Informática musical

Las librerías EastWest Gold ahora también por suscripción

Tras la sorpresa de ProTools, el modelo de suscripción llega, y con mucho sentido, al mundo de las bibliotecas de sonidos. EastWest entra en acción y ofrece en ese formato de usufructo su extensa Composer Cloud Gold.

Aunque ya lo han comentado en los foros de taller orquestal, la noticia tiene interés para portada. Es tan reciente como urgente la oferta para contar con un precio especial, dirigida a los ya usuarios de EastWest. Los usuarios registrados de productos de la marca cuentan sólo hasta el 23 de abril (aún podéis jugar con el desfase horario) para optar por contratar a precio especial (unos 30 USD/mes durante el primer año) el uso de todas las bibliotecas EastWest. Para el resto el precio será 50 USD/mes, y habrá opción al uso de 7 colecciones por 30USD/mes (con un modelo que premia la fidelidad dejando añadir otra colección más cada trimestre). En todos los casos la suscripción ha de ser anual.

Frente al desembolso de adquirir tanto producto, la posibilidad de sencillamente usarlo, hace más asequible participar sin límites de la amplisima Composer Cloud Gold Collection de EastWest. Ciertamente no son las versiones diamante ni platino, para las cuales habría que contactar con EastWest, pero no desmerece del alcance casi abrumador de disponer de más de 9000 instrumentos de todo tipo.

Tras descargar las librerías, quedarán autorizadas mediante un sistema software (sin iLok ni semejantes) y sólo se requerirá conexión a Internet para renovar la validez una vez al mes. No es necesaria la conectividad diaria o permanente a la red. La vía software obliga al uso en una única máquina, pero quienes prefieran mantener la opción iLok podrán trasladarlo a diferentes máquinas según lo necesiten.

Una alternativa, esta de la suscripción, que puede tener mucho sentido para acercar al uso de bibliotecas extensas a un mayor número de personas. Sin esta esta alternativa para muchos es difícil justificar el desembolso de una inversión que no encuentra retorno si no es a través de un alto número de proyectos. En muchos casos, la vía de la suscripción puede permitir disponer durante todo un año y con cargo a un proyecto determinado de un 'sin límites' que amplíe la paleta a la hora de desarrollar y producir las ideas musicales.

Un plazo de un año debe ser suficiente garantía para cerrar un proyecto, y al fin y al cabo, las pistas casi siempre acaban renderizadas, con lo que su perviviencia a largo, a efectos prácticos, estaría asegurada en esa forma congelada del estado final de la obra, pero todavía en multipista si lo deseamos.

Poco amigo como soy a priori del concepto de soft por suscripción, en este terreno de las bibliotecas sin embargo, encuentro que es un modelo que puede funcionar magníficamente y que posiblemente pueda extenderse como la pólvora hacia otras marcas.

Más información | EastWest

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar