Informática musical

Una nueva esperanza para Cakewalk

¿Cakewalk vuelve?

Casi estábamos enterrando a Cakewalk el pasado mes de diciembre, pero —por suerte— poco ha durado su funeral. Un anuncio en la web de Cakewalk habla de "la noticia que todos estábais esperando": la compañía BandLab Technologies ha anunciado hoy mismo la adquisición a Gibson Brands de "ciertos activos" y el set completo de propiedad intelectual de Cakewalk Inc. Es decir, fundamentalmente el código fuente de su software, que les permitirá continuar el trabajo con SONAR.

BandLab es un grupo de marcas con base en Singapur, cuyo exponente más conocido es la propia web de BandLab, una plataforma en la nube que permite crear y compartir música con otros músicos y fans. Aparte de su aspecto social, están construyendo un ecosistema interesante, con su propio hardware de audio y un DAW online.

Si nos vamos al comunicado de BandLab, encontramos más detalles: su CEO, Meng Ru Kuok, dice estar muy emocionado "por traer los productos de Cakewalk Inc a BandLab", para a continuación elogiar el liderazgo de Cakewalk en el software musical profesional en los últimos 30 años y mostrar su "inmenso respeto" por la marca y la comunidad de gente que la apoya.

Pero el siguiente párrafo es más claro: "los equipos de Gibson y BandLab creen que los productos de Cakewalk merecían un nuevo hogar donde el desarrollo pudiera continuar".

BandLab ha abierto un microsite para la ocasión, donde todo es optimismo. Lo encabeza el arte ASCII que incluimos en esta noticia, con nuestros mejores deseos para el futuro de Cakewalk.

¿Te gustó este artículo?
12
Comentarios

Regístrate o para poder comentar