Cuando BitTorrent no tiene la culpa

copyright bittorrent

Cuando informamos la semana pasada de que una nueva pista de BuckCherry había aparecido en la red, y de la respuesta de la banda a este hecho, nos olimos que había algo de autopromoción en esto. De hecho, después de unos pocos días nos enteramos de que la pista no la habían puesto en la red los piratas, sino Josh Klemme, el propio manager de la banda.

buckcherry copyright bittorrent

Cuando BuckCherry se enteraron de que su último single estaba en BitTorrent, no intentaron disimular, o eliminar el fichero de la red. No, en su lugar lanzaron una nota de prensa —nota; ha sido eliminada, ¡gracias, caché de Google!— donde declaraban; «honestamente odiamos cuando esta m$erda ocurre, porque queremos que sean nuestros verdaderos fans los primeros en tener nuestras nuevas canciones.—

Como mínimo resultaba raro. No sólo porque su etiqueta, Atlantic Records, es conocida por soltar —¡incluso hacer spam!— sus pistas en BitTorrent, pero también porque la nota de prensa iba más sobre hacer publicidad de la banda que sobre el hecho de que la pista anduviera suelta. Sin más evidencias, sugerimos que este hecho estaba forzado para conseguir promoción y publicidad, algo que BuckCherry realmente necesitan.

Así que investigamos si era el caso. Con cierta ayuda de un usuario de la comunidad, aislamos algunas de las semillas del torrente. Un experto en sitios BitTorrent fue lo suficientemente majo para ayudarnos, porque el protocolo no suele permitir abusos como el que nosotros intentábamos. Nos confirmó que la IP de una de las primeras semillas coincidía con la de la persona que subió el fichero a la red.

Quien lo subió, alguien residente en New York, subió sólo este torrente, la pista de BuckCherry. Cuando entramos la IP en el Wiki-scanner, encontramos que desde esa misma IP se había editado la entrada en la Wikipedia para BuckCherry, y había añadido el nombre del manager de la banda a otra página.

Esto parecía confirmar las sospechas, pero no era suficiente, dado que podría haber sido cualquier fan obsesionado con la banda —si es que tienen alguno—. Así que preguntamos al manager, Josh Klemme, quien resulta vivir en New York, mediante un email contándole nuestras averiguaciones. Contestó en pocas horas y, sorprendentemente, ¡su IP era la que ya conocíamos!

Desgraciadamente Klemme sólo contestó una vez e ignoró cualquier otra petición sobre comentar el tema. Sin embargo la nota de prensa, enviada por Atlantic Records y los propios BuckCherry es descaradamente un intento de promoción. Puede que el manager haya actuado por sí mismo sin que la discográfica lo sepa, pero es poco probable.

Así que hemos pillado a Klemme con los pantalones bajados, y probablemente se lo pensará dos veces antes de intentarlo de nuevo. Una canción no se libera en la red solita, y los piratas no tienen habilidades sobrehumanas para conseguir poner sus manos sobre material que aún no están editados. No, cada material así que encuentras, discos, series de televisión, etc. vienen de dentro, y es una farsa culpar a los piratas.

Es guay que BuckCherry consigan publicidad gratis gracias a Internet, y recomendamos a todos que intenten lo mismo. Pero, ¿no sería más constructivo que los artistas abrazasen el sistema, la admitieran, la utilizasen, en lugar de hacerse las víctimas e intentar dar mala imagen de los protocolos, intentando así conseguir una buena imagen para ellos? Es una gran oportunidad, no la echemos a perder.

Visto en TorrentFreak. Foto de MTV News.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar