Informática musical

iLok se renueva sin despejar las dudas sobre su practicidad

La vida de iLok, uno de los métodos de protección de copia de seguridad de licencias software, es bastante ambigua, contando tanto con usuarios que apoyan estos métodos de registro, como con quienes los critican arduamente, considerándolos obsoletos.

De hecho es curioso que el mismo día en que los MacBook Pro renuncian definitivamente al puerto USB, sale una nueva versión de la llave USB de la compañía anti-piratería PACE. Se trata de la tercera versión del sistema iLok, que ahora viene construida en aluminio (conservando el indicador LED), con logo prensado para indicar legitimidad y un tamaño mucho menor que las anteriores llaves de la familia.

El número de serie es ahora impreso directamente en la llave para evitar que se borre fácilmente, y la capacidad interna ha sido extendida: ahora porta tres veces más licencias que la segunda generación y promete duplicar la velocidad de procesamiento. Esto significa hasta 1500 licencias (dependiendo del tipo) que además tienen la opción de recuperación por pérdida en el administrador de licencias de iLok.

Es interesante que finalmente se haga más resistente y capaz la llave de PACE. Sin embargo, es también cuestionable si hoy en día sigue valiendo la pena dedicar un puerto USB a estos asuntos. Muchas de las quejas en torno a este sistema se presentaban por ruptura o serial borrado; sin embargo, muchas veces también causa problemas técnicos, o el hecho de depender de la USB impide operar el software sin la llave. De hecho, es sospechoso que de unos años para acá empresas como Waves, Brainworx o SoundToys han buscado alternativas al sistema iLok del cual en algún momento fueron partidarias.

Ya veremos que sucede a futuro, porque aún es extensa la lista de compañías que utilizan este sistema.

iLok

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar