Grabación

Eventide Structural Effects, una nueva estrategia de procesamiento

Que Eventide anuncie, aunque sea en teaser, una tecnología novedosa es algo que no podemos dejar pasar de largo, aunque haya que esperar al inminente NAMM para conocer más detalles. En esta ocasión además no es un efecto concreto y desconocido hasta ahora, sino una forma diferente de realizar el procesamiento y que puede ser aplicada a cualquier efecto conocido.

En lugar de tratar la señal de audio completa ya sea en su dimensión temporal o en su dimensión espectral como hacen los efectos tradicionales, o de realizar un tratamiento granular como la propia Eventide introdujo en sus primeros y exitosos armonizadores, la idea que subyace detrás de la marca comercial registrada ‘Structural Effects’ es la de aplicar un análisis de alto nivel y en tiempo real capaz de separar en el sonido aquellos elementos claramente tonales y estables de aquellos marcadamente transitorios. Es una distinción perceptualmente esencial, dado que la forma en que oímos unos y otros es radicalmente diferente, dominando la escucha espectral en los elementos estables y la temporal en los transitorios.

A partir de esa separación los sistemas ‘Structural Effects’ abrirán la posibilidad de dar un tratamiento diferenciado a esos componentes tan diferentes en la estructura de lo que oímos, habilitando así una estrategia diferente de procesado sobre los efectos ya conocidos. Un procesamiento sensible por tanto al contenido de la señal y capaz de separar en ella partes mediante criterios más perceptuales y elaborados que técnicos y primarios.

Tratamientos de este tipo no son desconocidos, pero en general han exigido para tener resultados adecuados un sesudo análisis previo fuera de tiempo real y con una importante intervención manual/inteligente por parte del usuario, o bien causaban una degeneración fácil de percibir en la calidad de audio con efectos de preeco combinados con cierto ‘burbujeo’ por la activación/desactivación de unas y otras zonas del espectro.

Si Eventide logra con su propuesta alcanzar un tratamiento desasistido, de baja latencia y resultados útiles sin tantos defectos asociados, bien podría merecer reverencias tan grandes como las dispensadas a la llegada de sus ‘harmonizers’.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios
  • #1 por incluso hace 2 semanas
    Después de un H3000 y dos pedales me espero cualquier cosa... maravilloso como esta marca una vez la introduces no puedes vivir sin ella. .
    2
  • #2 por BlahBlah hace 2 semanas
    Imaginar la parte algorítmica de este asunto me causa de entrada escalofríos.
    1
  • #3 por incluso hace 2 semanas
    #2 por dificil verdad?
  • #4 por BlahBlah hace 2 semanas
    #3

    Obviamente.
  • #5 por pablofcid hace 2 semanas
    Una dificultad aumentada por la necesidad de una latencia reducida que lo haga útil. Porque cualquier decisión 'inteligente' sobre el contenido debe considerar un mínimo de contexto de lo que suena (antes y después) y no sólo atender al 'presente' estricto.
    Ya veremos si es sólo un 'calienta NAMM' o realmente algo que merezca la pena, pero me apunto a lo segundo.
    1
  • #6 por incluso hace 2 semanas
    Ojala!
  • #7 por insula hace 2 semanas
    suena a un resonador... modelado fisico :-#

    pero a saber.... la verdad que seguro q suena genial :tambor:
  • #8 por BlahBlah hace 2 semanas
    #5

    Eso era exactamente lo que estaba pensando. Al igual que cuando implementas un compresor digital necesitas siempre una "memoria sonora" de lo que está pasando para poder implementar los tiempos de release, attack, etc. Parece simple pero es una locura hacerlo bien, en tiempo real y bien ajustado y calibrado.

    Esto parece ir mucho más allá, porque en el caso de la implementación de un compresor, te apañas detectando derivadas de la amplitud, pero aquí... detectar qué es y qué no es un transitorio requiere también análisis espectral y para colmo sobre un audio que, a priori, es desconocido para el algoritmo y éste no sabe qué "se va a encontrar ahí", por lo que tampoco "sabe" qué analizar.

    Me parece de esas cosas que, al igual que la detección de audio polifónico/multitímbrico, rozan la ciencia-ficción, pero sabiendo que se trata de Eventide, uno apuesta por que la cosa funcionará de maravilla.
  • #9 por grizzvolga hace 1 semana
    En el minuto 2:42 de este video aparece un vistazo fugaz de la interfaz de un plugin de "structural effects" en los laboratorios de Eventide.

    El sonido aparece separado en sólo dos componentes, y representado en ambos casos en el dominio del tiempo, con un letrero que pone "spectral split". Además, los parámetros ajustables (que no consigo leer) parecen ser los mismos para las dos componentes.

    No sé... así a priori no me transmite mucha emoción... esperemos que al final vaya más en la línea de lo que Pablo teorizaba, y no se quede en algo trivial tipo procesar por separado versiones pasobajo y pasoalto de la misma señal...

    https://www.youtube.com/watch?v=HOW3oGnlbcg
    1
  • #10 por pablofcid hace 1 semana
    La información que hay habla de una separación de tipo 'tonal' vs 'transitorio' así que no es una simple descomposición en dos bandas. La intención es generar dos señales independientes que puedan ser tratadas por separado.
    Cabe imaginar una reverb que no 'sufra' tanto con los marcados impulsos de la percusión y quede más suave y atmosférica, o al revés un delay a tempo que sólo se enfoque sobre los transitorios para jugar con el pulso rítmico y sin sobreponer el clásico canon de notas, etc.
    Aunque también cabe imaginar que no será una separación perfecta, pero sólo el poder 'concentrar' suficientemente la acción en una u otra parte del sonido ya es interesante.
  • #11 por BlahBlah hace 5 dias
    Si además pensamos en las reverb atmosféricas que Eventide nos tiene acostumbrados partiendo de sonidos de guitarra, imaginad ahora lo que se puede hacer cuando puedas controlar si metes o dejas fuera el ataque de la púa.