DJ

Protege tu setlist: que nadie sepa lo que pinchas

En Hispasonic hemos hablado alguna vez acerca de difundir la música que pinchan los DJs y hemos explicado los beneficios de servicios como RADR o Kuvo. Pero no todo el mundo tiene que comulgar con el hecho de que pueda ser beneficioso compartir la información acerca de lo que están poniendo, especialmente si su maleta es el fruto de largos días buscando nueva música donde nadie la busca, escuchando caras B y remixes, visitando tiendas físicas, haciendo pedidos a lejanos vendedores de dudosa fiabilidad, pidiendo a amigos un adelanto de su siguiente producción... En definitiva tratando de tener una “maleta” más original que la de nadie todas las semanas, que sorprenderá a toda la pista de baile, hará de su sesión un momento único para los asistentes, y conseguirá que merezca la pena cada euro que se ha pagado por contratar al DJ. Para esos DJs que protegen a capa y espada sus indagaciones musicales y viven de sorprender, va dedicado este artículo.

La situación

En muchos clubs y salas la disposición de la cabina del DJ permite que la gente se pueda acercar y echar una mirada al setup. Hay gente que se acerca a pedir canciones, otros simplemente porque admiran al DJ y quieren verlo de cerca, otros porque tienen curiosidad por saber el equipo que emplea el DJ o ver de cerca cómo lo emplea… y luego están los “trainspotters”, gente que está constantemente mirando para tratar de averiguar las canciones que el DJ pincha. El término “trainspotter” tiene su gracia, la traducción sería algo así como “avistadores de trenes”, y viene de la afición británica –y que da nombre a una novela y una película– a observar e identificar con precisión los diferentes modelos de tren que transcurren por una vía. Sí, los británicos son gente muy especial.

¿No quieres que vean tus vinilos? Tápalos.

Si eres un DJ old-school y sigues pinchando con vinilos sabrás que hay gente que es capaz de arrimarse lo suficiente a la cabina como para husmear las galletas de tus vinilos, ¡y hasta hacerles una foto o grabarlas! Para mantener en secreto los vinilos que pinchas en primer lugar no te lleves las carpetas de los vinilos a los bolos, desde lejos pueden verse bien las carpetas, leer sus rótulos, tomar imágenes… lleva sólo la funda blanca de dentro de la carpeta. En segundo lugar puedes emplear varias cosas para tapar las pegatinas centrales de los vinilos:

Lo más extremo y radical sería tapar todas las pegatinas con pegatinas blancas, aunque yo esto personalmente no lo recomiendo ya que literalmente estás –desde mi punto de vista– estropeando el disco, además de que pare reconocer el disco sin la carpeta y con la pegatina blanca tendrás que escribir algo “codificado” en la pegatina para reconocerlo. Las pegatinas blancas las puedes comprar ya hechas por internet, unas 10 pegatinas 6€, o comprar pegatinas personalizadas –la gente las suele comprar para discos de timecode– por unos 14€ cuatro pegatinas. También puedes coger papel adhesivo especial, una impresora y hacerlas tú. Con todo esto tus vinilos serán top secret, pero ya no serán como cuando los compraste.

Una opción más sencilla y menos “destructiva” es coger tu impresora e imprimir en papel grueso o cartulina unas circunferencias de 10cm de diámetro con una circunferencia en el centro de 7mm de diámetro, recorta todo y tendrás algo de quita y pon. Mira el disco, elige la canción, y cuando lo tengas claro pon el disco y sobre él tu “tapa galletas”. Cuando acabas con el disco lo retiras junto con el “tapa galletas”, guardas el vinilo… y a sacar otro para seleccionar canción y tapar vinilo.

Si no te quieres complicar con ordenador, impresora, tijeras… el método más low cost es usar posavasos de cartón no muy grueso –suelen tener una medida parecida a la de una galleta de vinilo–, hazles un pequeño agujero en el medio con la punta de un bolígrafo, pon el posavasos sobre el eje central del plato y con un poco de presión agrandarás el agujero al tamaño justo. Fácil y sencillo.

Posavasos
Gracias a este posavasos nadie sabrá que es "Lazy" de Richard Turpin

¿No quieres que vean tu pantalla? Ocúltala.

Las cabinas, como hemos comentado, muchas veces están muy cercanas a los asistentes al club, y en ocasiones incluso los asistentes pueden rodearla y estar a la misma altura aunque no puedan acceder a su interior. De manera bastante simple puede mirarse la pantalla de tu portátil o las pantallas de tus reproductores. Aunque a lo largo del artículo te mostraremos algunas ideas más elaboradas empezaremos por lo más sencillo: tapar la información. Para ello no te sugiero poner una tela negra frente a las pantallas, algo más elaborado y menos radical puede servirte, y son lo que se conoce como “hoods” –capuchas– para monitores que se emplean en entornos profesionales de filmación a la luz del día, cuando el reflejo del sol impide ver la pantalla. Aunque la función principal de estos dispositivos es proporcionar oscuridad para que la pantalla se vea bien, como hecho “colateral” impide la visión lateral en ciertos ángulos de las pantallas. Hay “hoods” de todo tipo de tamaños para todo tipo de monitores, visores, pantallas integradas... Algunos modelos pequeños para pantallas de aproximadamente 7” tienen forma y tamaño ajustables y se pueden aprovechar para ocultar las pantallas de reproductores como los CDJ-2000, aunque lo cierto es que para esos tamaños puedes incluso hacerte uno tú mismo con cartulina negra, plástico adhesivo transparente de forrar libros, tijeras y algo de destreza.

Que vean tu pantalla, pero sólo lo que quieras

Si lo de ocultar la pantalla te resulta aparatoso, puedes no tapar la pantalla y filtrar la información que aparece en ella o falsearla –esto último puede ser una auténtica trolleada de campeonato para los trainspotters–.

Si trabajas con reproductores

En caso de que pinches con reproductores y quieras tener la pantalla visible tendrás que ser un poco old-school, pero sólo un poco. Sencillamente tienes dos opciones, o haces como antes y llevas CD-R con la música en audio, sin la información CD-Text rellenada y con papelitos en la carpeta de CDs indicando lo que lleva cada uno, o llevas un pendrive con los nombres de archivo en “clave” –incluido los tags– y unos folios o una libretita con la canción a la que corresponde cada archivo. Sí, es rudimentario a tope, pero mirando tus pantallas ni dios sabrá que estás poniendo, solo verán cosas como “Track 17” o “File257.mp3

El modo AM de Serato DJ

Scratch Live ya introdujo a modo de función oculta el “modo AM”, y recientemente se ha añadido como una función más en Serato DJ. Al activar este modo, en los decks no se observa información alguna sobre la canción cargada.

Para activar este modo dirígete a Ajustes/Biblioteca+Visualización y en el apartado rotulado como Visualizar activa la opción “Ocultar pista/artista (Modo AM)”. Al cerrar los ajustes veréis como la información queda oculta. Si quieres activar y desactivar el modo de manera rápida –según la situación– puedes hacerlo con el atajo de teclado Alt+M.

Filtrando información del deck en Traktor

Traktor es algo más flexible y personalizable en cuanto a la información que muestra en los decks. Si quieres que no se muestre el nombre de la canción o el artista, o incluso si eres muy quisquilloso y no quieres ni que se muestren los BPM, debes dirigirte a Preferences/Track Decks, y en el apartado Deck Header verás que tienes tres líneas de menús desplegables para seleccionar la información que aparece en cada zona del deck. Si en alguno de los menús desplegables puedes ver Artist o Title, pincha en ese menú y selecciona cualquier otra información o sencillamente colócalo en Off. De paso en Preferences/Deck Layout desactiva “Show cover art”, no sea que te reconozcan la música por la portada.

Pero los tracklists se pueden ver igualmente, ¿cómo lo arreglamos?

Cierto, aunque usemos el “modo AM” en Serato DJ o filtremos información en Traktor, los playlists se siguen viendo, además en estos programas quedan marcadas las canciones que ya has puesto. La solución es sencilla: mostrar otro playlists en la pantalla mientras no estés buscando la siguiente canción. Si eres hábil con tu controlador podrás cargar la música rápidamente, volver a la lista de playlists o crates, y moverte a uno falso para que se muestre un contenido que no corresponde a lo que pinchas. Puedes ir incluso más rápido con unas combinaciones de teclas:

En el caso de Traktor puedes recurrir a los playlists favoritos, añade tus playlists “reales” a los playlists favoritos –esos que aparecen arriba del browser en la parte derecha– y un playlist totalmente falso para despistar. Esos playlists están asignados por defecto en Traktor a las teclas de función del teclado, desde F1 hasta F12 –cuidado porque en Mac OSX F11 y F12 suelen estar asignados a funciones de escritorio y si no lo desactivas la interfaz de Traktor puede desaparecer–, así que con un simple golpe de tecla cambias al playlist real, cargas tu siguiente canción, y con otro golpe de tecla cambias al playlist falso y dejas a la vista otra música.

