DJ

Review del Denon DN-MC6000 MK2

El MC6000MK2 de Denon llegó el año pasado como lo que parecía ser un parche cosmético de la primera versión de este controlador, que ya había cosechado bastantes éxitos por su calidad de construcción y flexibilidad desde 2011. Aparentemente los cambios del aparato eran méramente de diseño, con cambios en la posición de algunos controles, nuevos colores… pero había más cosas: así como el anterior modelo no estaba diseñado para ningún software específico, el MK2 está diseñado y tiene certificación para Serato DJ e incluso puede aprovechar las funciones de control por DVS de dicho software. Y no sólo es un controlador, es un complero mixer digital autónomo de 4 canales. Pero lo más llamativo de este controlador, y el motivo por el que tenía ganas de probarlo y comentaros mis impresiones, es la enorme cantidad de críticas positivas que recibe en tiendas online que permiten comentar ventas y la gran cantidad de unidades que se venden de este controlador. Y todo ello sin apenas campañas de promoción por parte de Denon. Cosas así te hacen pensar que igual te ha pasado por delante un producto francamente bueno y no te has dado cuenta, así que es mejor probarlo.

Aspecto exterior y controles

Junto con la unidad, en la caja tenemos un transformador de 12V, un cable USB y un CD con drivers Asio para Windows. El aparato es reconocido automáticamente tanto en Windows como en OSX al conectarlo, pero los drivers ASIO que provee el fabricante son necesarios en Windows para aprovechar las posibilidades multicanal y de baja latencia del aparato, algo que en OSX no necesitamos ya que el software emplea siempre CoreAudio. Al sacar el MC6000MK2 de la caja y tocarlo tienes directamente la sensación de estar tocando un aparato construido como si fuera un tanque. Ya se que no es una expresión muy técnica, pero es sencillamente el pensamiento que tienes en la toma de contacto con los casi cuatro kilos y medio que pesa el aparato, algo que no se reproduce con demasiado equipamiento para DJs hoy en día.

El cuerpo del aparato es mayoritariamente de aluminio, quedando el plástico relegado únicamente para los laterales. El ensamblaje del conjunto es magistral, tanto del cuerpo como de todos los controles, que parecen estar firmemente anclados al MC6000MK2. El color es gris oscuro, con la parte donde quedan ubicados los controles del mixer y los laterales de plástico en negro. Las serigrafías de los controles son en blanco bien visible. El logo de Serato está bien visible sobre el crossfader, que a todos les quede claro con quien se ha asociado Denon para sacar adelante este aparato. Todos los botones son en goma traslúcida de tacto agradable y retroiluminados, a diferencia de los del primer MC6000 estos tienen una pintura negra y la parte traslúcida está alrededor y en las partes con caracteres del botón. Los colores elegidos elegidos en este modelo para la iluminación de los botones son el rojo, el verde y el amarillo anaranjado, que en combinación con el color del cuerpo del aparato dan un toque muy muy sobrio. Los botones de pitchbend, autoloop y navegación creo que son los únicos negros y sin iluminación. Aunque el controlador está lleno de botones se ha mejorado ligeramente su ubicación con respecto al modelo anterior y tengo la sensación de que están un poco menos “apretados”, hay muchos controles pero no te pierdes buscándolos. La pulsación de los botones transmite un click rápido, aunque no tanto como por ejemplo los de Pioneer, diría que necesitas hacer algo más de fuerza. Los potenciómetros de la parte de mixer y efectos son delgados aunque de perfil alto –ideal cuando hay mucho control junto– y con un recubrimiento de goma agradable al tacto, salvo en los selectores de fuente de cada canal, que son interruptores giratorios de plástico. Los potenciómetros de ganancia son algo más pequeños, decisión que no comparto con el fabricante, aunque les salva el hecho de que se ven bastante bien gracias a que son de color gris claro y tienen la parte superior pintada en blanco.

