosear los potenciómetros de tu sintetizador a tu novia.

18. Por alguna razón, no has sido capaz de ahorrar un poco para comprar ropa en dos años, pero has gastado miles de euros en comprar sintes y equipos.

17. Tu novia se va a la cama y tú vas a tu estudio.

16. Tus amigos te dicen "¿vas a pagar XXX por esa basura?" y tú te ofendes.

15. Puedes diferenciar de oído un filtro de 12dB y otro de 24dB.

14. Prefieres los electrodomésticos analógicos a los digitales porque "funcionan mejor".

13. Te planteas si existirá un implante neural de 24 dB para filtrar tu creciente problema de tinnitus.

12. Diseñas un método para conectar tu secuenciador CV a un relé para disparar la cafetera cada 1.024 pulsos.

11. Cada una de tus prendas tiene un logo de una marca de sintes, y las obtienes gratuitamente acudiendo a las ferias —así te queda más dinero para las cosas importantes de la vida—.

10. Tu novia te abandona y quedas deprimido una temporada, hasta que decides que podrás recuperarla con una canción sencilla y directa al corazón, hecha especialmente para ella —y sigues mezclándola 6 meses más tarde—.

9. Vas a una feria de productos, te acercas a un stand que muestra un nuevo sinte, lo toqueteas 5 minutos, lo declaras como "basura" y vas a contarles a los representantes de la marca cómo funciona, de dónde vienen sus samples, y te ofreces a hacerles mejores samples con tus sintes analógicos. Ellos te dan una prenda con su logo, a condición de que desaparezcas (ver punto 11).

8. Las marcas de sintes te llaman a ti para recibir soporte técnico.

7. Lo primero en lo que piensas tras el sexo es en encender tus sintes.

6. Te encantan los juguetes electrónicos parlantes e intentas manipularlos para que digan tacos o ruidos extraños que puedas samplear.

5. Sueñas con encontrar un Moog por 50 dólares en un mercadillo, y a partir de ese momento, te detienes en cada mercadillo que ves.

4. Llevas una foto de tu modular en la cartera para enseñársela a todo el mundo.

3. Tu factura de la luz tiene tres dígitos.

2. Tienes un microondas montado en rack.

...y la señal número 1 de que eres un adicto a los sintetizadores:

1. Has entendido cada término y broma utilizados en este artículo.

¿Te gustó este artículo?
31
Comentarios

Regístrate o para poder comentar