En Serato DJ no dispones de esta función de favoritos para hacer el cambio rápido que puedes hacer en Traktor con una sola tecla, pero si podrás hacerlo… pulsando dos teclas. En Serato DJ cambias de lado de de la librería, de donde están los crates a donde está la música y viceversa, pulsando el tabulador, y con las flechas de cursor te mueves arriba y abajo en ambos lados de la librería. Simplementa crea un crate con tu “música falsa” justo debajo del crate o crates que vayas a usar. Después de cargar cada canción pulsa el tabulador y luego pulsa el cursor de bajada para cambiar al crate falso y que se muestre otra música.

¿Quieres trollear a fondo a los “trainspotters”? Si por ejemplo eres un DJ de Techno pon en tu playlist falso canciones de flamenco. Si quieres mandar una indirecta a los fisgones, cambia los títulos de las canciones por mensajes subliminales: “No tienes nada que mirar aquí” o “Diviértete bailando y no mirando esto”.

Shazam, el gran enemigo

Nada de lo expuesto anteriormente tiene mucho que hacer si la canción que pinchas está en la base de datos de Shazam. El popular servicio que identifica piezas musicales y su potente base de datos, está realmente perfeccionado y puede llevarse instalado en móviles, tablets e incluso ordenadores… ¿te estará Shazameando tu compañero de cabina con su portátil mientras parece que ordena su música?

Tu música tiene que ser realmente underground para que Shazam no la reconozca o ser muy muy nueva, no más de un par de semanas. Aquí tienes algunas pistas para saber como reaccionará Shazam a la música que pinches:

  • Es probable que no reconozca lo que pinchas si estás poniendo lanzamientos que sólo se han publicado en vinilo. Sí, esto hoy en día pocos DJs se lo pueden permitir, tanto por cuestiones económicas como de género. Shazam tiene principalmente información de lanzamientos en formato digital.
  • Si el “shazameo” te lo hacen en partes muy rítmicas de la canción, como la intro o el outro quizás tengas algo de suerte y Shazam diga que es cualquier otra canción que haya empleado el mismo loop o uno prácticamente igual para la base. Esto lo tengo comprobado.
  • Si la canción que estás pinchando está a la venta en Beatport o en Google Play, lo más probable es que la detecte sin problemas. En ocasiones falla con canciones que están en exclusiva en Beatport, aunque las exclusivas duran así sólo unos días.
  • Shazam sólo puede reconocer una canción cada vez que es usado, si haces mezclas muy largas y dejas poco tiempo sonando una sola canción quizá consigas que Shazam sólo reconozca… la mitad de tu setlist.
  • Mucho material de música dance-electrónica-club anterior a 2003-2004 –el inicio de las tiendas digitales– no está recopilado por Shazam, ya que la información de Shazam sobre estos géneros la obtiene mediante acuerdos con tiendas digitales. Muchos sellos desaparecidos antes de 2003-04 no tienen su catálogo en tiendas digitales salvo que licenciaran algo a otro sello antes de desaparecer, sellos actuales no tienen lo más antiguo de su catálogo porque tampoco obtienen especial rédito por el grueso de sus viejos lanzamientos salvo algún tema que logró convertirse en clásico. Lo gracioso de esto es que en alguna ocasión con ese tipo de material Shazam da como resultado otras canciones porque han usado material sampleado de lo que estás pinchando.
  • Dale una oportunidad a los amateurs y pon en tus sets algo de música que encuentres en Soundcloud o Bandcamp. Esa no sale en Shazam.

Si tenéis más trucos para ocultar vuestra música por supuesto lo podéis contar en los comentarios. Y por supuesto dentro de poco este artículo tendrá una contrapartida en el que daremos trucos para todos los que quieren compartir sus setlists lo hagan más fácilmente, porque pensamos en todo el mundo.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar