Informática musical

Joshua Bell Violin, un genio y su Stradivarius en nuestro ordenador

Hoy damos un vistazo a una librería que desde su lanzamiento ha provocado muchísima atención, y, más que una librería, estoy tentado de decir que es un instrumento: The Joshua Bell Violin de Embertone.

¿Por qué digo que es un instrumento? Lo primero, porque obviamente es una librería que está dedicada a un solo instrumento solista, el Stradivarius de Joshua Bell. Por otro lado, porque la programación de la librería está totalmente enfocada a que sea muy tocable, y podamos interpretar líneas de violín y cambiar de articulaciones en tiempo real y con poco esfuerzo.

Embertone es una pequeña compañía de desarrollo de librerías para Kontakt, que desde sus inicios ha estado dedicada fundamentalmente a los instrumentos solistas, especialmente de cuerda. Desde el lanzamiento del Blakus Cello, han completado un quinteto solista de instrumentos de cuerda que siguen estando entre los mejores, siempre con una programación muy cuidada y flexible y con un vibrato modelado muy realista, dado que el vibrato es un elemento indispensable en los instrumentos de cuerda, sobre todo. Os recomiendo pasar por su web, porque además tienen unos cuantos instrumentos gratuitos bastante curiosos.

Esta librería da un paso más allá, porque han contado con Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo, y su preciado violín. Para quienes no sepáis quién es Joshua Bell, centra su actividad en el circuito clásico, donde toca de forma habitual con las mejores orquestas y directores del mundo desde su debut con 14 años bajo la batuta de Ricardo Muti. Le habéis oído en las bandas sonoras de El violín rojo o Ángeles y Demonios. También es un gran intérprete de música de cámara, y si me permitís una sugerencia para escucha, os recomiendo que disfrutéis del disco French Impressions, grabado en compañía del maravilloso pianista Jeremy Denk.

Joshua Bell
Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo.
Embertone.com

Para una librería de instrumento solista como ésta, también es importante el instrumento utilizado, y en este caso no es ni más ni menos que el mismísimo Stradivarius Gibson-Huberman de Joshua Bell, construido por Antonio Stradivari en Cremona en 1713 (exacto, ¡tiene la friolera de 304 años!) y que costó algo menos de cuatro millones de dólares hace unos años.

Como es natural, este instrumento y este intérprete merecían un cuidado especial por parte de los desarrolladores, y nos ha alegrado comprobar que el tiempo dedicado a esta librería ha merecido la pena. Veremos a continuación cómo y por qué.

¿Qué es The Joshua Bell Violin?

The Joshua Bell Violin es una librería para Kontakt Player 5.6.8 y superior, listo para la integración NKS con los controladores de Native Instruments, con un peso de aproximadamente 9 GB. El instrumento parte de grabar a Joshua Bell y su Stradivarius del año 1713 en los estudios Avatar, e incluye un avanzado sistema de legato, además de multitud de articulaciones. Las articulaciones disponibles, además de incluir las más habituales (legato, staccato, spiccato, trinos o pizzicato), también incluyen sonidos más esotéricos como el legato completo en armónicos, ricochet o sustains Sul ponticello o Sul tasto.

Especialmente llamativas son las posibilidades de personalizar el modo de cambiar de articulaciones, las opciones de humanización para modificar la afinación dependiendo del intervalo tocado, la velocidad y el ataque de la nota, y el sistema para gestionar los cambios de arqueada.

Descarga, instalación e interfaz

La librería está disponible en la página www.embertone.com, para descargar a través de la aplicación Continuata, un gestor de descargas que permite pausar y reanudar y que se encarga de que todas las partes de la librería se descarguen sin que prestemos atención. Una vez descargados los archivos en nuestro disco duro, basta extraer los volúmenes en .rar de los samples, y también por separado dos archivos comprimidos que contienen los instrumentos y la documentación.

Una vez extraída la librería, pasamos a registrarla con el número de serie que nos facilita Embertone por correo electrónico a través de Native Access, el nuevo gestor de Native Instruments. La verdad es que el sistema de Native Access es rápido y muy cómodo, basta introducir el número de serie y ya nos aparece la librería en Native Access y podemos comenzar a utilizarla. Eso sí, la desventaja es que ahora ya es imprescindible estar conectado a internet para activar nuestras librerías, cosa que resulta bastante molesta para usuarios que no tengan su máquina principal conectada a internet permanentemente (que es mi caso, soy de los raros que no tiene conectado el ordenador “musical” a internet).

La interfaz es elegante, esa es la mejor manera de describirla. Básicamente encontramos un diseño central circular que nos muestra la articulación que estemos usando en ese momento, junto con dos deslizadores a ambos lados que nos indican la dinámica y el vibrato en tiempo real. Justo debajo están las tres páginas principales del instrumento: carácter, intuición y control.

Ventana principal
Vista principal de la interfaz del instrumento, con las tres pestañas de detalle en la parte inferior.
Embertone.com

El instrumento en estado puro

El sonido: legato y vibrato

Lo primero que probamos al cargar el violín Joshua Bell es su sonido, claro. Basta con tocar unas cuantas notas y un par de frases musicales para darnos cuenta de que el sonido es fantástico. La calidad y limpieza de las muestras es máxima, y sobre todo, basta con ponerse a tocar, por dos razones: la primera es que el instrumento por defecto está siempre en modo legato, por lo que sin pulsar nada ya podemos tocar líneas y melodías, y la segunda es que la librería implementa diferentes tipos de legato de forma muy intuitiva. Hay que tener en cuenta que se ha muestreado 6 tipos de legato, todos ellos con vibrato y sin vibrato, y con varias capas de velocidad, por lo que el script que maneja el legato para que sea totalmente suave y se adapte a nuestra manera de tocar es un buen logro de programación.

Me voy a detener un poco en el legato para que veamos cuál es la importancia de grabarlo y programarlo bien en una librería como ésta. En un instrumento de cuerda frotada, como el violín, hay diferentes maneras de tocar legato, dependiendo de la elección de la posición de la mano del intérprete y por lo tanto de si las notas ligadas van sobre la misma cuerda o cuerdas diferentes, y también dependiendo de la arqueada. Un grupo de notas pueden tocarse ligadas con el arco, tocando todas en la misma arqueada, y el cambio de arqueada sirve para tocar las notas detaché, o para enfatizar alguna nota. De hecho, la dirección de la arqueada arriba o abajo influye en el timbre de las notas.

De ahí que las librerías de instrumentos de cuerda intenten reflejar estas maneras de tocar legato. En Joshua Bell Violin el legato más habitual es el que la librería denomina Slur, en el cual la mano izquierda toca las notas en las cuerdas correspondientes y la ligadura se ejecuta con el arco (tocando todas con una misma dirección de la arqueada). También se incluyen los otros dos tipos más habituales de legato, el cambio de dirección de la arqueada (bow change), que hace que la nota ejecutada justo a continuación del cambio de arqueada tenga un ataque diferente, más pronunciado, y el legato portamento, que liga dos notas deslizando el dedo sobre una misma cuerda (como se haría en una guitarra, por ejemplo), produciendo un sonido muy característico en los instrumentos de cuerda.

Para esta librería se han muestreado estos tres tipos de legato de forma diferente para tocar pasajes lentos y rápidos, y además se ha incluido el legato sobre una misma nota. En el violín, igual que en muchos otros instrumentos de cuerda, es posible tocar las notas en diferentes posiciones del diapasón, cambiando de cuerda. Por este motivo, es posible repetir la misma nota ligada, bien cambiando la digitación de la nota y manteniendo la dirección de la arqueada, bien cambiando la dirección de la arqueada manteniendo la misma nota pulsada. Estos dos tipos de legato de repetición se han muestreado, ya que es un tipo de legato que habitualmente se ha echado de menos en librerías de cuerdas, y más aún en librerías de instrumentos solistas. La repetición de nota ligada cambiando la arqueada se he muestreado para pasajes lentos y rápidos, y aparte de ha muestreado un legato sobre la misma nota llamado “emocional”, que lo que hace es un pequeño portamento sobre la misma nota sin cambiar la dirección de la arqueada. En total, hay seis tipos de legato, cada uno de ellos con sus respectivas capas de velocidad: 4 en las notas sostenidas y 3 para todos los intervalos legato. Una barbaridad.

