No creas el mito (Don't Believe the Hype!)

Andrew Dubber

Hay mucha discusión sobre la música online en la prensa tradicional, una cobertura que suele basarse en ciertos elementos predominantes. La mayor parte de ellos no son ciertos.

Merece la pena ser capaz de separar hechos de ficción y mito de realidad cuando se trata de describir el mundo de la música online. Especialmente cuando pretendes vivir de ello. A continuación los dos mitos que es más importante rechazar.

1. El determinismo tecnológico

Existe la creencia popular, particularmente en la prensa tradicional, de que la tecnología dirige la historia. De acuerdo con esta idea, los cambios tecnológicos alteran las reglas que gobiernan cómo dirigimos nuestras vidas, nuestros negocios y nuestro tiempo libre. Usualmente se manifiesta como un progreso y un declive; un mundo lleno de inmensas nuevas oportunidades, y la pérdida de una vieja forma más natural de comportarse.

Progreso: En el caso de la música online, lo vemos muy claramente. MySpace nos regaló a Arctic Monkeys y Lily Allen. Una emisora web casera llevó al éxito de Sandi Thom. El determinismo tecnológico nos dice que el nuevo entorno llamado Internet nos permite evitar los viejos guardianes, y que tal enorme cantidad de apoyo público surgió como resultado de la gran influencia de un gran artista directamente conectado a las masas.

Declive: También existe la historia sobre cómo la Internet está «asesinando» a la industria discográfica. Las descargas, y la posibilidad de crear CDs en casa son responsables de la caída en desgracia de las principales discográficas, a lo que sigue el declive de las ventas en tiendas y la desnutrición de los viejos y naturales modelos de distribución y consumo de música. Consecuentemente se impide que los propietarios de los derechos intelectuales reciban la recompensa que merecen por su papel en el proceso creativo.

Paparruchas.

De hecho la tecnología no «causa» estas cosas. La tecnología cambia y elegimos nuestra respuesta. Tenemos la capacidad para negociar con estos cambios en los medios, siempre que los entendamos mientras ocurren.

2. La gente suele mentir

Vale, «mentir» suena demasiado fuerte. Pero si estás leyendo cosas sobre la música online, lo más probable es que estés leyendo marketing y relaciones públicas. Que no te engañen. Tirando por lo bajo, sobre el 70% de lo que sabes de las estrellas en los medios es una nota de prensa. Probablemente en realidad el porcentaje es mayor. Asumiendo que lo que lees es una nota de prensa, permítete buscar contenido polarizado y parcialidad. Podría no ser una nueva habilidad para ti, pero parece que muchos lo olvidan cuando se trata de cosas que no entienden del todo, y la tecnología es una de ellas.

Así que, por ejemplo, si lees que las bandas se lo están montando en MySpace, la primera pregunta que debes hacerte es «¿quién sale ganando si me lo creo?» Luego recordarás que lo que hace que una banda venda es una gran historia. Cuanto la historia más consista en que son genuinamente auténticos en lugar de puro marketing, más éxito tendrán sus ventas. Recuerda que MySpace y la Fox pertenecen a la misma persona.

Así que cuando leas que Sandi Thom firmó con Sony porque 100.000 personas se conectaban a su emisora web cada noche, lanzada desde su apartamento londinense, recuerda que estás leyendo la historia DESPUÉS de que haya fichado por Sony. Lo primero en lo que piensas ahora es en la nota de prensa, y en quién la ha redactado, incluyendo todos esos fotógrafos durante la «firma».

Luego recuerdas que el ancho de banda cuesta dinero y que hay serias limitaciones técnicas en el ancho de banda de subida de las conexiones caseras. Si Sandi Thom hubiese tenido todas esas escuchas sin apoyo corporativo, probablemente hubera debido estar corriendo un ISP propio, con un ancho de banda de salida masivo por un valor de miles de libras al mes, y sin ingresos a la vista.

Finalmente te enteras de que Sandi Thom tenía un publicista a sueldo. Encima, ya con contrato con Sony cuando ella empieza. Lo del apoyo internauta es una buena historia, y tiene el mismo impacto que la historia que todos creyeron sobre que Norah Jones era un simple fenómeno del boca a boca. En realidad, el billboard, la tele y la radio ya estaban allí.

Resumiendo:

La moraleja de esta historia es que los mitos nos impiden entender lo que realmente se cuece y hasta dónde llega. Si no entendemos estos procesos, navegar a través de ellos resultará problemático. Si quieres meterte en el negocio musical aquí y ahora, no puedes confiar en una mágica historia de éxitos en MySpace. Y no debes temer tratar con un entorno hostil repleto de ladrones y «ventas perdidas».

Mejor desconfía de las historias sobre éxitos y calamidades online, y mira hacia las nuevas tecnologías como un conjunto de herramientas que puedes adoptar, y cambios en el negocio musical a los que te tienes que adaptar.

Foto de Rock My Religion.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar