Sintetizadores

Behringer TD-3, el bassline Roland TB-303 clonado en tres colores por 150€

Aunque anticipábamos su llegada el pasado jueves por haberse publicado durante unos minutos imágenes en alguna tienda, ya está publicada la información detallada en la página oficial de Behringer. El hecho de ser un producto que muchos ansiaban llegar a ver disponible, hace que lo traigamos a portada, pudiendo confirmar además el precio de aprox. 150€ al que ya se puede ver anunciado.

La historia de la TB-303 es bien conocida. Un producto de Roland aparecido en 1981 y pensado para permitir a cantautores y músicos que actuaban solos contar con algún tipo de línea de bajo como compañía, de la misma manera que las primeras cajas de ritmo intentaban reemplazar a los baterías. Unos y otros desde la simplicidad de unas técnicas de síntesis propias de la época. Acabada su producción en 1984, el que el Bassline de Roland no cuajara en el ámbito para el que fue concebido, dio lugar a que se acabaran vendiendo usados a precios modestos que atrajeron a aquellos que, con pocos medios, empezaban a plantear unas músicas marcadamente electrónicas de baile. Y su sonido acabó conviertiéndose es un elemento clave para estilos como el Acid o el House, entre otros.
Ha sido recreada / clonada en infinidad de ocasiones tanto en software como en hardware, y no podía faltar en esa fábrica de clones a precios asequibles que centra buena parte de los desarrollos de la división de sintetizadores de Behringer.

Behringer TD-3
TD-3 en sus tres coloridas versiones
behringer.com

TD-3, con idénticas funciones en sus tres colores, ofrece recreados los elementos que daban a la TB-303 su sonido característico, pero los acompaña de algunas actualizaciones relevantes para hacerla algo más versátil. Por supuesto la ruta de oscilador VCO (diente o cuadrada), filtro VCF paso bajo resonante y amplificador VCA, todos ellos analógicos, está presente. Tampoco podía faltar el secuenciador para frases monofónicas de 16 pasos, de los que se pueden mantener reunidos hasta 250 patrones, que podrán ser invocados en cada una de las 7 canciones que puede albergar.

Los controles físicos, la entrada audio, o el uso de 'accent' y 'slide' en los patrones son fieles a las funciones del TB-303. Es nuevo el diseño del circuito de distorsión que incluye para forzar el sonido que emana desde TD-3 haciéndolo más hiriente sin necesariamente tener que acudir a elementos externos y que además de poder ser activado ofrece control sobre su color.
La capacidad de reunir varias unidades (hasta 16) para realizar un uso polifónico, el arpegiador, un juego ampliado de conexiones de control por voltaje y por supuesto la presencia de MIDI (tanto en DIN como en USB) van más allá de lo que admitía el TB-303.

Disponible ya para encargos, y con plazos de entrega previstos en 2-3 semanas, el precio hace prever que, como ya sucediera con otros lanzamientos recientes, la primera partida se agote pronto.

Más información | behringer.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
14
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar