Sintetizadores

Sint-Trucos: cómo crear un bajo sintético sencillo

Como complemento a la serie que vengo escribiendo sobre síntesis, intercalaré unas nuevas entregas aglutinadas bajo el nombre 'Sint-trucos'. Quiere hacer referencia tanto a 'sin trucos', porque va a estar todo a la vista y con recursos sencillos, como a 'trucos de síntesis', porque en cada ocasión recalcaremos algún concepto. Se trata estrictamente de ejemplos, que nunca agotarán las posibilidades de cada cuestión planteada, pero ayudarán a ver en acción la creación de sonidos, animando así a que realicéis vuestro propio recorrido.

Como ya os anticipé, usaré a menudo Sunrizer, más que nada porque es un sinte multiplataforma (iOS, Mac, PC) y muy sencillo de entender, que aporta una estructura clásica a más no poder: dos OSC, dos filtros, dos ENV y dos LFO. Podréis fácilmente construir ejemplos semejantes con casi cualquier sinte que tengáis a mano.

La excusa de hoy: primeros bajos sintéticos

Hoy trabajamos un sonido de bajo sintético, uno de los más sencillos sonidos que pueden crearse con cualquier sinte y con el que es fácil disfrutar rápidamente de resultados vistosos. Apreciaremos entre otras cosas la diferencia entre usar filtros de 12 o de 24 dB/octava, y sobre todo la posibilidad de usar un LFO en rampa con disparo único como forma de complementar una envolvente clásica ADSR y obtener un resultado que se asemeje a una envolvente de doble decay, tan necesaria a menudo.

Importante también (aunque en este vídeo lo menciono de pasada, porque lo veremos más en otros) tener clara la necesidad de combinar la acción sobre la frecuencia de corte y la intensidad o profundidad de acción de la envolvente del filtro (ENV AMOUNT en Sunrizer). No son independientes, porque ambos controles están afectando a un mismo destino: la frecuencia de corte. Subir la excursión que realiza (a través de 'env amount') da lugar a que suba el brillo medio del sonido y necesitaremos compensarlo bajando la frecuencia de corte para mantener suficientemente opaco el resultado final. Este tipo de acciones ‘compensatorias’ hay que tenerlas siempre presentes cada vez que desde varios elementos diferentes estamos actuando sobre un mismo destino.

Al final nos queda un sonido sencillo pero que aún así permite control individual sobre varios aspectos esenciales, que son los que tendremos que adaptar al tema / fraseo / intención con la que queramos interpretar:

  • LFO freq nos permite controlar la duración de la pegada del ataque, desde vertiginosa como un 'clic' a algo más dilatada.
  • LFO amount controla la presencia de esa pegada, cómo de intensa va a ser, discretita o muy destacada.
  • Cutoff y ENV Amount en el filtro nos ayudan a definir cómo va a quedar el 'cuerpo', qué color más opaco o menos queremos que constituya la base de ese sonido, más allá del ataque inicial.
  • ENV decay en la envolvente del filtro regula la duración del cambio gradual de timbre que sufre el cuerpo de la nota y junto con el ENV decay en la envolvente de nivel completa la definición de la duración final del sonido.

Periódicamente realizo en Madrid un curso de 10 horas en un fin de semana (en tres tardes viernes, sábado, y domingo) sobre iniciación a la síntesis, en grupo muy reducido (aforo máximo seis plazas). Más detalles sobre contenidos, fechas y precio en www.cicloquintas.es donde también encontraréis información sobre otros cursos músico-tecnológicos.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
33
Comentarios

Regístrate o para poder comentar