¿Y qué es lo mejor de todo esto? Que tocar los diferentes tipos de legato es fantásticamente fácil en la librería si es lo que uno desea, y poniendo mucho más énfasis en la interpretación y no en los aspectos técnicos o en usar keyswitches, podemos obtener una frase que no sólo suene bien, sino que sea musical y suene humana. También, si uno quiere entrar hasta el último detalle, es posible personalizar la manera de disparar prácticamente todo desde la pestaña Intuición (lo veremos con un poco más de calma más adelante).

Aquí tenéis un tema que utiliza tanto el legato en armónicos al comienzo, como los diferentes tipos de legato y vibrato, para que os hagáis una primera idea de cómo suena la librería, claro.

Otro de los aspectos esenciales en los instrumentos de cuerda son el ataque de y la liberación de las notas y el vibrato mientras la nota está sonando. Un violinista tiene muchas, muchas maneras de atacar las notas, dependiendo del ángulo del arco al tocar las cuerdas, la fuerza, la posición más alta o baja respecto a las cuerdas, y otro sinfín de cosas Esto afecta tanto al ataque de las notas (más dulce, más agresivo, más duro o más blando) como a la liberación de la misma. Embertone ha muestreado 4 capas dinámicas para los niveles de ataque y liberación de las notas, además de 2 modos más líricos de liberación.

Además, y como extra, la posición del arco también se ha tenido en cuenta, dado que la librería incluye articulaciones tanto con Sordino, como Sul Ponte y Sul Tasto. El sordino, aplicable a todas las articulaciones, es simulado después de estudiar acústicamente el Stradivarius de Joshua Bell, en cambio todas las articulaciones Sul Ponticello y Sul Tasto son muestreadas. Estos dos estilos de interpretación se consiguen tocando con el arco más cerca del puente o más cerca del diapasón en lugar de en su lugar habitual sobre la caja de resonancia. En el primer caso se produce un sonido agresivo y estridente, y en el segundo un sonido muy dulce y meloso.

Articulaciones
Al pulsar en la parte de la interfaz accedemos a la pantalla que nos informa de las articulaciones disponibles.
Embertone.com

Todas estas opciones, junto con el avanzado sistema de legato y el vibrato, hace que líneas somo las del ejemplo anterior suenen más realistas que nunca en un instrumento virtual. Y hablando del vibrato…

El vibrato es parte esencial del sonido de un violinista y de su interpretación. De cuanto y con qué velocidad lo ejecuten, de las notas que deciden tocar con más o menos vibrato, y, sobre todo, de cómo evoluciona el vibrato sobre una misma nota. Al sostener una nota, los violinistas suelen arrancarla con menos vibrato, incrementarlo paulatinamente y justo antes de liberar la nota reducen el vibrato para “soltar” la nota suavemente (salvo indicación contraria de la partitura).

La librería incorpora dos tipos de vibrato que funcionan simultáneamente. Por un lado, el vibrato natural tal y como lo interpreta Joshua Bell, y por otro lado el famoso vibrato simulado de Embertone, que permite graduar su intensidad como haría un músico real. Ambos vibratos funcionan a la vez de forma bastante ingeniosa. Dado que el vibrato se controla por defecto con la rueda de modulación, colocarla cerca del máximo antes de tocar una nota hace que dicha nota se reproduzca con el vibrato natural de Joshua Bell, pero si movemos la rueda de modulación hacia abajo antes de tocar la nota, se dispara el vibrato simulado que podemos incrementar y disminuir a nuestro gusto al tocar la nota. La verdad es que el sistema es muy bueno y con un par de minutos para acostumbrarnos nos permite interpretar las notas con mucha variedad de vibrato, y así acercarnos más aún a lo que hace un instrumentista real. Muy buen sistema.

Los sistemas de control del comportamiento del instrumento

El estado por defecto del instrumento es el sustain/legato (de hecho, ni siquiera aparece la palabra legato en ninguna parte de la interfaz, porque la articulación sustain ya incluye todas las transiciones y tipos de legato). Para consultar el resto de las articulaciones basta con pulsar sobre el círculo central de la interfaz y accederemos a las muchas articulaciones disponibles, tanto en su ejecución normal, como con Sordino, Sul Tasto o Sul Ponticello.

El método para cambiar de articulaciones es a través de Keyswitches, pero hay tres maneras de utilizarlas, a elección del usuario. La primera de ellas sería la manera más habitual, keyswitches Permanentes (latching en la librería), de modo que pulsar un keyswitch hace que todas las notas siguientes se reproduzcan con la articulación seleccionada, hasta que pulsemos un keyswitch diferente.

Sin embargo, los dos modos más habituales de la librería son los modos Momentáneo e Instantáneo. El modo Momentáneo hace que, según pulsamos y mantenemos pulsada la tecla del keyswitch, todas las notas pulsadas a continuación se reproduzcan con la articulación seleccionada. Una vez que levantemos la tecla del keyswitch, el instrumento vuelve a la articulación por defecto.

El modo Instantáneo es similar, pero con una diferencia importante, en este caso mientras mantengamos la tecla del keyswitch pulsada, funciona como el modo Momentáneo, pero si ya está sonando una nota al pulsar el keyswitch, se dispara la articulación correspondiente de forma inmediata, haciendo un crossfade imperceptible si es necesario. Por ejemplo, es posible estar tocando una nota sostenida, pulsar el keyswitch del crescendo (una de las articulaciones dinámicas incluidas en la librería), y nuestra nota se convertirá en un crescendo tocado por Joshua Bell, con su correspondiente modificación del vibrato. Si a mitad de un crescendo queremos seguir nuestra línea melódica, basta con que soltemos el keyswitch y pulsemos la siguiente nota, y esta será legato de nuevo. Otro ejemplo, sostener una nota y pulsar el keyswitch del armónico, la nota se convertirá en su armónico mientras mantengamos pulsado el keyswitch, y volverá a ser normal cuando lo soltemos.

Este es mi modo favorito de usar la librería, porque da la máxima flexibilidad a la hora de intercambiar articulaciones, aunque la mayoría de librerías orquestales no están programadas con keyswitches momentáneos o instantáneos. Me he acostumbrado muy rápidamente a este sistema, sobre todo porque le veo dos ventajas. La primera es que, en total, tienes que pulsar la mitad de keyswitches, ya que no es necesario pulsar la tecla original para volver a una articulación. La segunda es que, con este sistema, se acaba el problema de que el secuenciador no reproduzca la articulación correcta si uno pulsa play en mitad de un compás donde no está la keyswitch. Con este sistema, la “nota” del keyswitch temporal siempre está debajo del registro del instrumento, por lo que se inicie la reproducción donde se inicie, siempre va a sonar la articulación correcta. Y además, la posibilidad de cambiar haciendo crossfade entre una nota sostenida y un crescendo o decrescendo es increíblemente musical.

Página control
Al pulsar la edición de alguno de los presets de Control, podemos parsonalizar cada uno de los elementos del instrumento.
Embertone.com

Todos los ajustes necesarios para el control del instrumento se realizan, adivinad, en la pestaña Control. Aquí podremos optar por cualquier de los métodos de control preconfigurados, editar cualquier de ellos, o empezar desde cero. Todas las articulaciones de la librería pueden asignarse libremente a CCs, keyswitches (en sus tres modos), pueden usarse keyswitches dinámicas, que dependiendo de la velocidad MIDI de la nota pulsada como keyswitch dispara una articulación u otra, e incluso a la rapidez de ejecución, estableciendo los intervalos en milisegundos. Todo un arsenal de control si queremos ensuciarnos las manos y meternos a fondo para personalizar el comportamiento del instrumento.

Mi recomendación es utilizar uno de los ajustes preconfigurados y a partir de ahí editar los elementos que queramos. A modo de ejemplo, una de las primeras cosas que hice fue cambiar el estado por defecto del instrumento, que es el legato con cambio de arqueada. En mi humilde opinión, el estado por defecto debe ser el legato Slur (ligado en la misma arqueada). De esta manera me resulta más sencillo articular las líneas: el estado por defecto el legato en la misma arqueada, y coloqué las velocidades por encima de 100 para disparar el cambio de arqueada. Muy visual y sencillo en el piano roll. También cambié prácticamente todas las articulaciones al modo Instantáneo.

Aquí os dejo un segundo tema, más que nada porque me encanta esta pieza de Debussy, y aunque aún no es como si un violinista real la tocase, cada vez estamos más cerca. Intentar hacer una pieza clásica siempre es una buena manera de probar muchas de las articulaciones de la librería y familiarizarse con su manejo.