Los faders son de 45mm con una resistencia adecuada, y para los controles de tempo tenemos faders de 60mm que han sido reubicados con respecto al modelo anterior; antes los teníamos junto al área de mezcla y ahora en los extremos laterales del aparato. El crossfader es bastante suave, aunque tampoco es una virguería para scratches ya que tiene un cut-lag de unos 2mm. Los jogwheels son pequeños, de tipo capacitivo como en casi todos los controladores, aunque con respecto al anterior modelo la parte superior es metálica en lugar de usar plástico, detalle que le da mejor aspecto.

El aparato tiene controles completos de mezcla en la parte central, cada canal tiene su selector de fuente en la parte superior, ganancia, tres controles de EQ, fader de volumen, botón de preescucha. La asignación al crossfader de cada canal se realiza desde interruptores ubicados en la parte derecha del frontal, en el lado opuesto de donde se conectan los auriculares y donde también tenemos el potenciómetro para ajustar la curva del crossfader. El orden de los canales es distinto al del primer MC6000, quedando en este modelo en la parte central los canales 1 y 2, y en los laterales los 3 y 4; este tipo de configuración es cada vez más habitual en controladores. En la parte central de la zona de mezcla tenemos los controles de navegación por la librería, con botones específicos para desplegar paneles y cambiar de modo de vista en Serato DJ. Sobre estos controles hay dos controles de filtro, pero ojo porque sólo sirven para controlar los filtros en el software, no son filtros que puedan usarse empleando el MC6000MK2 como mixer autónomo. Abajo tenemos un doble vúmetro de 7 segmentos que puede emplearse para monitorizar la señal de cualquier canal o del máster gracias a un interruptor; al menos la escasez de vúmetros se compensa con la posibilidad de elegir lo que monitorizas.

En los laterales tenemos los controles físicos para dos decks, aunque sirven para controlar cuatro decks virtuales eligiendo si con cada set de controles dominas los decks 1-3 y 2-4. En la parte superior tenemos tres potenciómetros y un encoder acompañados de 8 botones, todo ello destinado a activar y controlar los bancos de efectos, así como su asignación a canales. Debajo los botones para loops manuales y automáticos y cuatro botones que pueden emplearse para hotcues o para disparar el sampler de Serato DJ gracias a un botón que da el cambio de función. Más abajo el botón de shift y los de cambio de deck virtual que se controla, cerca está el botón de doble función para activar la función Censor y el Slip Mode. Bajo el jogwheel tenemos los controles de transporte, junto a ellos los de pitchbend. Extraña ubicación para el pitchbend en el lado izquierdo, donde quedan totalmente separados del control de tempo, y en el lado derecho queda pegado a este mismo control; es el resultado que tiene ubicar simétricamente unos controles sí y otros no.

En los lados tenemos diversos controles adicionales, en la parte izquierda tenemos los controles de volumen de las dos entradas de micro, junto con botones para activar un efecto de eco y el atenuador automático. En el lado derecho contamos con el potenciómetro para el volumen máster, el de monitorización en cabina y debajo una interesante sorpresa: control de asignación para la monitorización en cabina. Normalmente en la monitorización en cabina –lo que se conoce como salida Booth– sólo tenemos la posibilidad de escuchar una réplica de la salida Master, pero aquí podemos elegir entre el Máster y cualquier otro canal. Esto es muy útil si estamos trabajando en una cabina totalmente cerrada y queremos tener por los monitores de cabina algo totalmente distinto a lo que se oye en pista.

En la parte frontal, tenemos además de los interruptores antes mencionados para la asignación del crossfader, la conexión de auriculares en la izquierda, su volumen y control de mezcla –personalmente prefiero tener esto en la parte superior y no en el frontal, es más incómodo– , control de EQ de tres bandas para cada micro y control de nivel de eco de los micros en caso de usarlo.

En la parte trasera tenemos salidas balanceadas –XLR– y no balanceadas –RCA– para el Máster, para el monitoraje en cabina tenemos salida jack balanceada. Hay cuatro entradas RCA para usar el MC6000MK2 como mixer autónomo, la 3 y 4 tienen el nivel conmutable entre phono y línea mediante interruptores. Hay dos entradas de micro independientes, una formato jack y la otra en formato combinado jack/XLR.

En uso

Usar el MC6000MK2 es una delicia con Serato DJ, los controles están perfectamente asignados y cada botón hace lo que dice que va a hacer en el momento que lo pulsas. La precisión de los controles de mezcla es total. Los jogwheels aunque pequeños tienen una respuesta muy precisa, aunque debes moverlos con mucho cuidado ya que cualquier leve desplazamiento implica una gran respuesta. Los controles de tempo aunque de 60mm proporcionan una precisión de hasta 0.01, eso sí, con movimientos muy ajustados. Decía que Serato DJ es una delicia, sí… pero hay que pagarlo. Con el dispositivo actualmente sólo viene Serato DJ Intro y para tener la versión completa de Serato DJ hay que pagar la licencia. Lo mismo sucede con las funciones de control DVS, el MC6000MK2 puede emplear las entradas 3 y 4 de la parte posterior para conectar unos platos y hacer uso del control por código de tiempo, pero igualmente debes pagar la expansión. Todo esto aumenta el coste final del equipo unos 150€, que se añaden a los 585€ que ya cuesta. A pesar de ello, si quieres emplearlo con Virtual DJ o Traktor, Denon tiene en su web disponibles mapeos para estos programas que puedes descargar.

El hecho de que haya una enorme cantidad de controles no supone demasiados problemas a la hora de hacer mezclas, están ubicados bastante bien y tienes la separación justa para no sufrir excesivas incomodidades. El sonido del aparato es mejor de lo esperado a pesar de contar con conversores de 16 bits y 44khz, Denon ha sabido sacar lo mejor de un interfaz presumiblemente flojo. Por cierto, que viendo que el controlador Numark N4 es también certificado para Serato DJ, y tiene un interfaz con exactamente el mismo número de canales, previos phono ubicados en los mismos canales, misma resolución y ambas marcas pertenecen al grupo inMusic… ¿compartirán algo de sus “tripas”? No sería la primera vez que algo así pasa.

Es muy destacable la confianza que en general transmite el controlador por su construcción, no me cansaré de repetirlo. No tienes la sensación de que algo pueda romperse o fallar en ningún momento. Y el hecho de poder usarlo como mixer autónomo de cuatro canales es un añadido magnífico. No puede hacer muchas pruebas con el aparato como mixer autónomo, apenas pude conectar un par de platos y pinchar un poco, pero los resultados me parecieron bastante satisfactorios a priori para el tipo de aparato del que se trata.

Conclusiones

Tras algo más de un año desde su salida a la venta, el MC6000MK2 ha logrado una posición respetable en el mercado gracias al impacto positivo que ha producido en todos los que lo han comprado o probado, y eso es algo de lo que no te extrañas al probarlo. Prácticamente todo está bien pensado, bien ubicado, bien construido, y es incluso hasta bonito. Para DJs que pinchan en casa, DJs de discomóvil o itinerantes que llevan su propio equipo, clubs o bares pequeños que quieran tener su propio mixer y de paso controlador por si acaso… para todos estos supuestos el aparato es literalmente una joya. Eso sí, hay que tener en cuenta que tiene una concepción “clásica”, aquí no hay grandes pads, ni controles táctiles, ni pantallas, ni jogs llenos de luces indicadoras… el aparato representa la manera clásica de pinchar trasladada al formato controlador, con muy buena construcción y resultado final.

Lo mejor:

  • Construcción difícilmente mejorable. Estética sobria.
  • Perfecta integración con Serato DJ, permitiendo control DVS.
  • Funciona como mixer autónomo de 4 canales.
  • Uso fácil e intuitivo.

Lo peor:

  • La licencia de Serato DJ hay que pagarla al igual que el control por DVS.
  • Sin filtros cuando se usa como mixer.
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
4

Productos relacionados

  • Denon MC6000 MK II
    Denon MC6000 MK II
Comentarios

Regístrate o para poder comentar