Grabación

Reciclar un teléfono como micrófono

Hace un par de semanas Javier de Duo Cobra me pasó un teléfono norteamericano de los años 70 que había sido modificado para poder ser usado como un micrófono convencional. Lo había comprado en una subasta por Internet, y me pidió como favor si podía reparárselo ya que quería usarlo en sus grabaciones y no podía porque en el envio no lo trataron demasiado bien y algunos de sus componentes se soltaron. Con el ajetreo del transporte estos componentes sueltos deshicieron el resto del cableado de la modificación.

Teléfono

Reaprovechar un teléfono como micrófono puede ser algo muy sencillo, por eso, después de arreglar el que me pasó pensé que podría ser interesante escribir un post explicando como lo reparé dando cuatro nociones básicas para que, quien quiera, pueda adaptarse uno.

¿Pero para qué utilizar un teléfono como micrófono? Pues básicamente para obtener un sonido similar al que se obtiene cuando hablamos por teléfono, algo que puede resultar muy interesante para conseguir determinados efectos, o dar cierto aire electrónico "retro" a las voces de un tema musical. La canción "Video killed the radio star" de los Buggles es seguramente uno de los ejemplos más populares de este tipo de sonido.

Además, cantar a través de un teléfono puede hacer las actuaciones diferentes y más atractivas (en la foto Dúo Cobra en un concierto de Radio 3) . También podemos usarlo para grabar un instrumento obteniendo una sonoridad diferente.

¿Y qué hace que un teléfono suene como suena ? El característico sonido telefónico, que también es parecido al sonido “low fidelity” de muchos radio-transistores, se debe a la supresión de determinadas frecuencias de la fuente de sonido. En concreto, a la supresión de las frecuencias situadas por debajo de los 300 Hz aproximadamente, y de las situadas por encima de los 3KHz también aproximadamente. En el pasado esta supresión, o mejor dicho, pérdida de frecuencias, se debía a la baja calidad de los transductores del teléfono (auricular y micrófono) y a las limitaciones de la propia línea de transmisión (el par de cobre trenzado) . Hoy en día las líneas de teléfono utilizan sistemas digitales muy sofisticados, pero parece que siguen conservando en parte ese sonido característico, seguramente porque 3Khz es más que suficiente para transmitir la voz con una calidad aceptable, y así se deja el resto de ancho de banda de la línea para la transmisión de otro tipo de datos.

De lo dicho en el párrafo anterior, se puede deducir que otra forma de conseguir el característico sonido telefónico con un micrófono normal, es pasando la voz por un filtro paso banda de 300Hz a 3KHz que es donde se concentra la mayor parte de las frecuencias de la voz humana (pero no todas).

Teléfono

Existen dos grandes tipos de micrófono, los dinámicos y los de condensador, y en los teléfonos se pueden encontrar de los dos tipos. Por tanto, antes de comenzar a modificar nuestro teléfono es importante saber de que tipo es el que lleva montado.

Como su nombre indica, los micrófonos de bobina (o dinámicos) tienen una pequeña bobina de hilo conductor enrollada alrededor de un imán permanente y fijada a un diafragma. Cuando hablamos, el diafragma vibra, y hace que la bobina solidaria al diafragma oscile alrededor del campo magnético del imán generando una pequeña corriente eléctrica proporcional al sonido. Algo parecido a una dinamo acústica. Para poder escuchar el sonido, esta corriente debe ser amplificada y enviada a un altavoz. Así los micrófonos de bobina no necesitan de ningún circuito complementario y se pueden conectar directamente a la entrada de micro de un amplificador. Los micrófonos de bobina se identifican fácilmente por que en estos se suelen intuir las espiras de hilo conductor fijadas el diafragma.

Los micrófonos de condensador están formados por dos láminas o superficies conductoras, una fija y otra móvil que oscila al estar expuesta a las vibraciones provocadas por una fuente de sonido. Al tratarse de dos láminas conductoras separadas por un espacio no conductor, se existe una capacidad eléctrica entre ambas, de ahí su nombre de micrófono de condensador. Como la capacidad es en parte proporcional a la distancia entre las láminas, el valor de la capacidad varía al vibrar las láminas con el sonido. Añadiendo un circuito muy simple podemos transformar estas oscilaciones de capacidad, en corriente eléctrica proporcional al sonido. Al igual que con los micrófonos de bobina, en la mayor parte de ocasiones esta corriente deberá luego ser amplificada con una etapa o amplificador.

Teléfono

Los siguientes esquemas muestran como conectar los dos tipos de micrófono más frecuentes:

Teléfono circuito

La finalidad de este simple circuito con la pila que muestra el esquema del micrófono de condesnador es generar una corriente proporcional a las variaciones de capacidad de transductor del teléfono, ya que a diferencia de los micrófonos dinámicos, los de condensador no generan ninguna corriente (de ahí que a menudo vayan acompañados de una entrada extra para la alimentación de phantom). El teléfono de Javier era del tipo de condensador y por ello monté este circuito con la pila de 9V (los valores de los componentes fueron R2=2Kohm , R1=1.5Kohm , C1=1uF y BAT=9V)

En fin, espero que con esto podais reciclar vuestros viejos telefonos y conseguir nuevos sonidos.

Quien quiera puede agregarme a Facebook (http://www.facebook.com/tolaemon)

¿Te gustó este artículo?
22
Comentarios

Regístrate o para poder comentar