Informática musical

Beardyman, beatboxing y la exploración de la voz humana mediante la tecnología

Probablemente por acá muchos conocerán el trabajo de Beardyman, un sujeto que deambula entre músico y comediante cuya técnica principal es el beatboxing, experimentando con todo tipo de sonidos de una forma similar a muchos otros artistas de hoy en día que mezclan de formas bien interesantes la tecnología y la voz.

Es claro que escuchar a alguien haciendo efectos de sonido o música con su voz no es algo nuevo, mucho menos cuando haciendo memoria descubrimos que desde hace miles de años los humanos nos comunicamos a partir de extraños sonidos, imitando incluso a los animales y fenómenos de la naturaleza mediante la voz. Sin embargo, algo que caracteriza especialmente a este personaje es la implementación de todo tipo de tecnologías en su propuesta, similar a como hace Tim Exile, por ejemplo, aunque manteniendo una exploración muy particular que según el mismo Beardyman, se basa en una búsqueda incesante de lo que la voz puede llegar a hacer. Además de ser un tanto chistoso, no tomarse muy enserio y permitirse ir más allá de lo común, Beardyman es todo un geek de la tecnología.

En esta ocasión, el artista ha preparado un entretenido y novedoso TEDTalk, queriendo ir un tanto más lejos que las veces anteriores, ya que como él mismo lo describe, quiso en este caso encontrar mediante la tecnología maneras de eliminar ciertas limitaciones que tiene el hombre naturalmente en su voz, como por ejemplo la creación de polifonía desde una sola nota de la voz, la generación de diversos ritmos o la posibilidad de realizar un sin fin de procesos de pitch, efectos de reverberación, modulación, entre otros, que le terminan ofreciendo una amalgama de sonidos admirable. El vídeo está en inglés pero más que escuchar sus palabras, lo importante esta en los sonidos que realiza, yendo desde efectos sonoros, hasta cantos ancestrales de mongolia o curiosas imitaciones de las cósmicas tonadas de guitarra de David Gilmour en Pink Floyd.

En el vídeo se aclara en repetidas ocasiones que todos los sonidos son moldeados en tiempo real a partir de la voz. No se tienen samples previamente grabados o complejas cadenas de sintetizadores. Simplemente mediante la voz y varios instrumentos y efectos (como él mismo cuenta, utiliza un sistema de producción en tiempo real creado en colaboración con la gente de DMG Audio y Sugar Bytes, en el cual se alcanzan a ver varios tablets, un computador portátil, una Maschine, un Nord Stage, un Korg R3, un pedal de efectos que posiblemente sea un Eventide PitchFactor, entre otros "juguetes"). Es claro que las demostraciones que hace pueden ser alcanzadas de muchas maneras, incluso con instrumentos más simples y configuraciones más sencillas de software o hardware, pero el punto acá está quizás en el hecho de reconocer como la voz se expande mediante la tecnología y explorar algunas de las tantas cosas posibles hoy en día con cualquier generador de sonido.

En otros vídeos que tiene por ahí en Internet de previas presentaciones, utiliza sistemas de pedales para hacer loops y overdub, imitando instrumentos y armando una banda con su voz, como una presentación bien curiosa que realizó en los BBC Comedy Proms donde incluso realiza experimentos interesantes con una orqueta de instrumentos reales:

En el diseño de sonido para cine por ejemplo, se viene desde hace años experimentando mucho con la voz. Hay monstruos de películas o videojuegos, incluso sonidos de naves o coches, elementos cotidianos o cualquier tipo de sonido extraño que ha sido desarrollado a partir de la voz y en muchos de los casos, procesado de cientos de formas diferentes desde una herramienta tecnológica. A la hora de ver la película o jugar, o incluso en muchas canciones de hoy en día, no nos damos cuenta que la voz está ahí. Es interesante la reflexión ya que en parte demuestra lo que puede crearse y expandirse a partir de la voz, pero a su vez también la anula, la esconde, la oculta en bombos, criaturas, efectos o en un vehículo, lo cual le da cierta impersonalidad y transformación al asunto, pura magia sonora.

El beatboxing sumado a la tecnología es claramente algo bien interesante, eso de descubrir como el factor humano logra imitar en ciertos casos de formas tan fieles un instrumento, luego fusionarse en la máquina y crear una especie de banda con toques de cyborg de la cual suelen resultar creaciones por lo menos interesantes. Recuerdo otro TEDTalk que estaba rondando hace poco de otro artista similar, llamado Tom Thum quien también hace un interesante uso de la tecnología combinada al beatboxing, en este caso jugando con unos KAOSSpad:

En particular hay un elemento tecnológico que viene siendo usado desde hace mucho tiempo por los artistas beatbox, el looper o herramientas similares que permiten dejar sonando diversos loops e ir armando y desarmando canciones en tiempo real. Incluso la gente de BOSS tiene un campeonato anual dedicado a ello, donde no solo beatboxers sino todo tipo de músicos con otros instrumentos participan en una competencia donde se busca realizar un uso creativo especial a alguno de los pedales de looper de la empresa, en especial con la BC-50 o la BC-300. Acá por ejemplo está Shlomo del Reino Unido, campeón en el año 2011:

Seguramente ejemplos habrá muchos y los métodos empleados por cada quien serán diferentes, pero algo si es claro, la voz es el instrumento más versátil que podamos tener y combinada a la tecnología es realmente extenso lo que se puede lograr. Seguramente en un futuro seguiremos escuchando combinaciones y procesos cada vez más alocados y novedosos en torno a esto.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
12
Comentarios

Regístrate o para poder comentar