DJ

Pioneer presenta el giradiscos PLX-1000

Finalmente Pioneer ha hecho oficial el PLX-1000, el plato giradiscos analógico del que se lleva escuchando hablar desde finales del año pasado y sobre el que tanto se ha especulado... En el Musikmesse pudo observarse dentro de una vitrina, sin confirmación alguna de que fuera a entrar en producción, y han tenido que pasar unos meses para saber sus datos oficiales finales.

El nuevo PLX-1000 es un plato analógico para DJs de tracción directa, que cuenta con un par motor de 4.5kg/cm y un control de pitch con un rango seleccionable entre +/-8, 16 y 50%, que incluye además del selector un botón de reset. Su diseño claramente está inspirado en el de los incombustibles Technics SL-1200, concretamente con el color negro y el botón de reset para el pitch, recuerda enormemente al SL-1210MK5. A diferencia de los míticos platos, el PLX-1000 cuenta con conexiones para el cableado en lugar de llevar el cableado soldado directamente a la placa, de manera que podemos emplear cualquier cable RCA en la salida Phono, así como para la toma de tierra y el cable de alimentación. El botón de Start/Stop tienen el diseño redondo que Pioneer lleva empleando muchos años en sus reproductores profesionales de CD. La marca japonesa ha recurrido a su antigua línea de platos hi-fi PL que se comercializó entre 1955 y 1984 para bautizar el nuevo giradiscos.

El plato se comercializará a partir de Agosto de 2014 a un precio de 699€, y esta es su web oficial.

Realmente no hay mucho más que decir acerca del propio plato, porque es un producto realmente sencillo. Finalmente no tiene absolutamente ningún elemento propio del equipamiento digital actual, no cuenta con un puerto USB para conectarlo a un ordenador, un rumor del que se habló mucho, ni con ningún tipo de control sobre la fuerza del motor ni tampoco ninguna ayuda visual como contadores de BPM o indicadores de ningún tipo. Es simple y llanamente, un plato para DJs de la vieja escuela.

¿Tiene cabida hoy en día un producto así? Es bastante difícil calcular su impacto, sobre todo teniendo en cuenta que Pioneer en esta ocasión es la que entra como "novata" en el mercado de platos profesionales. La apuesta que hace es realmente arriesgada, al no incluir prestaciones del mundo digital que sus competidores sí incluyen. Todos hemos visto diferentes encarnaciones del plato Hanpin Electron DJ-5500, el plato OEM base que han empleado marcas como Reloop, Akiyama, Stanton o Numark para comercializar sus giradiscos actuales. El único terreno en el que puede competir Pioneer al carecer de las mismas prestaciones, es en el de la calidad. Sólo si ha conseguido fabricar un plato realmente resistente, duro y con un buen tacto y respuesta, podrá salir airoso de la competencia. Estamos deseando probar uno (o mejor, dos) para poder averiguarlo.

Por otro lado, para mucha gente era esperable que Pioneer realizara un movimiento así. Desde su acuerdo con Serato, Pioneer ha puesto en el mercado dos productos pensados para ser usados con código de tiempo en Serato DJ, el controlador DDJ-SZ y el mixer DJM-900SRT (este último con cuatro previos phono para platos) y de alguna manera, trata así de comercializar todo lo necesario para pinchar con vinilos de código de tiempo.

Os dejo con el vídeo de presentación que Pioneer ha realizado con el multipremiado DJ de turntablism Q-Bert:

¿Qué os parece el giro que da Pioneer con el PLX-1000? Dejad vuestras impresiones en los comentarios.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar