El nuevo Eurovision

Bien. El fenómeno está siendo el siguiente. Por una parte, el festival de Eurovision hace ya más de una década que musicalmente es rigurosamente irrelevante. No volverán a participar unos Abba, un Franco Batiatto, siquiera una Celine Dion. Por otra parte, televisivamente también está perdiendo relevancia a marchas forzadas. No por ningún demérito particular, sino porque la propia televisión cada vez tiene la batalla más perdida contra un buen portátil con conexión inalámbrica al YouTube, el auténtico totem de la comunicación en el nuevo siglo.

Así pues, hacen bien todos en Eurovision en intentar convertir el festival en otra cosa, en particular en un monumento a la participación de todos los internautas. Con el extra de complicidad que puede suponer saber que quien va a representar a tu país realmente es aquel de quien hiciste clic en el enlace, es posible soñar con que la audiencia del festival no solo se derrumbe, sino que sea mayor que la que se viene arrastrando los últimos años.

En España, el artista que nos va a representar se escoge en MySpace. En la actualidad aparece destacado Rodolfo Chikilicuatre, de la galería de frikis del gurú televisivo Buenafuente. No importa que otro gurú, en este caso de la blogosfera hispana, como Nacho Escolar haya pedido el voto para La Casa Azul. Baila el Chikichiki es el título de la canción. Sé lo que estás pensando pero, bien mirado, ¿es esto peor que participar con Nash o con La Década Prodigiosa? Tengamos al menos sentido del espectáculo.

Por Irlanda este año concursará el Pavo Dustin. Sí, un peluche. En realidad no un peluche cualquiera, sino uno casi legendario en tierras irlandesas gracias a la serie infantil que protagoniza. En Irlanda ya se han olvidado de que bastaba con presentar al concurso a Johnny Logan para llevarse el premio. O no se han olvidado, pero también han preferido este año montar el numerito.

Finalmente, procede hablar de Finlandia. Son tres las aportaciones de Finlandia a la cultura occidental de nuestro tiempo: El sistema operativo Linux, los sistemas educativos trilingües y Lordi. Por si algún despistado pensaba que la cosa se acababa con el Rock'n Roll Hallelujah, Finlandia concursa este año con Teräsbetoni, a decir de los expertos en rock finlandés —«hay gente p'a to» que exclamó el torero Juan Belmonte cuando le presentaron a Ortega y Gasset y le dijeron que era filósofo así que le pagaban por pensar— los más jebis del lugar.

¿Verdad que sientes una impaciencia desconocida por que llegue el primer sábado de mayo?

tv musica eurovision

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar