Music Business

El CD recibe otro empujón hacia su tumba

CDs

Esta semana los medios de prensa están anunciando a bombo y platillo (nunca mejor dicho) que BestBuy abandona desde el 1 de julio la venta de CDs. Otra compañía fuerte en el mercado estadounidense de venta de CDs como es Target también está molesta y amenaza a las compañias con retirar los CDs de su catálogo si no se renegocian las condiciones. Target quiere evitar que devolver los CDs no vendidos les suponga coste, y exige adoptar un modelo en que pague sólo por CDs vendidos o de lo contrario retirará este formato de producto.

Como con cualquier cambio de este tipo, las opiniones son muy variadas ante la mutación del negocio de la distribución de música desde el formato físico hacia lo digital, ya sea en descarga o en acceso online. Hay quien ve el enésimo cambio de formato para obligarnos a recomprar toda la colección, hay quien se extraña porque no haya desaparecido ya hace años, hay quien lo lamenta...

Por supuesto, aunque estas y otras compañías lo retiren, no será una desaparición total ni inmediata. De hecho, ahí está el vinilo aguantando el tipo aunque sea en un reducto de un mercado muy específico y no de masas, o incluso el cassette, formato en el que aunque sorprenda sigue habiendo producción incluso en USA. Pero los síntomas son graves y apuntan a una enfermedad crónica que afecta al mercado de CDs. Las cifras de ventas de CD no cesan de bajar mundialmente, y es claro que las nuevas y no tan nuevas generaciones han abrazado el mundo de las descargas y el streaming con decisión.

Recuerdo que todavía antes de cerrar los ochenta, con un CD aún joven y en pleno ascenso, el responsable de una compañía española hablaba de que en un futuro no lejano, la música se adquiriría en soporte de estado sólido, a través de chips minúsculos de ingente capacidad y en los que la tienda nos cargaría el contenido personalizado que deseáramos comprar. Erró al mantener un elemento físico, pero no en la filosofía general del planteamiento, y es que al fin y al cabo en aquellos años Internet era sólo en modo texto y para pocas personas, a través de módems telefónicos de sólo unos centenares de bits por segundo. Difícil pensar entonces en la desaparición de la necesidad de un soporte, de algo tangible que vender/comprar.

Quizá aquello de 'vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver' acabemos poniéndolo como epitafio de nuestro CD, compañero de fatigas durante estas últimas décadas, antes de que celebre sus bodas de oro con la música. De hecho no es ni siquiera cuarentón. Desde luego su sucesor incorpóreo, ni cadáver va a tener porque desde origen vive, como los ángeles, en la virtualidad de las nubes.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
20
Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • Last System
    #1 por Last System hace 2 semanas
    Es que ahora puedes escuchar el álbum via streaming o por mp3 o por YouTube, etc... y si te gusta lo compras ,... y esto antes no lo podias hacer y te obligaba a comprar el cd.
    Melomanos hay muchos ,..pero no millones
    1
  • Andi Star
    #2 por Andi Star hace 2 semanas
    Los coches ya no tienen lector de CD, los PCs tampoco, ya nadie compra minicadenas...
    A día de hoy, es mas dificil escuchar un CD principalmente por que la tecnología ha evolucionado. La ditribución digital, los altavoces bluetooth y los smartphones son el presente. Dentro de 5 años veremos como desaparece el USB como formáto físico para la música.
    1
  • pablofcid
    #3 por pablofcid hace 2 semanas
    Pues qué queréis que os diga. A mí esto de la desaparición total de lo físico me da que tiene mucho que ver con la falta de aprecio/valoración por los contenidos. Igual es cosa generacional, pero sin algo que tocar, ver, incluso 'poseer', me cuesta horrores sentir el apego que sí tenía por los LPs y CDs.
    Por eso, con clarísima segunda intención y cierta mala uva, remataba el texto con:
    "Desde luego su sucesor incorpóreo, ni cadáver va a tener porque desde origen vive, como los ángeles, en la virtualidad de las nubes."
    22
  • Lisboetas
    #4 por Lisboetas hace 2 semanas
    "Pues qué queréis que os diga. A mí esto de la desaparición total de lo físico me da que tiene mucho que ver con la falta de aprecio/valoración por los contenidos."

    Estaba buscando al manera precisa de expresa esto mismo. 100% de acuerdo
    Y si, le doy a todos los palos (fisico y de nube'). Pero en mi mente las cosas de la nube, estan , eso, en la nube

    Confieso que soy bastante mas de vinilo que de CD. Cometi el 'fallo' de dejar de comprar vinilos cuando aparecio el CD. Tarde poco en darme cueenta que no era mi formato, y poco a poco regrese al LP.

    Quien sabe, a lo mejor ees la hora de empezar a acaparar CDs antes de que en 30 anhos sean 'hip' y valgan huevo y medio
    7
  • Mister Carrington
    #5 por Mister Carrington hace 2 semanas
    Me sumo a la opinión de #3 y #4 .

    Lo del 'streaming' es muy mono, y comprar un archivo informático de contenido sonoro está muy bien, pero se nos está extirpando el concepto de propiedad física.

    Si en la época de la pizarra y el vinilo sus carátulas eran un soporte para el diseño y el más puro arte, ahora el "mp3-ogg-etc" es sólo un contenedor binario invisible.

    La llegada del CD hizo replantearse los diseños por reducción de tamaño y los extras de papel con fotos, letras de las canciones u otras informaciones que hacían delitarse más aún con esas obras de arte. Y por supuesto que hablo por igual de música clásica, contemporánea o moderna.

    Por cierto, el 'tocadiscos' ha vuelto a tomar un lugar predominante en mi salón en competencia directa con los CD y disco duro ;-)
    5
  • D4v
    #6 por D4v hace 2 semanas
    El futuro seran las tarjetas de memoria,las flash cards,pequeñas,ligeras y con gran capacidad y ya puestos que vuelva el vinilo del todo,el vinilo tiene algo especial.
  • qbueno
    #7 por qbueno hace 2 semanas
    tengo para casi todos:

    #1 ojalá la gente hiciese al menos eso, la mayoría de gente que conozco no gasta 1€ en música desde hace años (en ningún formato) como mucho spotify repartido entre varios

    #3 y #4 : ahí está el kit de la cuestión. Es un tema que da para mucho y no solo en ventas de música, pero el resumen actual es: "ah! ¿pero el arte y la música no son gratis? ¿por qué debería pagar?"

    Al artista no le regalan el pan cuando va a la panadería.
    Al músico no le dan la comida del supermercado a cambio de su último disco.
    A alguna le han montado un estudio gratis?

    Abrazos a todos, hablo poco por aquí, pero claro :)
    9
  • cuentista
    #8 por cuentista hace 2 semanas
    La cosa ha tenido tendencia a eliminar cualquier soporte que requiera la compra de la música. El plástico o el vinilo eran solo una justificación, un envoltorio para poder vender el contenido .
    Con conciencia, consciencia o sin ellas, hoy en día hay muchísima gente de 25 años para abajo (y alguno más para arriba) que nunca ha pagado por escuchar música.
    Como además cualquiera puede "hacer música" en su casa... pues ¡viva la industria musical y la música como profesion!

    P. D. (mejor R. I. P. )
    Parece ser que la tendencia actual, tanto en Europa como en América es que el músico pague por actuar en público.
  • alvaro
    #9 por alvaro hace 2 semanas
    Estoy de acuerdo con plablofcid en que hay una componente generacional en esta transformación inevitable. Ya no se consume música, ni en forma ni en tiempo ni en lugar, como hace treinta o cuarenta años atrás (para bien o para mal).

    Creo asímismo que es más importante de lo que aparenta, para la distribución musical, la existencia de un formato físico individual 'palpable' que establezca ese nexo entre creador y su público. Si, por cuestiones de conveniencia, ya no puede ser el CD audio, la industria debería plantear un sucesor. Y éste debe tener la suficiente entidad física como para poder apreciar con comodidad el arte, las letras de cada tema, los créditos, posible material supletorio y en definitiva toda esa parafernalia y protocolo que arropa un trabajo musical, sin hacerlo mejor ni peor per sé, pero sin el cual quedaría ciertamente desnuda de un envoltorio que ayuda a darle una identidad y una motivación. No es lo mismo leer un Ulises de Joyce tras una pantalla LCD rodeado de publicidad e iconos de apps, que en una edición en rústica a tapa dura y con ese papel leñoso de tono ahuesado.
    3
  • Unwired
    #10 por Unwired hace 2 semanas
    Bueno, pero gracias al equipo de Bruce tenemos el cartucho de cinta de ocho pistas como soporte físico hasta el fin de los tiempos... O hasta que nos vaya a caer otro meteorito.

  • sapristico
    #11 por sapristico hace 2 semanas
    Yo iba a elogiarte el estilo literario del final! JAJA...pero sí que iba a mencionar lo del abuelismo-cebolletismo o mitificación en que a ratos ya me veo incluido.

    No despreciemos hasta qué punto esos apegos son tb ficticios, y forjados por cierto tipo de creencias-valores...fruto de industrias y códigos culturales o propagandísticos (de todo un modelo económico y de cierta visión además de consumo neoliberal desde los 80 y el 2º gran boom industrial musical). Obviamente, el modo de nuestro consumo y escucha desde esos tiempos también configura mucho de nuestro cerebro musical,....aunque creo que podemos y de hecho nos adaptamos mucho y muy rápido.

    Sin entrar en la propiedad privada, el acceso a cultura, el valor y precios de la creación y sus etcs...evidentemente la música conlleva muchos elementos emocionales y vivenciales que podemos asociar en mayor o menor medida a la disponibilidad de ese formato físico en los contextos en que queramos profundizarlo, masticarlo y disfrutarlo...en nuestars casas, o camas (ooooh papi Barry, aaaaaah Jodeci...), en las fiestas con colegas, en la calle paseando enamorao o furiosa con el mundo...compartiendo en un viaje de coche sin destino con amigos.

    Pero tampoco dudo que los momentos y apegos vivenciales relativos a la música que podían tener los chavales y chavalas que asistieran a las fiestas iniciáticas del Bronx, Brooklyn o Harlem con los soundsystems, eran distintas a las que pudieran tener los propios MCs (entonces los DJs se llamaban así y ellos mismos animaban el cotarro) que atesoraban aquellas copias míticas, o buceaban (o siguen haciéndolo) en los cajones DITC...y diferente a los 4 gatos que pudieran conseguir y aún hoy tengan la esotérica cassette de Herc en Sedwick Avenue...

    Por no remontarme a aquella vertiginosa voracidad, necesidad, lujo o costumbre de época y los conflictos existenciales y de apegos en tela de juicio cuando uno no podía llevarse a la orquesta a casa desde el Grand Terrace o el Cotton Club...pero comenzaron a poder comprarse discos de Shellac (a compartir por toda una comunidad...como la TV de la Gran Familia), o a escuchar por la radio lo que las limitadas y aún así prolíficas radios de la época permitieran.

    Para bien o para mal, no leer manuscritos, o no poder toparse en una feria de libro viejo o al tuntún con una copia de las flores del mal de 1858 que guardar como tesoro, o poseer una copia original del The Freewheeling de Dylan...es ya o desde siempre una realidad de nuestro mundo de consumos, neoconsumos, mitificaciones, posesiones, prestigio y etcs....más que el apego per sé a la música.

    Entiendo y empatizo con lo que dices, y me pasa sobre todo con determinados libros...ya no con todos (sobre todo novelas gráficas, poesía, fotografía o arte, y algunas novelas, ensayos y etcs especiales a los que te une una Historia personal).

    Con la música sin embargo voy flexibilizando...me adapto. Tengo vinilos, y me fliparía tener muchos de mis discos míticos en ello...aunque asumo que mi poder adquisitivo no cede al frikismo o necesidad de poseer.

    Personalmente sería feliz si alguien me ofreciera en toda la virtualidad posible una serie de obras de teatro y conciertos a los que he asistido en los últimos 20 años, (cada mes que pasa siento más incómodo atesorar en sólida virtualidad HD o incluso DVD o VHS! juas, ninguno de estos materiales audiovisuales...que de hecho no estarán jamás disponibles.

    El apego que se pueda tener a una lista de Spoty es muy relativo, y dependerá de la cantidad de vivencias que podamos asociarle...(tengo una llamada XXX toda de R&B cochino...que ya tiene muy buenas experiencias asociadas), y no veo a los formatos físicos desapareciendo tan rápido de escena, y de ahí mi apuesta total porque el vinilo iba a ir volviendo como una compensación a ese sistema de consumo-propiedad-valores frente a los ángeles y las nubes...pero también creo que habrá readaptaciones de estos formatos, más pensados para ese apego y la "colección" asociada a vivencias, nuevos sistemas de reproducción, objetos-producto, compromiso, fidelización, pertenencia, identidad cultural, melomanía, etc etc etc.
    2
  • BlahBlah
    #12 por BlahBlah hace 2 semanas
    Todo esto tiene mucho que ver con la muerte de la música como tal, no es ya solo una cuestión de continente, sino de contenido que yo también creo que van de la mano.

    La mayoría de gente en efecto no quiere pagar por música. Inventan las excusas que hagan falta para justificar su actitud (y cuando esas excusas ya no valen, se buscan otras).

    Y realmente un grueso importante de la música que se escucha en Spotify es precisamente música que ya existía en medio físico antes que en la propia Spotify.

    La "nueva" música es escasa en comparación con décadas anteriores, y mucho más homogénea y predecible.
    2
  • Hono
    #13 por Hono hace 2 semanas
    No sé...yo recuerdo que la mayoría de mis amigos tampoco compraba música, cosa que yo sí hacía. De hecho la mayoría de la música que conocían era por los garitos o la que yo les recomendaba.
    Hoy en día el consumo de música es brutal, pero creo que hay mucha burbuja y a la mayoría de la gente le importa poco o nada. Es decir, gente que le guste la música (sin llegar a ser melómanos, como podamos ser la mayoría de nosotros) hay poca.
    Los libros han vivido similares adaptaciones y procesos...y las revistas. Y ahí siguen.
    El inconveniente que veo a esto es que algunos catálogos (de jazz, clásica, discos raros, etc.) tendrán problemas para ser difundidos en formato cd.
    Yo sigo comprando cd y me encanta.
  • Libertizer
    #14 por Libertizer hace 2 semanas
    #3

    Alguien escribió:
    Pues qué queréis que os diga. A mí esto de la desaparición total de lo físico me da que tiene mucho que ver con la falta de aprecio/valoración por los contenidos.


    gran verdad que esta a la orden del dia.
    1
  • djpeta
    #15 por djpeta hace 2 semanas
    #5 por aquí otro que ha vuelto a poner el tocadiscos en el salón, de hecho me siento bastante enfermo de todos los LP que quiero comprar últimamente, menudo vicio caro pero satisfactorio al máximo!

    Y bueno, acompaño con un chiste malísimo:
    "El CD está siendo RIPeado"
    1
  • Last System
    #16 por Last System hace 2 semanas
    Pues yo no estoy muy de acuerdo , que sea por la falta de valoración o aprecio de los contenidos , lo siento.

    Creo que no teneis en cuenta el nivel musical tan alto que habido en muchos grupos , ya sean clásicos como modernos y ahora toda la gente tienen acceso a ellos, lo que hace que el nivel de exigencia para comprar cds o vinilos sea mas difícil o mas exhaustivo en la gente a la hora de comprar.

    Pasa como en los sintes .... si tienes dinero ¿no compras el que consideras mejor de los cientos que hay o conoces?
    Pero si ves que no cumple tus requisitos , no le compraras nunca.
    Seras mas especifico en lo que quieres

    Una persona que escuche mucha música con estos medios que comentamos , ve por ejemplo que solo le emociona a los U2 y solo comprara eso ,..al resto no le hara ni caso

    No se si me explico ?
  • lucaturillicat
    #17 por lucaturillicat hace 2 semanas
    Pues es una noticia relevante. Sigue con la tendencia de concentracion y fusión de empresas, que afecta a la manera en que escuchamos música. Un fenómeno que también ocurre con las tiendas de música. Tal como habeis comentado otros, mucha menos gente compra música actualmente. El dinero lo ganan las compañias proveedoras de servicios de internet y los fabricantes de productos electrónicos como mobiles, etc.
    Personalmente soy fan del cd aunque escucho más música a través del ordenador y veo muy complicado cambiar esta tendencia sin ahondar en otras questiones más fundamentales de la economia, así que al corto plazo los monopolios tecnológicos continuarán afianzando su poder.
  • jul
    #18 por jul hace 2 semanas
    Voy a hacer una pequeña reflexión.
    A lo mejor es porque me hago mayor pero...
    No os pasa que os cuesta una barbaridad encontrar un LP entero que sea bueno?
    De hecho, cada vez que encuentro alguno lo celebro.
    Soy consumidor de Apple music e investigo novedades, tendencias etc... Y escucho temas muy buenos pero no LP's buenos de principio a fin.
    Quizás tenga que ver con varios factores, la manera en la cual consumimos la música, la mayor oferta que en los 80o 90, la facilidad con la cual puedes grabar un tema medio decente....
    Años atrás, pocos eran los afortunados que podían tener acceso a grabar un CD en un estudio. El resto, grababa maquetas de muy mala calidad. No se si me explico.... Pero creo que todo esto tiene que ver con la desaparición del formato físico.
    4
  • sapristico
    #19 por sapristico hace 2 semanas
    A mí donde me salta la alarma es cuando sí que sale el cebolletismo proclamando la muerte de la música como contenido...Lo siento pero no puedo estar más en desacuerdo.

    Abrid ventanas, salid a la calle...mezclaos con la chavalada (la amplia, no la de vuestro cliché), escuchad y compartid con ellos, permeabilizad la percepción y los etcs culturales...

    España jamás ha brillado por su cultura musical, y su industria siempre ha reflejado esto...Ahora vivimos algunas consecuencias de ello, y de los mecanismos mercadotécnicos y sociales...pero todo va a ir deslizando por la clásica trayectoria del péndulo y encontrando sus cómos. Chavalxs de 20 años tienen mucho más conocimiento musical que mucha gente de los clásicos poprockeros 70eros, tecnopoperos, jip joperos o indies españoles ya talluditos. Que lo hayan bicheado en internet es lo de menos...se han preocupado, indagado, escuchado....más que a la viceversa.

    Personalmente hay gente de muchas edades, generaciones o contextos culturales que me siguen emocionando sobre manera musicalmente...e independientemente de estilos

    Creo que un repasito a los Tiny Desk Concert de NPR da una dimensión de que igual somos nosotros los que nos quedamos descolgados y no hacemos los deberes.

    No me imagino ni por asomo cómo podríamos haber visto en Madrid algo como tank and the bangas hace ni siquiera 10 míseros años...y hoy vienen y son una realidad que gozar en Clamores, porque precisamente la sala la llevan ahora gente joven con otros criterios...y es sólo un ejemplo.
    2
  • BlahBlah
    #20 por BlahBlah hace 2 semanas
    #19

    Alguien escribió:
    Abrid ventanas, salid a la calle...mezclaos con la chavalada (la amplia, no la de vuestro cliché), escuchad y compartid con ellos, permeabilizad la percepción y los etcs culturales...


    Los que tenemos hijos adolescentes sabemos a la perfección lo que se escucha en la calle.

    Y los ejemplos que tú pones son la evidencia anecdótica, la excepción de la regla.

    Por cada chaval friki que le gusta el rock o música que pueda tener cierto interés, hay 2000 chavales que la única música que conocen (o interesa) es el rollo "electro latino"... Y no solo los chavales. Solo tienes que ir a los sitios genéricos por la noche (los que no están polarizados a un estilo de música concreta o a un colectivo concreto) y ya verás lo que pinchan toda la noche.
    7
  • sapristico
    #21 por sapristico hace 2 semanas
    Y en los 80 no era así...no?

    Depeche, New Order o Einsthurthende Neubaten eran la dinámica habitual....y no Camilo Sesto, el Fary o Mocedades?

    Por cierto...me flipan Mocedades y Juan Carlos Calderón...
  • El_Ingeniero
    #22 por El_Ingeniero hace 2 semanas
    Si ya lo decia yo... :roll:
    1
  • locidor
    #23 por locidor hace 2 semanas
    Pienso que si se acaban los medios físicos la música tiene los días contados. Son como una seña de identidad de los artistas. Antes era todo un acontecimiento cuando un grupo sacaba un disco, lo firmaba, etc ¿ahora que coño van a firmar? Es mi humilde opinión. Ya todo va a estar en manos del GRAN HERMANO.
    2
  • Paul
    Ban
    #24 por Paul hace 2 semanas
    Alguien escribió:
    El futuro seran las tarjetas de memoria,las flash cards,pequeñas,ligeras y con gran capacidad


    Para nada. Eso si acaso es el presente y es lo mismo que un CD, solo que más pequeño y cómodo. El futuro muy cercano es el fin de los formatos físicos. El streaming.

    Alguien escribió:
    A mí esto de la desaparición total de lo físico me da que tiene mucho que ver con la falta de aprecio/valoración por los contenidos.


    Tampoco estoy de acuerdo con esto. Incluso diría que esto le da importancia sólo al contenido. Lo importante es la música. Dar importancia al soporte en el que viene es como cuando le das un juguete a un niño y sólo juega con la caja.

    Yo tengo muchos vinilos y sigo comprando, pero reconozco que para escuchar música tiro de Spotify el 95 % del tiempo.
    3
  • El_Ingeniero
    #25 por El_Ingeniero hace 2 semanas
    ¿Sabeis por que no se vende tanta musica (en soporte fisico) como antes? Porque no hay tiempo para oirla. No hay mas misterio, ni culpables.

    Con suerte la gente tiene tiempo mientras hace deporte o va al trabajo y usan los smartphones o apenas pendrives. No veo a la gente metiendo CD por ningun sitio. Los mal llamados MP3 tambien parecen estar en deshuso.

    Con las camaras de video, fotos y gps... mas de lo mismo. Manda el "aqui y ahora" siendo el streaming y las descargas (en el smartphone, laptop, tablet...) lo que mas predomina. No es porque ya no haya musica de calidad, sino porque la gente de varias generaciones no se centra en algo concreto porque la info llueve por todos lados.

    PD. Cuenta la leyenda que a veces se ven chavales toqueteando discos en los centros comerciales :roll:
    8
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4