Carácter

Quería hacer una última mención a la pestaña que nos falta, la pestaña de carácter. Esta pestaña nos permite escoger entre varios ajustes de sonido del instrumento y la reverb por convolución que deseemos aplicarle. Es muy sencilla, en la parte derecha tenemos diferentes ajustes del “carácter” (desde el sonido natural, a uno más oscuro, más delicado o más agresivo, entre muchos otros), y en la parte izquierda diferentes impulsos exclusivos para la reverb por convolución incluida en Kontakt, desde salas de concierto, a impulsos de estudio o de catedral.

Los ajustes de carácter son sutiles, pero le dan un plus al instrumento sin necesidad de liarnos con EQ o compresores externos al instrumento. Los impulsos de la reverb suenan bien, aunque no soy especialmente fan de la reverb por convolución incluida en Kontakt, y prefiero asignar la reverb Studio del instrumento (muy corta) para dar la sensación de algo de espacio, y después añadir una cola de mi reverb externa. Cuestión de gustos.

Es importante puntualizar que para aquellos que utilicen soluciones de posicionamiento (tipo VSS) o simplemente prefieran mezclar con control total, es posible dejar el instrumento seco como la mojama, simplemente bajando a cero el envío de la reverb en la esquina del instrumento.

Interfaz Carácter
En la pestaña Carácter podemos cambiar el tipo de reverb y el sonido del instrumento.
Embertone.com

En resumen...

Las posibilidades de control y personalización que tiene Joshua Bell Violin excede el tamaño de esta review, yo aún estoy aprendiendo cosas y llevo unos días con la librería. Lo esencial de Joshua Bell Violin es que ofrece un sonido incomparable (el del propio Joshua Bell y su Stradivarius Gibson-Huberman), un legato fantástico capaz de aguantar desde líneas líricas hasta escalas rápidas, y un sistema de gestión de las articulaciones y una libertad de configuración para el usuario que, una vez probado, se echa de menos en otras librerías.

Siempre se dice que las librerías de instrumentos solistas son las que más lejos están aún de su contrapartida real, y es cierto, pero instrumentos como este hacen que la distancia se vaya acortando.

Hay varios instrumentos de cuerdas solistas en el mercado, cada vez más, dado que hasta hace no tanto era un terreno poco explorado, y puedo decir confiadamente que Joshua Bell está claramente entre los mejores. ¡Lástima que lleguen tarde para citar en el estudio de grabación a Rostropovich o a William Primrose!

Pros

  • El sonido de Joshua Bell, cómo no. Una sencilla línea legato con el vibrato original suena bonita, simplemente.
  • Muchísimas articulaciones disponibles, incluyendo rarezas como superflautando o legato en armónicos.
  • Una capacidad de control casi ilimitada en cuanto al comportamiento del instrumento. Todo puede asignarse a cualquier control para ajustar el instrumento de nuestras preferencias de interpretación, aunque si queremos tirar de presets, no necesitamos nada más para empezar a tocar.

Contras

  • La cantidad de posibilidades y articulaciones hace que podamos ajustar los detalles de programación hasta el infinito. Y la verdad es que esto es inevitable si queremos conseguir un fraseo realista para una pieza como una sonata de violín.
  • No es importante y se cambia en 5 segundos, pero no entiendo, musicalmente hablando, por qué el legato con cambio de arqueada es el que aparece por defecto. Los violines no funcionan así…
  • Precisamente por la cantidad de opciones y de maneras de utilizar el instrumento, el manual podría ser un poco más extenso y con más explicaciones y ejemplos (sí, ¡para algunas cosas tuve que mirar el manual!)

Detalles y requisitos

Librería para Kontakt Player versión 5.6.8 o superior y 9 GB de contenido. Es posible solicitar un patch legacy a Embertone si deseamos utilizar la librería en la versión full de Kontakt versión 5.4.1 o superior. Si ya tenemos todo actualizado, no es necesario y la librería se carga en la Library tab de Kontakt. Es compatible con el formato NKS de Native Instruments.

Contiene la interpretación de Joshua Bell y su Stradivarius, y ha sido grabada en los estudios Avatar de Nueva York (aunque ahora pertenecen a Berkley), e incluye un sistema inteligente para gestionar los 6 diferentes tipos de legato y todas las articulaciones incluidas (muchas de ellas en versiones normales y también Sul Ponte y Sul Tasto).

Más información, demos y vídeos en www.embertone.com

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios

Regístrate o para poder comentar