La zona muerta

musica marketing sethgodin

Seth Godin

El otro día vi un dúo fantástico tocando música en directo junto al mercado. Se les veía bien ensayados, entusiastas, realmente buenos. Como a veces me siento un patrón de las artes, les compré un CD.

Era odioso.

He pensado mucho sobre lo que no me gustó del CD, y creo que es la curva del gráfico.

Te sientes tan excitado cuando grabas un CD que te pones a tocar sin descanso diales y potenciómetros. Y entonces lo sobreproduces. Estos chicos pasaron de ser dos tíos de verdad tocando música auténtica, en directo y gratis, a un cuarteto multipistas buscando desesperadamente un sonido profesional. Y acabaron en la zona muerta. No lo suficientemente brillantes para parecer perfectos, pero demasiado para resultar auténticos.

Te pasa en los restaurantes. Ponme una buena pizza hecha a mano y no me importa si va en un plato de papel. O ponme algo de Ferrán Adriá. Pero no tengo paciencia para todo lo que está en medio, todo lo que es demasiado brillante para resultar auténtico, pero no lo suficiente para ser una maravilla. ¿A quién le gustan los sandwiches de atún en un envoltorio de plástico?

Si me mandas una carta escrita a mano seguro que la leeré. O me puedes mandar un precioso paquete por Fedex con unas fuentes bien curradas. Pero si me mandas el típico mensaje de impresora, ya lo verás. La zona muerta, otra vez.

Por eso funciona el email HTML bien hecho, como también funciona una bonita carta escrita a mano. Es el material banal en la zona media lo que la gente no lee. Y aún así, el 95% de lo que veo está precisamente ahí, en la zona media.

The Blair Witch Project y Pi eran auténticas. The Matrix era perfectamente brillante. La nueva de dibujos de Star Wars no es más que una tontería.

Por eso a veces una carta de presentación personalizada funciona mejor que el curriculum. Nos gusta la autenticidad de lo hecho a mano, y nos gusta la brillantez cuando es perfectamente profesional.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar