Informática musical

Mi experiencia con el ecosistema de Native Instruments

El pasado mes de noviembre, Plugin Audio y Steinberg me invitaron a dar una masterclass de mezcla en Vigo. Aparte de la gran experiencia de compartir un día muy educativo con gente muy interesante, quedé sorprendido por la demostración que se hizo Álex Martín de la Maschine Studio junto con a un teclado Komplete y su librería.

Soy usuario de productos de Native Instruments desde hace muchos años, pero no tenía el Komplete actualizado y jamás había mostrado el más mínimo interés por Maschine o por la gama de teclados nueva. Siempre me he declarado fan incondicional de Kontakt, Reaktor y otros virtuales de NI (de hecho, el propio Kontakt es el motor de la mayor parte de mi trabajo diario desde hace más de una década), pero había ignorado el resto de la gama, más por desconocimiento que por falta de méritos.

Como profesional, componer y producir para mí no es ya sólo un acto de inspiración es algo supeditado a un agenda y a unos plazos y últimamente llevo un tiempo pensando que aunque mi creatividad no ha mermado, un proyecto vacío de mi amado Cubase puede no ser muy inspirador cuando quieres ser atrevido y original.

Jorge Pérez, de Plugin Audio, me hizo llegar las tres joyas de la corona (Komplete Keyboard S88, Maschine Studio y Komplete 10 Ultimate) y me gustaría comentaros mi experiencia con ellos.

Komplete Keyboard S88

Komplete Keyboard S88

Es el último teclado de la familia Komplete de Native Instruments. Como su nombre sugiere, es un teclado de 88 teclas, esta vez contrapesado, con un pequeño display, 8 potenciómetros y algunos botones más alrededor que controlan el transporte del DAW y su integración con Komplete (más sobre esto después). Llama la atención que han cambiado las clásicas ruedas de inflexión de tono y modulación por dos controles de cinta, que responden muy bien. Es un instrumento realmente bonito y estilizado.

El mecanismo del teclado está desarrollado por el prestigioso fabricante Fatar. Para mi gusto, el tacto del contrapesado es ligeramente inferior al de la gama CP de Yamaha, pero muy bueno.

Tiene varios modos de funcionamiento y está integrado perfectamente con el software Komplete, asignándose de forma automática los controles a las funciones y distribuyéndolos por varias páginas. Llama la atención especialmente que las teclas se iluminen y que esa iluminación sea controlable tanto en modo MIDI (el usuario puede definir sus propias divisiones), como automáticamente mediante Komplete. El software funciona tanto de forma independiente, como plugin.

Además, incluye el paquete incluye el paquete Komplete Select, compuesto por Massive, Prism, Monark, un puñado de buenas librerías con pianos acústicos y electrónicos y baterías, y el compresor Solid Bus Comp (emulación del compresor del master de la SSL),

Más información, en su web.

Maschine Studio

Maschine Studio

Definir Maschine es tarea ardua. Heredera de la tradición de las MPC de Akai, engloba el concepto de controlador, groove-box y secuenciador. La Maschine Studio es la última y más potente encarnación y viene equipada con dos pantallas detalladas a todo color, medidores, varios potenciómetros y teclas de control y el clásico sistema de pads. Al contrario de lo que puede parecer, es sólo un controlador MIDI, de forma que sin estar conectado a un ordenador carece de funcionalidad alguna. Una vez enlazado con su software, puede funcionar tanto como un simple control MIDI como integrado con el programa Maschine, que es donde muestra todo su esplendor. La lista de funcionalidades que tiene es realmente interminable con varios modos de secuenciación, arpegiador, síntesis, sampling, slicing, etc. Además, el secuenciador se supone suficientemente potente para relativamente canciones complejas. El software también funciona como plugin o mediante Rewire, lo que mejora su integración dentro de cualquier entorno de trabajo. Un detalle muy bueno es que Maschine puede funcionar como controlador MIDI, permitiendo el mapeo y configuración de cada botón.

Como todo el hardware de Native Instrument, está sólidamente construida y es muy atractiva. Al igual que el Komplete Keyboard, trae el Komplete Select, que complementa la librería, efectos y sintetizadores internos.

Tenéis más detalles en su web.

Komplete Ultimate 10

Komplete Ultimate 10

Komplete Ultimate 10 es el paquete de software que engloba todo el software de producción musical de Native Instruments, con sus pesos pesados (Kontakt, Massive, Reaktor, Absynth, FM8, etc), todos sus efectos y todas sus librerías, hasta un total de 75 productos y 320 GB de librerías. La versión que instalé en mi equipo era descargable, pero me consta que se distribuye habitualmente en un disco duro. Funciona en todos los secuenciadores y entornos comunes.

No voy a describir cada uno de los 75 componentes productos y 320 GB de contenido que tiene, pero lo dividiré por partes:

  • Instrumentos virtuales: Reaktor 5, Massive, FM8, Absynth 4, Battery 4 y Kontakt 5. Cualquier de ellos son herramientas increíbles, sin contar que Reaktor y Kontakt son camaleónicos y sólo por sí mismos ya tienen miles de opciones. Absynth es posiblemente el menos amigable y, en mi opinión, el que tiene el sonido más estéril, pero confesaré que gracias a Komplete Kontrol he descubierto sonidos increíbles que habían pasado desapercibidos para mí, a pesar de estar en mi paleta desde hace más de una década.
  • Efectos: Guitar Rig 5, Solid Mix Series, Reverb Classics, Vintage Compressors, Supercharger GT, Replika, Premium Tubes Series yTransient Master. Abarcan todo lo que puedas necesitar. Su eslabón más débil son los simuladores de amplificadores de Guitar Rig: muchas cosas han pasado desde que salió, y su sonido no es el más detallado. Además, las distintas emulaciones tienen todas el mismo carácter al final. Sin embargo, donde Guitar Rig 5 es abrumador en todo los demás: convolución, filtros, modulación, compresión, reverberación. Es inabarcable y una de las herramientas más creativas jamás usadas. Mención especial, de nuevo a Reaktor 5 y la cantidad de módulos de efectos estupendos que trae.
  • Librería de sonidos para Kontakt y Battery: la lista es muy larga, pero lo resumiré en que tiene un poco de todo y de muy buena calidad.

Instalación

Desde que hablé con Jorge hasta que me llegó el material pasaron unas semanas porque estaba a la espera de que llegara el S88, que se acababa de presentar en octubre. Muy amablemente me ofreció usar sus licencias para que fuera probando el Komplete Ultimate mientras llegaba el resto, pero yo estaba en mitad de mi última película (Nacida para ganar, de Vicente Villanueva) y, siguiendo la norma de oro de no cambiar nada en mitad de un proyecto, preferí esperar.

El sistema me vino en dos cajas, bien empaquetado y con instrucciones bastante claras. La caja del S88 es del tamaño de un ataúd y tuvimos que moverla entre Pablo (mi asistente) y yo. El teclado es manifiestamente más pequeño, pero viene embalado como si fueran a ser enviado a Bora Bora en lancha.

Las instrucciones para instalar el sistema requieren un poco de atención, pero es fácil percatarse que te toca hacerte una cuenta en la web y registrar las máquinas y el software. El instalador es un programa cuya única función en la vida es gestionar la descarga de todos los componentes. Por la naturaleza masiva del paquete, la peor parte se la lleva la bajada e instalación de los 320 GB de software de Komplete Ultimate. El sistema usa un inteligente gestor de descargas que la continúa si se interrumpe o te aburres de esperar y apagas el equipo. Honestamente, bajar y, sobre todo, instalar esa cantidad de datos de Internet, incluso con mi conexión de 300 Mbps, es una agonía en vida.

Al contrario, la autorización del software es un juego de niños: abres el panel de control, pones tus números de series y fin de la película. Un diez aquí para Native Instruments.

Aunque cada producto funciona de forma independiente, la filosofía del sistema gira alrededor de dos programas, Maschine y Komplete, que pueden funcionar de forma independiente o controlados por el hardware especifico.

Trabajando con Maschine Studio

Tum-pack, tum-tum-pack

La filosofía de Maschine es que puedes crear una canción completa sin salir de su sistema, usando una estructura de escenas, patrones y grupos. La primera impresión que tienes es es mitad “lugares comunes” y mitad “centro comercial”: todo te suena familiar pero no sabes dónde está nada y hay muchos sitios donde tocar. Una vez que encuentras el botón de grabar y el metrónomo hacer el primer patrón es relativamente rápido. La cosa se complica cuando quieres hacer algo más elaborado, pero la máquina está bien diseñada y la curva de aprendizaje es bastante uniforme. Honestamente, no me veo haciendo canciones completas con ella, pero como herramienta de trabajo y disfrute personal, para programar ritmos complejos o automatizar parámetros, no recuerdo muchas cosas que ni se acerquen.

Maschine, como comenté antes, es simplemente un controlador (realmente muy avanzado, pero nada más que un controlador) y requiere de su software (independiente o en plugin) para funcionar. El software que lo acompaña es un programa denso en funciones, pero bien integrado con un aspecto y distribución de los elementos algo diferente al hardware. Esto que al principio puede parecer chocante, con el tiempo se revela como un gran acierto, puesto que te permite trabajar con él de la forma más óptima sin el lastre de replicar la experiencia. Obviamente, usar el programa no es ni la mitad de inspirador que el hardware de Maschine, pero es útil para hacer ciertas tareas que usando controles resultan muy tediosas.

Las librerías internas de Maschine están muy bien elaboradas (y etiquetadas) y es un magnífico punto de partida a la hora de crear tus propias secuencias. Maschine permite integrar librerías propias, sonidos externos e instrumentos y efectos virtuales de cualquier fabricante, aunque desde el controlador sólo se pueden cargar los preparados para el sistema. La carga, navegación y edición de todo se basa en sus dos maravillosas pantallas, haciendo innecesario recurrir al software para casi nada. Eliges la categoría y vas avanzando por los niveles hasta que llegas a lo que buscabas, sea un sonido o un efecto. Todo eso sin tocar el software y de forma admirablemente rápida. Además, cabe mencionar que detecta si tienes un teclado de Native Instruments y lo integra de forma perfecta, permitiéndote usarlo para grabar y controlar el plugin, sintetizador o sampler seleccionado.

La versión plugin, que es la que más uso dada su integración con Cubase, es ligeramente más inestable que la versión independiente, que es sólida como una roca. Salvo que esté programando baterías acústicas o algún elemento sencillo, el grueso de la parte rítmica y algunas melodías las ejecuto con Maschine. El flujo de trabajo es muy bueno, pudiendo arrastrar fragmentos de audio directamente desde el software a Cubase (o al DAW que uses).
Todo en Maschine está muy cuidado y es tan inspiradora que la uso constantemente para programar patrones rítmicos, efectos y melodías.

Insistiré que este artículo está lejos de ser un review profundo de Maschine, pero para muestra de su potencia os dejo el playlist de Native Instruments para que veáis la capacidad y sencillez del producto.

> https://www.youtube.com/playlist?list=PLkFqg7ZvTWb3Y8O0N5mF_A8FvtoOFyrhI

Maschine Studio se ha convertido en algo tan importante en mi flujo de trabajo, que en mi último viaje a Estados Unidos y México estuve viendo la manera de transportarla (ya sabéis que en los aviones ponen pegas con estas cosas); no me va a hacer más remedio que comprar una Maschine Mikro...

Trabajando con Komplete Keyboard S88

Más reverb

Aparte del aspecto, los 8 controles y su arpegiador, el S88 no tiene nada de especial por sí mismo: es con teclado controlador de gran acabado, luces de colores y poco más. La magia viene cuando lo usas en conjunción con su su software Komplete.
Komplete es un programa cuyo cometido es doble: facilitar el acceso a toda la librería mediante etiquetas y asignar divisiones de teclado y controladores a funciones de cada sonido. Éste no es un concepto nuevo, puesto que la propia Native Instruments lo intentó con un producto ya abandonado llamado Kore hace una década que, sin duda, se adelantó a su tiempo. Diez años más tarde, Komplete recoge el testigo y, aprovechando la mejora en la velocidad de carga y su integración con más hardware, lo lleva al siguiente nivel. El funcionamiento recuerdo mucho a la selección de sonidos de Maschine: eliges un plugin (o todos) y, a partir de ahí, vas afinando en subcategorías. La mala noticia es que el plugin tiene que estar preparado para ser controlado por Komplete y, de momento, la variedad se centra en los productos de Native Instruments y alguno más, como Arturia y algún producto de Waldorf y U-he. La variedad de instrumentos virtuales, presets, librerías que ya trae incorporadas es inacabable y realmente nunca sé si voy a cargar un presets de Kontakt, Reaktor, Absynth, Massive o cualquier otro, sólo cargo, escucho y decido. La interfaz, además, te deja ajustar y ampliar los parámetros editables, desde un pequeño subset seleccionado hasta el plugin al completo.

Como está diseñado para facilitarte la vida, el S88 ofrece un conjunto de cursores y que te ayudan a navegar por la ingente cantidad de sonidos de forma muy rápida y eficiente, y ahí es donde reside la magia: gracias a Komplete he empezado a descubrir sonidos que no sabía ni que tenía, ampliando en mucho mi paleta. Además, como comenté anteriormente, el teclado se ilumina por zonas, así que cuando cargas algún sonido de instrumento virtual que incluya esa opción (como Battery o Kontakt), el teclado te indica con precisión dónde está cada división, a la vez que preasigna los controladores paginándolos en grupos de 8, lo que es realmente muy útil y acelera mucho mi manera de trabajar.

Dicho todo esto, el S88 fuera Komplete pierde todas esas funciones, resultando ser únicamente un controlador, lo que me resulta especialmente doloroso cuando abro alguna instancia de Kontakt o Battery. Al estar basado en “presets”, Komplete ignora gran parte de mi librería, pero es difícil sentirse decepcionado con las miles de opciones que ofrece. El software, además, es perfectamente operativo sin el teclado y conserva casi intacta su comodidad, lo cual es un gran punto a favor.

Por pedir, me hubiera encantado que tuviera las dos pantallas que sí lleva la Maschine (cuando te acostumbras a ellas, es un lujo al tus ojos no quiere renunciar), pero el software está bien diseñado, así que podré vivir sin ellas.

Trabajando con Komplete Ultimate 10

Hace años que uso varios de los productos de este paquete y al ver los añadidos no puede si no dejar de sorprenderme. Tanto instrumentos virtuales como efectos están muy cuidados, la estabilidad está fuera de duda y no creo que nadie necesite nada más para el 99% de las cosas. Especial mención a Kontakt: hace años que sufría problemas de estabilidad y puedo asegurar que no recuerdo cuándo fue la última vez que se me colgó. Otra mención especial a… todo lo demás: primera clase.

Conclusiones

He disfrutado del tope de gama de Native Instruments y, aunque son productos de cierto precio, puedo afirmar que su valor real es una fracción de la potencia y versatilidad que obtienes, resultándome incluso barato para todo lo que ofrece. Maschine Studio es la herramienta que andaba años buscando: eficiente e inspiradora. Tanto es así que planeo la compra de una segunda unidad para viajar con ella. Komplete Kontrol es un gran teclado controlador, muy versátil, que junto a su software, han ampliado mi paleta sonora, simplemente poniéndola a mi alcance. Además, el teclado S88 se revela como uno de los mejores contrapesados disponibles, que no es poco.

Komplete Ultimate 10 es un conjunto de recursos interminable. Por separado son estupendos, pero la integración lo hace un conjunto ganador y Native Instruments, consciente de ello, ha puesto todas las herramientas para que el acceso sea muy sencillo. Además, ahora tiene buenas ofertas para sus paquetes, así que si te lo puedes permitir, hay pocas excusas para no tener uno de cada. O dos :-)

Maschine Studio: 999,00 € PVR
Komplete Kontrol S88: 999,00 € PVR
Komplete Ultimate 10: 999,00 € PVR

A favor
- Herramientas inspiradoras.
- La integración del conjunto es realmente buena.
- Diversidad. No se me ocurre nada que no se puede hacer.
- Relación calidad-precio insuperable.

En contra
- Requiere cierto esfuerzo integrar tus propias librerías. La ausencia de herramientas potentes para etiquetar, hace esa tarea bastante incómoda.
- No permite cargar de forma directa software de terceras partes, salvo si está integrado con el sistema. Maschine sí lo permite desde el software controlador.
- El teclado no se ilumina automáticamente sin Komplete.
- Algunos crashes ocasionales en Maschine en modo plugin.
- Por pedir, hubiera preferido que incorporara Reaktor 6

Alternativas
Hay muchas alternativas a todo el software y hardware, pero ninguna tan bien integrada.

Maschine: Ableton Push 2 y MPC Touch son sus mejores contendientes. Push 2 está limitado al necesitar Live para funcionar. MPC Touch basa gran parte de su workflow en una pantalla táctil muy amplia, pero con algo de latencia. Ambas herramientas son muy potentes en cualquier caso.

Komplete Kontrol S88: La magia está en el software, así que la única opción posible es VIP, en su versión 2.0, que se integra con teclados de M-Audio, Akai y Alesis. Es un producto nuevo, que aún no he tenido oportunidad de probar.

Komplete Ultimate 10: Difícil. Hay alternativas para cosas concretas. Universal Audio, Waves o Slate Digital tienen emulaciones muy buenas de ciertos efectos, Halion 5 es un gran sampler, pero su librería ni se acerca a la de Kontakt. Sylenth o Spire son buenos contendientes a Massive, pero su capacidad de modulación aún no ha sido superada, etc. Realmente es difícil conseguir tal cantidad de software por ese precio.

Nota de los editores (16/03/2016 18:54): Native Instruments nos contacta para ampliar algunos detalles de este artículo. Concretamente, explican que el programa de integración NKS está en continua expansión (disponen de una lista de partners NKS actuales y en camino). Además, en cuanto a la integración de librerías externas, puntualizan que sí es posible hacerlo a través del Controller Editor, como se explica en este videotutorial.

Mi agradecimiento a Plugin Audio por facilitarme todo el equipo. Plugin Audio es una tienda española especializada en el mundo de la producción musical y la gama de Steinberg, que estrenó recientemente una nueva web.

Fotografías: Cristina Luque

¿Te gustó este artículo?
15
Comentarios

Regístrate o para poder comentar