En realidad no hay tantos acordes distintos

El caso por plagio entre Coldplay y Joe Satriani es una tontería por muchos motivos. Vale, hay similitudes, pero es demasiado el material musical hoy en día que suena parecido. Hay un capítulo entero en el libro The Public Domain de James Boyle que retrocede al momento en el que el I Got A Woman de Ray Charles básicamente copia de unas cuantas otras canciones, en algunos casos flagrantemente, para conseguir inventar la música Soul. Después vuelve al presente buscando a otros que simplemente han construido sus canciones a partir de la de Charles. Puedes leer el libro entero online, todo está en el capítulo 6, I Got a Mashup.

Luego, por supuesto, muchos han visto el número del cómico que se mofaba de cuántas canciones comparten la progresión de acordes del Canon en Re de Pachelbel.

(Recomiendo aquí no perderse bajo ningún concepto el segundo videoclip tras el enlace.)

Sobre la cuestión, nuestro lector Bill Squire nos ha mandado este videoclip sobre cuántas canciones utilizan la misma progresión básica de acordes que el Don't Stop Believing de Journey —N. del T.; magnífico, y obra de un auténtico cachondo mental, ¿The Beatles plagiando a Journey?—.

¿Todavía hay a quien le preocupa que un músico llegue a una canción similar a la suya?

Visto en There's Only So Many Ways To Combine Chords... publicado en Techdirt.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar