Informática musical

RE-visión de los nuevos plug-ins de Reason

En este artículo...

    Hace casi 12 años que salió la primera versión de Reason y, en ese tiempo, siete han sido las actualizaciones importantes que han ido añadiendo nuevas funciones al programa. De entre todo tipo de mejoras, las mas llamativas, las mas esperadas y deseadas por sus usuarios han sido siempre los nuevos dispositivos que se iban añadiendo al rack, los nuevos instrumentos y efectos desarrollados por Propellerheads que ampliaban la paleta sonora y nuestras posibilidades para crear música.

    Pero en junio, con la nueva actualización 6.5 se presentó una nueva mejora: Reason sería ahora compatible con los Rack Extensions, un nuevo formato de plug-in exclusivo que permitía a terceras compañías ofrecer a los usuarios nuevos dispositivos para añadir al rack.

    Para un usuario de Reason, debe parecerle vertiginosa la velocidad a la que ahora aparecen nuevos dispositivos, pues si en los primeros 11 años de Reason el programa había acumulado un total de 42 dispositivos, en los últimos 4 meses esa cifra se ha duplicado y ahora ya son 87. Está claro que hablando de cantidad, las cifras son excelentes y que si no fuera por Rack Extensions, de haber seguido al ritmo anterior, habríamos tenido que esperar hasta algo pasado el 2030 para ver ese número de dispositivos disponibles en nuestro rack.

    ¿Pero que podríamos decir de estos Rack Extensions desde otros puntos de vista, importantes para un usuario de Reason como ciertos estándares que hasta ahora había mantenido Propellerheads, como la calidad sonora, la interfaz gráfica, la usabilidad, el consumo de CPU, la originalidad de las propuestas o el precio?

    Se puede resumir en tres palabras: hay de todo.

    Calidad sonora y consumo de CPU

    Una de las bazas de Reason ha sido siempre los pocos recursos que consumía; los requisitos mínimos de sistema para Reason 6 eran un Intel Pentium 4 y 1 GB de RAM para PC, requisito que ha aumentado a 2 GB con la adición de Rack Extensions en la versión 6.5. Aún así seguimos hablando de unas condiciones muy poco exigentes que podría cumplir cualquier ordenador que tuviera unos 10 años.

    Lo que no se dice es que una cosa es utilizar Reason con sus dispositivos y otra muy diferente es utilizar algunos de estos Rack Extensions de forma intensiva, de modo que puede que al cargar alguno de los nuevos dispositivos nos planteemos la compra de un nuevo ordenador.

    Por ejemplo, reconozco que TSAR 1, la reverb de Softube tiene un gran sonido, pero cuando la uses, recuerda que consume unas 10 veces mas que la RV7000. Si no tienes una computadora de última generación, será mejor que no te dediques a cargar TSAR por inserción sin control.

    Está claro que el consumo de CPU no va ligado al propio formato RE, la reverb de U-he, Uhbik A tiene un consumo similar a la RV 7000, aunque también un sonido mas artificial si se compara con las TSAR. Así que será cuestión de la función y de las necesidades que decidamos abrir una u otra reverb.

    Usabilidad e interfaz gráfica

    Cuando salió Reason, la razón (valga la redundancia multilingüe) para apilar los dispositivos en un Rack virtual, con sus tornillos por delante y sus cables por detrás, era según Propellerheads la de tener un entorno que fuera fácil y rápido de entender para quienes ya conocieran el funcionamiento del hardware en el que se basaban sus aparatitos.

    Hay que tener en cuenta que hace 10 años era mas habitual encontrarse extraños softwares cuyos requisitos mínimos no eran tanto la potencia de tu ordenador como que llevaras bata blanca en el laboratorio de ciencias y que por otro lado no era tan habitual que alguien que se dedicara a esto de la música con tecnología, no tuviera algún cacharro real, es decir, lo de reducir tu equipamiento a un pc con un controlador midi y unos cascos, algo tan utilizado hoy, no era una alternativa seria a finales del siglo XX.

    Reason ha mantenido durante todos estos años ciertas convenciones gráficas que hacen que uno sepa rápidamente manejar un nuevo dispositivo. Pero la llegada de Rack Extensions ha permitido no solo rebajar hasta límites discutibles el realismo de los dispositivos, sino que tampoco es obligatorio el uso de ciertos elementos que hasta ahora habían sido comunes a todo dispositivo colocado en el rack, como el indicador de ruteo interno de la señal de audio en un efecto o los leds indicadores de nivel en la parte frontal de un efecto debajo del conmutador de bypass.

    A los desarrolladores se les ha dado total libertad para utilizar o no la mayoría de estas convenciones. Algunos han mantenido casi todas y otros no han mantenido ninguna. Algunos han seguido con el nivel de realismo gráfico y otras han optado por diseños que no mantienen la coherencia en el rack.

    Originalidad de las propuestas y precio

    Con un sistema cerrado como el de Reason, los usuarios tuvieron que aprender a buscarse la vida para conseguir lo que querían. Cada dispositivo se exprimía al máximo y se le buscaban todas las posibilidades y gracias a Combinator era fácil encontrarse un DeEsser, construido con una EQ y un compresor, o también recuerdo del hilo de combinators hispasonicos, un filtro paso alto, construido con un filtro paso bajo al que se le sumaba la señal original invertida de fase o una reverb construida con el vocoder y el ruido blanco de Subtractor.

    Combinator realmente sirvió (y sirve) para crear muchas cosas que todavía no estaban en Reason y los usuarios mas avanzados podían diseñar complicados montajes que permitían poner en el rack de Reason cosas que se suponía que Reason no podía hacer.

    Cuando Propellerheads sacaba un nuevo dispositivo, fuera mas o menos impresionante, lo importante era que hacía algo que hasta la fecha no se podía hacer y es más, incluso tenía alguna función secundaria que por lo general pasaba desapercibida, pero que los mas avispados podían sacarle mucho jugo haciendo algo en Combinator que hasta entonces no se podía. Así que cuando veo un Rack Extension me fijo mucho en si se trata de un dispositivo que aporta una excitante novedad al rack de Reason o no es mas que otra aburrida repetición de una función que ya existía.

    Junto con esto miro el precio; ¿hasta cuanto podría pagar por un compresor, teniendo en cuenta que Reason cuenta ya con 8 procesadores de dinámica? ¿Cuantos efectos de Chorus necesito tener en mi rack? ¿Aporta algo diferente esa EQ? ¿Lo que hace ese sinte, no puede hacerse en combinator?

    Siendo sincero, hay que decir que muchos Rack Extensions han aportado cosas realmente originales y que muchos otros han aportado funciones avanzadas de cosas que ya existían, pero encuentro alguno que me deja totalmente indiferente y me pregunto si con esos precios, algo que está tan lejos de ser indispensable, se puede volver popular.

    ¿Merecen o no la pena? Bueno, yo ya tengo hecha mi propia idea de qué Rack Extensions merecen más la pena, pero lo mejor de todo es que los usuarios registrados de Reason pueden probar durante 30 días cada Rack Extension así que podéis decidir por vuestra cuenta si merecen o no merecen la pena.

    Mirando al futuro

    Aún queda mucho camino para mejorar esto de los Rack Extensions, teniendo en cuenta que acaban de aparecer y que aún están en su primera versión. Seguro que según evolucione el SDK veremos cosas que ahora ni imaginamos. Y seguro que en futuras versiones de Reason veremos nuevas opciones para organizar estos dispositivos, porque la interminable lista de “Studio FX”, empieza a ser poco manejable.

    Otro punto a mejorar podría ser el de la difusión de canciones en formato Reason que incluya Rack Extensions. De momento es posible abrir un proyecto que alguien te pasa con algun Rack Extension que tu no tienes, simplemente el instrumento o efecto no suena, pero el resto de la canción sigue ahí, puedes editarlo o añadir algo, mandarlo de vuelta y el usuario original al abrirlo tendrá su documento con tus arreglos y sus rack extensions sin problemas. Si necesitaras escuchar el propio rack extension que te falta siempre puedes descargarlo de la tienda y probarlo durante los 30 días, pero no estaría mal que Propellerheads encontrara el modo de que una canción te permitiera escuchar ese rack extensión en modo de solo lectura o algo parecido sin que tenga nada que ver con los 30 dias de demo.

    Parece que el único listón que Propellerheads no ha permitido rebajar ha sido el de la estabilidad, así que por ese punto por suerte no hay ninguna queja y añadir Rack Extensions a nuestras canciones no hará que nos llevemos ninguna desagradable sorpresa, perdiendo trabajos por quedarse nuestro ordenador colgado.

    Así que lo mejor será seguir probando y ver que es lo que estos nuevos juguetitos pueden hacer por nuestra música que es al fin y al cabo, lo que realmente importa.

    Os dejo un par de preguntas: ¿qué impresiones os han causado los Rack Extensions que habéis probado? ¿Alguien tiene ya algún Rack Extensión favorito?

    ¿Te gustó este artículo?
    8
    Comentarios

    Regístrate o para poder comentar