Sintetizadores

Truco: cómo hacer morphing con un solo potenciómetro en sintes analógicos

Os contamos cómo conseguir con cualquier sinte de dos osciladores una transformación continua entre sonido de tipo onda cuadrada y diente. Especialmente útil ante analógicos. Un truco de expertos en síntesis a tu alcance en un vídeo breve.

Para esa transformación muchos pensarían en usar un oscilador en cuadrada y otro en diente y jugar con los dos controles de nivel en esos osciladores para pasar de uno a otro. Pero para controlar bien esos dos potenciómmetros necesitáis las dos manos. ¿Con qué vamos a tocar en ese caso? Lo que queremos es poder tener a través de un único potenciómetro la posibilidad de variar desde una onda cuadrada a otra de sonoridad tipo diente.

El truco

La onda cuadrada está caracterizada por tener fuertes únicamente los parciales impares de la serie armónica. La diente de sierra contiene todos, pares e impares. Son muy características y diferentes entre sí. Pero podemos transformar una en otra con facilidad.

Con un oscilador cuadrado a frecuencia f se estará generando energía sobre todo en f, 3f, 5f, 7f, ... con apenas energía en los parciales pares. Un oscilador en diente a esa misma frecuencia generaría f, 2f, 3f, 4f, y iguientes. Pero si usáis el diente desplazado una octava hacia arriba (a frecuencia doble, 2f) lo que generará es 2f, 4f, 6f, 8f,...

Espectros
Espectros de cuadrada (f) y diente (2f)
hispasonic.com

Si os fijáis bien, el espectro de líneas rojas viene a rellenar los huecos donde flaquea el espectro verde. Es decir, si combináis ambos osciladores aparece la magia: f, 2f, 3f, 4f, 5f, 6f, 7f, 8f,... De nuevo la serie armónica completa, pero los armónicos 'pares' vienen del diente, y por tanto jugando solo con el control de nivel de ese oscilador los podéis poner y quitar a vuestro antojo. Acabáis de conseguir un 'morphing' que os lleva de sonidos basados en cuadrada a los basados en diente, y con transición continua entre ambos. Eso es lo que veréis en acción en el vídeo.

Por cierto, una vez afinados ambos osciladores entre sí (a esa distancia de octava), podréis retirar cualquier resto de batido si contáis con 'sync' entre osciladores. Esclavizad el segundo oscilador (diente) al primero (cuadrada) y listo.

Extensible a otros sintes

Con sintetizadores digitales, y especialmente con los de tipo wavetable, en los propios osciladores tenemos amplias opciones de variar el color que se genera, incluso de forma continua. Abundan entre los analógicos virtuales los que permiten una transición continua entre las formas clásicas como triángulo, diente, y cuadrada. Por eso nos hemos centrado en analógicos puros, aunque el truco es igualmente válido con todo tipo de sintes.

Es en osciladores analógicos de corte muy clásico, como los que han vuelto a ocupar tanto espacio entre los teclistas, en los que típicamente hay que elegir una forma de onda. Triángulo, diente, cuadrada... pero nada entre medias. Una de las pocas opciones que sí aparecen en muchos analógicos es la del control continuo de la anchura del pulso (la PW o PWM, como suele venir rotulada -pulse width modulation-). Eso permite impartir variaciones continuas de color que son muy agradecidas.

Lo que os hemos contado en el vídeo os permite obtener otro tipo de variación continua especialmente interesante. Entre dos ondas tan dispares como cuadrada y diente, y de forma muy fácil de implementar. Incluso con sintes 'rígidos' en el apartado de las formas de onda, como lo era el Minimoog, que carecía de control de anchura de pulso. Algo que también sucede en el Poly D de Behringer que versiona a aquel Minimoog en una edición parafónica, y que es el modelo que usamos en nuestro ejemplo.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
29
Comentarios

Regístrate o para poder comentar