Informática musical

MIDImorphosis: conversión audio-MIDI para Mac

Haber diseñado hace ya más de 20 años un conversor audio a MIDI basado en hardware DSP, hace que siempre me pique la curiosidad con este tipo de sistemas. Acaba de publicarse para Mac MIDImorphosis de Secret Base Design, ya conocida en una primera versión iOS con anterioridad (en cuyo título pretenciosamente hablaban de polifonía), y que permite tocar un instrumento o tararear, si tenemos buena afinación, para controlar directamente un sintetizador o registrar las notas en un secuenciador.

Como es habitual, se trata de una conversión enfocada hacia líneas monofónicas. En realidad los sistemas para guitarra aprovechan pastillas hexafónicas que capturan el sonido individual de cada cuerda y permiten así analizar independientemente cada nota generada. Aunque con limitaciones que no ocultan, Secret Base Design dice que ocasionalmente puede producir resultados útiles con algún tipo de señal con polifonía.

Los ejemplos en vídeo son muy afortunados, con un seguimiento ágil de las notas, para el que siempre es necesario tener una técnica limpia, con ataques claros de cada nota y un suficiente apagado de las demás cuerdas con la mano. Hay latencia porque el sonido tiene que estar antes de poder analizarse, pero es reducida.

El precio es muy ajustado. Incluso inferior en la edición Mac (5€s) a la edición iOS (8€) a pesar de que incluye algunas opciones exclusivas en la versión de ordenador, especialmente el 'Spectral Eye' que es una curiosa representación circular de una octava sobre la que identifican con puntos la posición de los diversos armónicos detectados. Por cierto, si os interesa curiosear esta representación, tienen una app gratuita con sólo esa función.

A fin de adaptar el compromiso entre velocidad de detección y precisión en la frecuencia detectada, cuenta con varios modos de funcionamiento, que se ajustan a los diferentes registros en los que queramos tocar. Lógicamente, los registros agudos son los que permiten una mayor celeridad a la hora de identificar las notas. Los bajistas son los que salen peor parados.

La web del fabricante aún ofrece sólo información de la app para iOS, pero en los correspondientes 'store' ya están ambas disponibles (Versión Mac 5€ | Versión iOS 8€).

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar