Sintetizadores

Modal Cobalt8, las virtudes de un analógico virtual

Tengo estos días justo en mis manos un Modal Argon8 así que mi sorpresa ha sido máxima al ver que este nuevo sintetizador, salvo por el color azul cobalto que le da nombre, es en su aspecto físico idéntico. ¿Hay entonces espacio para la novedad y la sorpresa? Sí y no poca.

Modal Cobalt8
Cobalt8
modalelectronics.com

Reaprovechando el chasis del todavía reciente Argon8, y también buena parte de las funciones, Modal ofrece con Cobalt8 un sintetizador VA con diferencias importantes respecto a su antecesor. Mientras los Argon usan un sistema basado en osciladores de tipo wavetable, Cobalt8 recurre a osciladores que permiten elegir entre más de treinta modos diferentes. Se trata de recreaciones virtuales de varios esquemas típicos de uso en síntesis analógica como pueden ser toda una amplia familia de técnicas de sync, apilamiento tipo unison sin consumo de voces y con desafinación regulable (spread) para efectos tipo multisaw sobre diferentes ondas, diferentes esquemas de PWM en los que también podemos añadir 'spread' o que combianan fragmentos de diferentes ondas en dos mitades en cada ciclo y las someten a control de anchura, sonidos sync combinados con suboscilador para compensar la habitual pérdida en registro grave y fundamental, varios modos de modulación anillo, wavefolding, y otras variantes muy intrincadas en términos de modulación audio y difíciles de resumir pero que serían complejísimas de realizar en cualquier tipo de analógico incluso modular. Cada uno de ellos disponible sin tener que romperse la cabeza en configurar desde cero las interconexiones que serían necesarias. En cada modo la personalización se resume en un par de controles que dan acceso a los parámetros más significativos. Un poco al estilo de los modos de Reface CS, o de cómo en los Korg con osciladores reprogramables se pueden cargar diferentes algoritmos con acceso a dos o tres parámetros alterables.

Modal Cobalt8
Cobalt8
modalelectronics.com

No es ninguna mala idea, para ofrecer de una forma sencilla de usar toda una amplitud de posibilidades que le permiten llegar donde otros VA no pueden. Y es que el balance entre complejidad y posibilidades es uno siempre difícil en cualquier sinte. Pensad en los 34 algoritmos de los osciladores de Cobalt8 como un pequeño recetario que permite acceder, ya listas para usar, a 34 técnicas de uso común en síntesis (y algunas no tan comunes) de una forma simple. El resto de la arquitectura es muy fácil de seguir por cualquiera: filtrado, LFOs, ENVs...

Mientras en Argon8 la versatilidad de los osciladores radicaba en su caracter wavetable, aquí tenemos esos 34 algoritmos, muchos de los cuales suenan instantáneamente a tipos de sonidos que hemos oído en infinidad de temas, y otros, por su elevada complejidad ya fuera del alcance de analógicos polifónicos típicos, hacen pensar en sintes más digitales si no fuera por la limpieza y ausencia de alias con la que resuelven las más complicadas torturas sobre la señal. La variedad que permiten es amplia, mucho más allá de las ondas básicas diente/pulso que presentan tantos otros VA. En el vídeo que hemos enlazado no os quedéis con la escucha de los primeros sonidos y veréis esa pluralidad de personalidades en acción.

Y eso es sólo la parte de los osciladores, capaz por sí misma de conseguir ya resultados atractivos y variados. Añadid que el filtro también soporta varios modos (cuatro) y en cada uno de ellos puede hacer un recorrido continuo entre varias respuestas diferentes. Basado en modelado del clásico filtro 'ladder' o escalera, nacido con Moog, los recorridos posibles hacen aparecer LP de entre 4 y 1 polos, BP, HP, notch, o un doble notch. Y con la respuesta LP seleccionable entre una acción de resonancia balanceada (menos resonancia al cortar hacia frecuencias graves para no impactar tan gravemente en la desaparición del sonido) o una resonancia básicamente constante para que sea más destacada en cualquier situación de la frecuencia de corte.

Acudid a las envolventes y encontraréis de nuevo la posibilidad de elegir entre varios modos. Respuestas lineales, exponenciales, ultraveloces o más orientadas a tiempos de larga duración... Otra vez variedad bien agradecida.

Con tres LFOs, arpegiador, secuenciador tanto por pasos como para grabar linealmente un patrón de corta duración, posibilidad de añadir hasta 4 líneas de control de parámetros en las secuencias, efectos. Demasiadas cosas para contar en una noticia.

Aunque el panel es fácil de usar, se dispone, como es costumbre en Modal, de una aplicación para todo tipo de entornos (ordenadores, tables, smartphones...) que permite realizar funciones de edición con aún mayor apoyo del que ya brinda su pantalla, así como gestionar librerías de sonidos.

Modal Cobalt8
Cobalt8
modalelectronics.com

En todo caso una sorpresa ver un sinte tan diferente a Argon8 en un aspecto físico tan literalmente calcado. Queda oírlo, pero la limpieza de los anteriores Modal hace presagiar también buenas sensaciones.

Respecto al precio, se sitúa en torno a las 580 libras esterlinas... Con el Brexit en el horizonte es difícil saber cómo quedará la cosa finalmente en euros, pero cabe esperar que no se distancie mucho del precio que tiene Argon8, dado que los cambios son sobre su programación interna y no de hardware.

Más información | modalelectronics.com

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar