Magacín

Música creada con el feedback interno de una mesa de mezcla

Fratres es una obra de Arvo Pärt, escrita originalmente para un cuarteto de cuerdas pero interpretada en esta ocasión por el artista Christian Carrière, quien utiliza el feedback de una consola para generar los sonidos.

La obra completa será presentada el 3 de este mes en Montreal, una pieza en la que no existe algún sonido externo a la mesa de mezcla. Los tonos generados por el feedback interno de esta son controlados por quien interpreta la obra, como si de un instrumento se tratara. En el siguiente vídeo se aprecia la técnica:

Este método se conoce como "no-input" y consiste en básicamente utilizar la mesa de mezcla como generador de sonidos, los cuales son controlados de diversas maneras y pueden ser procesados y alterados según se quiera. Otro gran ejemplo es la escena de ruido e improvisación electroacústica de japón, donde existen obras como las de Toshimaru Nakamura, quien cuenta con un fascinante trabajo lleno de tonos sutiles y sonidos delicados generados a partir del procesamiento del feedback interno de la consola, procesado con pedales y efectos rack.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar