Lo que Apple debería aprender de Spotify

Un 28 de marzo de 2003 nacía iTunes, la tienda de música online que ha revolucionado la industria musical. Cumplía ayer mismo entonces siete años, y puede decirse sin duda que sigue funcionando a pleno rendimiento. Su única posible competencia, desde luego, es Spotify, un servicio muy distinto pensado para satisfacer exactamente las mismas necesidades. ¿Es el futuro Spotify, o sigue siendo iTunes?

Para la gente de AppleWeblog, hay cinco cosas que Apple debería aprender de Spotify. ¿Tendrán la humildad necesaria?

1. Nos gusta integrar nuestra música en otras redes: Las redes sociales están a la orden del día, todos las usamos, por lo que necesitamos compartir nuestros gustos musicales con nuestros amigos. Spotify lo entiende, Steve Jobs parece que no. Un acuerdo con Facebook o Twitter vendría muy bien en este sentido, pues la fuerza de estas dos redes podrían catapultar de nuevo a iTunes hacia la cima indiscutible de los servicios musicales.

2. No nos importa un poco de publicidad: Apple vende canciones, Spotify ofrece música gratuita a cambio de un poco de publicidad. ¿A quién le importa? A nadie, de hecho, creo que quien se hace usuario Premium en Spotify no lo hace por no escuchar unos pocos anuncios, si no por las posibilidades de descarga en local o por usarlo en su móvil. ¿Por qué no ofrece Apple esta posibilidad?

3. No nos gustan los programas pesados: y iTunes se está convirtiendo cada vez más en un programa pesado, que a nuestro ordenador le cuesta abrir. De ahí la razón de que muchos huyamos de enlaces a la App Store, porque su ejecución ralentiza el funcionamiento de las demás aplicaciones abiertas.

4. Preferimos tarifa plana a pagar por canción: Relacionado con el punto número 2, ya hemos comentado que los servicios añadidos atraen a multitud de personas que están dispuestas a pagar esos 10€ al mes. ¿Por qué no hace Apple algo así con, por ejemplo, las cuentas de MobileMe? Seguro que muchos preferirían pagar un poco más en esas cuentas con tal de poder disfrutar de más ventajas.

5. Queremos un trato preferencial de una vez por todas: estamos un poco cansados de que los usuarios norteamericanos reciban un trato preferente, con la oportunidad que se les da de alquilar películas y series. En cambio para Spotify los usuarios de Europa somos de primera, de hecho los estadounidenses aún no pueden disfrutar de él.

Yo mismo estrené por fin el primer Apple que utilizo en mi despacho desde aquel viejo G3 blanco y azul de finales de la década pasada, un flamante iMac. He disfrutado de pasar alguno de mis CDs al formato AAC de Apple, y también de comprar un par de canciones de actualidad en la tienda iTunes. Hay un disco en particular que me tiene casi obsesionado y que iTunes me ofrece por 9 dólares. El caso es que el disco en cuestión está localizado en mi Spotify y puedo escucharlo cuando quiera. Lo que no puedo hacer es llevarlo a mi iPod Shuffle. La cuestión es ¿me merecería la pena la compra? Estoy en ese punto en el que disfruto tanto de iTunes como de Spotify, cada uno para una cosa, pero no me veo decidiéndome por el uno o por el otro.

¿Y tú, cuál prefieres, iTunes o Spotify?

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar