Un manto de invisibilidad acústica

Un equipo de investigadores del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad Politécnica de Valencia ha encontrado la forma de conseguir un "manto de invisibilidad" para el sonido (acoustic cloak), utilizando para ello estructuras de cilindros fabricados con materiales elásticos. Se han pensado diversas aplicaciones para este concepto, como la construcción de submarinos indetectables para un sonar, o aislamientos domésticos (se acabó lo de soportar el volumen del televisor del vecino o el jaleo en el bar de debajo de casa). Pero incluso si fuera viable técnica y económicamente, aplicar el sistema a las viviendas generaría otros problemas: el sonido no podría entrar, pero también le costaría salir, provocando reverberaciones interiores (ecos) difíciles de tolerar sin inversiones adicionales en materiales que absorbieran el sonido. Este hallazgo teórico es uno de los resultados de la tesis doctoral del investigador de la UPV, Daniel Torrent, que esta siendo dirigida por el profesor José Sánchez-Dehesa. El diario El País publicó hace poco una reseña sobre esta investigación. Y la propia UPV rodó esta entrevista con Sánchez-Dehesa:
¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar