Informática musical

Addictive Drums: pistas de batería con solidez y prestaciones

Addictive DrumsDentro de la amplia oferta de instrumentos virtuales diseñados para construir pistas de batería, Addictive Drums de XLN Audio destaca rápidamente al leer la lista de requerimientos. Dejando de lado la calidad totalmente profesional de sus sonidos y funciones, el programa sólo demanda 3 Gb de espacio de disco duro para colocar el total del contenido de su biblioteca de sonidos. Al comparar este requerimiento de almacenamiento con los de otros programas, que toman 50 GB y más, sabemos que el programa tiene, inicialmente, un muy buen punto a favor.

Esto es porque, gracias al diseño del programa y a una tecnología propietaria de compresión de datos, Addictive Drums sólo toma una pequeña parte del disco para ofrecer un enorme potencial de sonidos.


Sonidos y muestras alternativas

La biblioteca de programa está formada por tres kits de baterías completos: Sonor Designer, DW Collector’s Series y Tama Starclassic. En forma adicional, se dispone también de muestras de cajas famosas y platillos de distintas marcas y características. La empresa tambi{en comercializa paquetes de expansión con los que se puede ampliar la cantidad de sonidos disponibles.

Los diseñadores del programa han optado por incorporar muestras alternativas en lugar de ofrecer un gran número de samples correspondientes a diferentes capas de intensidad. De hecho, el programa ofrece entre 12 y 16 capas diferentes de samples que se combinan con las muestras alternativas.

Según la empresa esta determinación surge luego de realizar estudios en donde descubrieron que resulta mucho más importante disponer de muestras alternativas que contar con mayor cantidad de capas o layers asociadas al parámetro Velocity. Como resultado, Addictive Drums ofrece menor cantidad de capas – BFD2 ofrece 96 capas para cada sonido – pero en cada capa coloca mayor cantidad de muestras.

La idea es que el usuario obtenga más realismo. Por ejemplo, si alguien golpea utilizando la misma intensidad, Addictive Drums ofrece aproximadamente 5 muestras alternativas en lugar de sólo una, como sucede en otros programas similares.

Addictive Drums


Ventana principal

La interfaz gráfica del instrumento está organizada en tres sectores. El panel superior se utiliza para administrar programas y cargar kits de batería; mostrar información. Sobre la parte derecha presenta los cuatro botones que dan acceso a las tres páginas de ajuste del programa y a la página de archivos MIDI incluidos.

El módulo central está ocupado por los parámetros de ajuste correspondientes a las secciones elegidas con los cuatro botones del panel superior.

Finalmente, el panel inferior presenta la simple pero efectiva mezcladora del programa (ver imagen anterior).

Posibilidades de sonido

Cada cuadro de la página Kit muestra un sonido y una serie de botones que se utilizan para cargar otro instrumento; cambiar de kit; establecer el modo Mute o Solo; ajustar volumen, y para acceder a la página de edición.

Sólo es posible utilizar la disposición de sonidos asignada por el programa; esto significa que no es posible crear esquemas de batería con dos bombos o dos cajas. El usuario puede elegir cualquier bombo, redoblante, toms, etc., pero no puede incrementar la cantidad de elementos dentro del kit.

La página Edit muestra las parámetros de edición disponibles para cada sonido. Más allá de utilizar el botón Edit, la mejor manera de ingresar a la edición de un sonido en particular es empleando el pequeño botón E ubicado en cada cuadro de la vista Kit.

Dentro de Edit se dispone de una curva de afinación, otra de volumen y un filtro que permiten lograr control fino de cada sonido.

Addictive Drums

Los sonidos de bombo y redoblante ofrecen la posibilidad de ajustar la mezcla entre los dos micrófonos utilizados, permitiendo conseguir excelentes variaciones para lograr mayor o menor presencia, sin la necesidad de utilizar el compresor o ecualizador. Ver figura 2.

