Informática musical

Más detalles de USB 3.0 SuperSpeed y primeras fotos

Cable USB 3.0

La gente de MaximumPC ha tenido acceso a un cable USB 3.0 (en la imagen), coincidiendo con la aportación de nuevos datos sobre el estándar. Los nuevos conectores y cables serán física y funcionalmente compatibles con el hardware anterior, pero como es lógico, necesitarás dispositivos y puertos USB 3.0 (apodado oficialmente SuperSpeed) para beneficiarte de la velocidad y características del nuevo estándar. En resumen: enchufar un cable USB 3.0 en un conector USB 2.0 no hará que tu ordenador explote, pero tampoco conseguirás que la transferencia de datos vaya más rápido.

Los cables USB 2.0 tenían cuatro líneas: un par para entrada y salida de datos, otro para alimentación, y la masa. USB 3.0 añade 5 líneas nuevas (es un cable notablemente más grueso, como un cable Ethernet), pero los nuevos contactos se sitúan en paralelo a los anteriores en un plano diferente (puedes diferenciar un cable 2.0 de uno 3.0 simplemente mirando las terminaciones). ¿Y qué hacen esas nuevas líneas? Sabemos que dos de ellas se dedican al upload de datos, y otras dos a la descarga. Esto no sólo aporta un aumento de velocidad, sino que permite leer y escribir datos al mismo tiempo. Es algo que no podía hacer USB 2.0, que sólo manejaba tráfico de datos en una dirección. La transferencia bidireccional de datos de USB 3.0 será una importante ventaja para las futuras interfaces de audio.

En cuanto a las especificaciones, se puede confirmar que USB 3.0 SuperSpeed será 10 veces más rápido que el límite de 480 Mbps de USB 2.0. Por ejemplo, transferir una película de 27 GB sólo llevaría 70 segundos con USB 3.0, frente a los 15 minutos o más en USB 2.0. Todo esto, evidentemente, si los dispositivos implicados son lo bastante rápidos escribiendo datos; un disco de estado sólido no tendrá problemas, pero en los discos magnéticos convencionales dependerá de la velocidad y RPM del disco. También es necesario que se desarrollen nuevos drivers para dispositivos de almacenamiento masivo en Windows, para sacar partido a las especificaciones de USB 3.0.

Pero hay más ventajas: los cables USB 3.0 no sólo ofrecerán velocidades de transferencia más altas, sino que administrarán más energía, y por tanto, permitirán cargar más dispositivos. Han pasado de 100 a 900 miliamperios (!), lo que permite cargar 4 dispositivos a la vez desde un mismo hub, y estaríamos hablando de dispositivos de mayor entidad qu. Todo esto no implicará necesariamente un despilfarro de energía, ya que USB 3.0 incluye un protocolo basado en interrupción: el controlador host, al buscar tráfico de datos activo, no restará energía a los dispositivos inactivos o en espera que no estén siendo cargados en el puerto USB. En vez de esto, los dispositivos enviarán una señal al host cuando se inicie la transferencia de datos. Esta característica también será compatible "hacia atrás" con los dispositivos USB 2.0.

En cuanto a las estimaciones de disponibilidad, hay que tener en cuenta que las especificaciones que Intel publicó la semana pasada sólo están completas al 90%. Estarán disponibles al completo a finales de este año. Los fabricantes habrán diseñado los primeros controladores USB 3.0 a mediados de 2009, y el consumidor no verá los primeros productos basados en el nuevo estándar hasta primeros de 2010.

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar