Informática musical

Arturia chorus Dimension-D, flanger BL-20, y phaser Bi-Tron, nuevo trío de efectos software

De tres en tres

Arturia demuestra una vez más su amor por los tríos al ofrecer efectos. En esta ocasión con tres más que reconocibles de la familia de las modulaciones. Reconstrucción en plugin de sendos representantes paradigmáticos y recordados de los chorus, flangers y phasers.

Cualquiera que peine canas o que haya leído un mínimo sobre efectos clásicos, piensa en el Roland Dimension-D como una de las unidades de chorus más valorada en su momento y más recreada tanto en hard como en soft posteriormente, incluso por la propia Roland que sigue ofreciendo el sabor de 'dimension-d' en muchos de sus productos. No menos instalados en la memoria los originales en los que se basan el flanger BL-20 nacido del BEL BF-20 Stereo Flanger, y el phaser Bi-Tron claramente basado en el Musitronics Mu-Tron Bi-Phase. De ellos también encontramos aún hoy versiones hardware en fabricación, en nuevos formatos.

Las manos de Arturia en estas reconstrucciones software garantizan una cercanía de estética, parámetros y resultados con los originales, pero acompañan a la pura ingeniería inversa de su reconstrucción elementos modernizadores que amplían notablemente las posibilidades de control. Para juzgar el acierto en cuanto a la recuperación del sonido original pueden probarse las versiones demo, pero más allá de ese siempre encendido debate, está clara la proximidad de espíritu y las ventajas derivadas de esos jugosos añadidos que el software facilita.

Chorus DIMENSION-D

El chorus Dimension-D original de Roland aportaba sobre una tecnología analógica de retardos BBD una complejidad de la señal de control/modulación que iba mucho más allá del simple LFO habitual en otras. La evolución mucho más intrincada y menos predecible de las pequeñas variaciones de tono y tiempo que producía, hacían especialmente dulce y densa la acción de este chorus. Poco importaba que esencialmente ofreciera 4 modos fijos de funcionamiento en lugar de controles más personalizables, porque se bastaba por sí solo para aportar una magia especial. Arturia reconstruye esa visión sencilla de un chorus con varios modos, pero ofrece igualmente opciones como el control de forma de onda, la amplitud del espacio estéreo resultante tras la modulación, o control sobre el grado de saturación interna para además del dulce carácter del chorus poder aportar un punto un poco más agresivo o 'excitado'.

Arturia chorus Dimension-D
Chorus Dimension-D
arturia.com

Flanger BL-20

Son (somos) muchos quienes se acaban aburriendo del resultado de los flanger convencionales. El carácter cíclico y su color tan característico sirven bien para generar determinados tipos de sonoridad empapada en muchas grabaciones, pero ya es todo un cliché. Unidades como el BEL BF-20 que sirve de base a este nuevo efecto de Arturia querían y lograban ir más allá. Empezando por su carácter estéreo, siguiendo por reunir los tres modos de flanging en un único equipo: control manual, control basado en la envolvente de la propia señal audio (con posible aplicación en 'inversa' de esa envolvente), o control cíclico basado en LFO. Arturia añade entre otros elementos generadores de funciones de control con contornos multisegmento, elección de la forma de onda para el LFO, y desajuste de la fase con la que cada canal del estéreo se ve modulado para así lograr añadir un enriquecimiento importante en imagen estéreo. Todo de nuevo bajo la premisa de aportar un color de corte 'analógico'.

Arturia phaser Bi-Tron
Phaser Bi-Tron
arturia.com

Phaser BI-TRON

El Mu-Tron Bi-Phase era un rara avis entre los pedales de guitarra. Nada que ver con los phasers sencillos: ya el tamaño del pedal lo ponía aparte, todo un gigante. Musitronics lanzó en 1974 el que posiblmente fue el primer pedal con doble phaser. Los phasers no eran precísamente pedales baratos, y uno doble era todo un lujo. En este caso un diseño de 6+6 etapas de salto de fase. En no pocos discos de los últimos 60s y primeros 70s escucharéis aplicados dos phasers sencillos para conseguir resultados mucho más apabullantes que con uno. El Bi-Phase quería resolver desde un único pedal la cuestión y además aportar la posibilidad de un tratamiento vinculado / sincronizado de ambas secciones de phasing, algo impensable con dos phasers individuales en sistemas analógicos de la época. El control de realimentación fue la forma de aportar distorsión sobre un diseño originalmente basado en fotocélulas muy lineales que resultaba demasiado limpio frente al 'desgarro' que introducía la saturación en los transistores FET de otros diseños, y acabó convirtiéndose en elemento esencial para el sonido del Bi-Phase, copiado luego en otros muchos phasers. Aparece igualmente enotros muchos discos recientes, dado que ha habido y hay todavía ediciones hardware. El control manual, basado en envolvente o cíclico está presente en la edición de Arturia, como también el uso de las dos etapas en serie o paralelo, con control directo o invertido entre las dos unidades, o incluso la facilidad de combinar las dos señales de control en cada una de las dos secciones de phaser.

Arturia flanger BL-20
Flanger BL-20
arturia.com

El precio de lanzamiento es de 149€, que fuera de promoción ascenderá a 199. Precios en línea con los anteriores tríos, y a los que hay que añadir las opciones de compra conjunta con la FX Collection, así como ofertas específicas para usuarios registrados de otros productos software Arturia. 

Más información | arturia.com

 

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios

Regístrate o para poder comentar