Mezclador y efectos

El mezclador posee la configuración habitual para este tipo de instrumento. Además, se dispone de un bus estéreo suministrado para crear procesos especiales de mezcla.

Cada canal posee efectos de inserción y de envío. El panel de efectos de inserción presenta cuatro procesadores: Compression, Distortion, EQ y Saturation. El bus estéreo y el canal Master cuentan con dos procesadores más: Tape y Filter.

En lo que respecta a los efectos de envío, Addictive Drums posee dos procesadores de reverberación separados de manejo sencillo y resultados efectivos.

El diseño de todos los efectos, en especial, considerando el rango de operación de sus parámetros, facilita su operación y permite obtener muy buenos resultados en muy poco tiempo.

Como era de esperar Addictive Drums permite enviar cada parte del kit de batería a una salida de audio independiente para su tratamiento individual.

Para evitar asignaciones que pueden resultar complicadas para algunos usuarios, el programa posee un diseño de salidas preasignadas que facilita la operación.

Observando la parte inferior de cada canal del mezclador se visualiza un pequeño botón que muestra la imagen de una flecha apuntando hacia abajo. Presionando ese botón el canal pasa a su salida independiente preasignada.
Al utilizar las salidas independientes, cada cuerpo aparece en un canal separado del mezclador de secuenciador utilizado, pudiendo en consecuencia, procesar cada sonido con los plug-ins instalados en el sistema y que habitualmente se utilizan en el secuenciador.

Por último…

La calidad de sonido y el “feel” de los archivos MIDI incluidos hacen una combinación de primer nivel. Se suma a eso, la posibilidad de arrastrar cualquier bucle, directamente desde el explorador hacia una pista MIDI del secuenciador utilizado, logrando así facilitar las tareas de producción de una pista de base rítmica.
Inicialmente, el sonido de la batería presenta un aspecto de limpieza quirúrgica, factor que alguien podría considerar como “falto de vida”, pero esa sensación se puede cambiar utilizando el mezclador para modificar el nivel de los micrófonos de ambiente. El usuario puede llevar el sonido de la batería para adaptarlo a cualquier situación musical.

Addictive Drums se destaca por su interfaz de usuario simple y directa. Cada sección del programa ofrece comprensión inmediata que anula la sensación de encontrarse perdido en medio de innumerable cantidad de clics para llegar a cumplimentar un requerimiento.

El programa permite crear presets con diferentes asignaciones que reducen el tiempo de asignación a la demora de un clic.

A diferencia de otros softwares similares, Addictive Drums opera con sus propias asignaciones de notas MIDI, y no guarda compatibilidad General MIDI, hasta la versión 1.0. No obstante, la empresa señaló que las futuras versiones incluirán soporte GM.

Si bien esa característica no significa ningún problema al trabajar con la biblioteca de más de 3000 archivos MIDI, representará un inconveniente a salvar a la hora de incorporar archivos externos, siendo necesaria la intervención manual del usuario para adaptar los números de notas. Por supuesto, en caso de optar por adquirir paquetes de archivos desarrollados por empresas, habrá que tener en cuenta esta característica.

Dentro de poco tiempo, la empresa Odd Grooves lanzará sus paquetes de excelentes grooves en versiones compatibles con Addictive Drums.

El programa está disponible para PC y Mac en plataformas VST, AU y RTAS. Para ejecutarlo en PC se necesita Windows XP/Vista, un procesador de 2GHz, 1.5Gb de memoria RAM y 3 Gb de espacio en disco. En Mac, OSX 10.4/10.5, un procesador G5 o IntelMac, y los mismos requerimientos de memoria y disco duro.
Se aprecia un pedido un tanto elevado de memoria teniendo en cuenta esta clase de programa, pero el diseño de este instrumento contempla la carga del kit completo en memoria RAM para liberar al disco para otras tareas.

Vídeo demostrativo

Addictive Drums | Más vídeos demostrativos | Versión demo para PC y Mac

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar