Los líderes de opinión mandan

Andrew Dubber

Los líderes de opinión mandan

¿Cómo sabes qué musica comprar? Generalmente te lo dice otra persona, posiblemente desde los medios. Diferentes medios, diferentes personas, pero el mismo principio.

Además de oír y después gustar, la forma más común y fiable de aprender nueva música es a través del líder de opinión. Habitualmente ejerce en forma de reseña o columna en la prensa, o en un programa de radio. En ocasiones están en la tele. Si resulta que respetas la opinión de la persona o de la institución que te cuenta que el disco es bueno, la posibilidad de que te convenza es razonablemente alta.

No puedes combatir contra el poder persuasivo de una opinión informada, y este es el motivo por el que las discográficas emplean tanto tiempo y esfuerzo en llevar su música a las manos de la gente cuya opinión en la materia es respetada. Esto no es nuevo.

Lo que ha cambiado online es que ahora son muchas más las fuentes de opinión. Hay publicaciones sólo en la red con decenas de miles de lectores, cuyos redactores podrían estar deseando decir algo bueno de tu música. Deberías conocer, por ejemplo, a PopMatters o a Pitchfork Media.

Los blogs también son cada vez más importantes. Tienen suscripciones y visitas diarias de cientos de miles. Algunos de los principales sólo necesitan mencionar que lo tuyo mola para que el tráfico que te traen se salga por las ventanas. Un buen ejemplo es Boing Boing. No suelen hablar de música ni de discos, pero cuando mencionan algo, se convierte en el tema más leído y perseguido de la red.

Son más importantes aún los blogs que hablan específicamente de música. Aquellos a los que merece la pena prestar atención han empleado un buen tiempo en conseguir cierto nivel de confianza entre sus lectores. Cuando Jim, de Quick Before It Melts dice que algo es bueno, los que suelen leer lo que escribe probablemente quedarán convencidos. Esto resulta aún más interesante al considerar que raramente se lee una mala reseña en un blog que comenta MP3s. Esto no significa que no haya discriminaciones, sino más bien lo contrario. Este tipo de blogs simplemente nunca le dedicarán la más mínima atención a nada que no sea absolutamente recomendable sin reservas. En la prensa musical tradicional, lo bueno, lo malo y lo indiferente reciben todos el mismo espacio y la audiencia objetivo es todo lo amplia que puede llegar a ser. La mayor parte de los blogs musicales se centran en nichos específicos y sólo van a mencionar lo realmente grande.

Así que, ¿quién va a querer hablar de tu música? Bien, un buen sitio para empezar son un par de exhaustivos foros online cortesía de The Hype Machine y MonkeyFilter.

Solo que entrar en un foro de ese tipo y localizar a ciento y pico personas cuyos gustos podrían coincidir con los de tu público objetivo es un trabajo incómodo. Una forma mejor de hacerlo es centrarse en los blogs que hablan de gente cuya música se parece a la tuya.

Aquí es donde sitios como The Hype Machine resultan útiles.

Digamos que tu música es similar a la de Green Day. Una búsqueda rápida en The Hype Machine revela una buena cantidad de blogs que han publicado recientemente sobre Green Day. Es razonable iniciar conversaciones sobre tu música con esa gente. Mándales una demo. Ya sabes que a ellos casi les gusta ya tu música y podrían estar inclinados a decir cosas favorables sobre ti a todos aquellos que respetan su opinión en este tema.

Podrías incluso considerar convertirte tú mismo en líder de opinión. Discutiré más tarde el poder de los blogs en mayor profundidad pero, de momento, que esta semilla quede plantada en el fondo de tu cabeza. ¿Qué mejor forma de rodearte de una audiencia a la que podría gustarle tu música que convertirse en un reputado experto en el tipo de música que sabes que gusta a la gente a la que podría gustarle la tuya? Comenzar un blog es sencillo, fácil de hacer. O bien dirígete a MOG, una comunidad online —como MySpace, pero buena— dedicada a la discusión musical. Me consta que convertirse en una autoridad en ese entorno es una forma inteligente de vender discos.

Ojo, un líder de opinión no tiene por que ser un individuo informado. En la red, una multitud puede ser un líder de opinión —si es la multitud correcta—. Una de las formas más efectivas de venta online —a la que podríamos llamar más adecuadamente venta cruzada— es el modelo Amazon de «la gente que compró ESTO también compró AQUELLO» —o como dice un amigo mío especialmente cínico «la gente que compró BASURA, también compró MIERDA—.

Conozco a alguien especialmente espabilado que compró cien ejemplares de un disco muy popular en Amazon del mismo estilo que el que él mismo intentaba vender. Después, cada vez que lo hacía, compraba también una copia de su propio disco. En no demasiado tiempo, Amazon ya sabía de hecho que quien había comprado ESTO también habría comprado su AQUELLO.

Después tuvo que vender las propias copias que no quería, y esto le llevó cierto tiempo, pero en todo momento lo consideró un precio a pagar por la promoción. Hay que reconocer que la estrategia tuvo éxito.

No es que lo esté recomendando a todo el mundo, pero ilustra lo que explico. Las opiniones fiables, tanto si las genera la actividad del consumidor como en Amazon o se trata de verborrea de un individuo bien informado, son herramientas potentes. La moraleja es que, aparte del Escucha, Gusta y Compra, una recomendación de alguien de confianza es la mejor promoción que tu música puede conseguir, y que ese tipo de recomendación es más fácil de conseguir online que fuera.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar