Canciones que cambiaron mi carrera

En este artículo...

    [Imagen perdida]

    Tras mi último y polémico post sobre el mundo analógico y digital, creo que es momento de escribir algo más lúdico y que abra una discusión interesante sobre cómo nos inspiran y nos condicionan ciertas canciones en ciertos momentos de nuestra vida. Esta lista marca unos momentos que cambiaron mi carrera musical. No significa que sean mis canciones favoritas ni mis influencias, sólo las que marcan un punto y aparte o me hicieron reflexionar.

    Hace unos meses cumplí 20 años desde que comencé a hacer música (y más de 10 como profesional). Yo me crié en el seno de una familia muy humilde (obreros, agricultores, camareros, etc) donde no había demasiado interés por la música. Mi padre había tocado un poco la guitarra y me apuntó a clases cuando era muy pequeño (6 o 7 años), pero la profesora jamás nos enseñó a tocar la guitarra: como éramos muy pequeños, nos ponía a cantar y poco más, y esa fue toda mi experiencia musical durante muchos años.

    Con 13 años, durante un viaje de estudios a Galicia descubrí la primera canción que realmente marcó mi vida:

    Technotronic- Pump up the jam

    Había algo en esa canción que me enganchó e hizo que considerara la música electrónica. Hasta entonces, mi bajagaje musical era lo que radiaban en los 40 Principales y poco más: Michael Jackson, Madonna, Roxette, The Communards, Europe, C.C. Catch, etc, variopinto sin duda. Como he dicho antes, en mi familia la música no había generado ningún interés especial y la única música que mi padre escuchaba éxitos de los 60 y 70 en español (Fórmula V, Los Sirex, Mike Kennedy, etc), que influenció ciertamente mi sensibilidad para las melodías pop, y algo de folklore vasco y andaluz. Pump Up The Jam era diametralmente opuesto a todo lo que había escuchado antes: repetitíva, hipnótica, cíclica, incluso melódicamente anodina, pero el bajo cargado de delay, mezcla de Yamaha DX-27 y Juno-60, y el patrón de la TR-909 marcaban el final de los 80 y el principio de los 90 y de mucha música que llegaría.

    Depeche Mode - See you

    Yo, que había pasado toda mi infancia y adolescencia entre el País Vasco y Málaga, con 15 años tuve que mudarme durante un año al pueblo de origen de parte de mi familia, un pequeño pueblo de Granada llamado Villanueva Mesía, donde no había mucho que hacer. Una tarde, uno de los pocos amigos que tenía por allí y con bastante más cultura musical que yo, olvidó una cinta, que yo había calificado de "mierda", dentro de mi reproductor. Durante uno de mis periodos de trabajos de instituto la puse de fondo, basicamente por no cambiarla, y escuché la canción que hizo que me saltara un click en la cabeza y me preguntara "¿cómo se hace música? ¿de dónde salen esos sonidos?".

    Con Depeche Mode arrancó mi obsesión por el synth pop y todas sus variantes, que duró hasta finales de los 90. Durante todo este tiempo hubieron muchas canciones que me marcarían de una u otra forma, pero destacaré muy pocas:

    New Order - The Perfect Kiss

    Sus 8 minutos de duración, su sonido peculiar y su variaciones infinitas me entusiasmaron. New Order fueron culpables de que en mis primeras canciones hubieran finales y principios infinitos.

    Vivaldi - 4 estaciones - Verano

    Aquí empezó mi afición por la música clásica y se desprenden algunos de los elementos que han marcado mi carrera, como mi pasión por la cuerda.

    Front 242 - Tragedy For You

    Nunca he sido muy fan del EBM, pero Tirany For You y OFF de Front 242 son dos discos claves en mi carrera. Además, junto a Depeche Mode, me introdujo en el sampling.

    OBK - Oculta realidad

    OBK me pilló con 16 años y bastante involucrado con Depeche Mode y representaban lo que quería hacer en aquel momento: un grupo con música synth pop en español. Fueron los primeros de la moda del techno pop en España, de calidad bastante irregular. Durante sus primeros tres discos, OBK mantuvo un buen nivel componiendo, dentro de su onda romántica y bastante ñoña a veces. Para el 4º disco yo ya había crecido y tenía otros gustos.

    Prodigy - No good (start the dance)

    Realmente, Prodigy nunca ha influenciado mi trabajo, pero marcaron un punto de cambio importante: fue el final de mi etapa synth pop para abrirme a nuevos estilos musicales y mirar más allá de lo que se podía escuchar en España (recordad que por entonces Internet "no existía" para los mortales).

    U2 - Hawkmoon 269

    No es mi canción favorita de U2, pero también abre una etapa con The Cure, U2 y sonidos muchos más acústicos y el folk, el gospel y otros sonidos americano, que había olvidado durante años. También descubrí uno de mis discos favoritos de todos los tiempos, el Achtung Baby.

    Boom Boom Satellites - Missing note

    Estos japoneses, totales desconocidos por estas tierras, mezclaban a finales de los 90 hip-hop, big beat, jazz, rock y punk. Casi nada. Después de 2 minutos largos de introducción, llega un torbellino de sonido muy inspirador.

    Muse - Hysteria

    Para cuando llegó el disco Absolution de Muse, sobre 2003 si no recuerdo mal, yo ya tenía crecido mucho musicalmente y había compuesto mis primeros grandes éxitos publicitarios (Coca-Cola, Amena, etc), pero este disco me dio una perspectiva nueva sobre cómo podía sonar un disco de rock y me sumió en una depresión creativa porque creí que jamás conseguiría que un disco sonara así. Absolution es una lección de mezcla desde el primer tema al último. Afortunadamente, aunque me costó algunos años, al final conseguí superar esa etapa :-)

    Os toca :-P

    - Editado para remarcar una frase y ahorrar polémica.

    ¿Te gustó este artículo?
    1
    Comentarios

    Regístrate o para poder comentar