Sintetizadores

PPG Infinite, la madurez wavetable de Wolfgang Palm

Dentro de la alocada carrera que vivimos en la que tanto en hardware como en software no paran de aparecer tantísimos ¿nuevos? sintetizadores que en el fondo repiten sin cesar con demasiada uniformidad las ideas elementales de las técnicas sustractivas, es de agradecer que haya propuestas como las que realiza Wolfgang Palm que quieren irmás allá.

Partiendo de la base wavetable pero incorporando elementos que parecen más propios de síntesis aditiva o granular, el padre de los sintetizadores wavetable PPG hace saltar los límites de esta técnica creando un poderoso transformador de sonidos. Infinite es sin duda un buen nombre para un sintetizador, especialmente cuando demuestra tan amplio espacio para la expansión como esta nueva criatura de W. Palm.

Infinito habla de sin límites, y este Infinite, efectivamente, ofrece un amplísimo espacio de creación para los más atrevidos. Acierta además a integrar esas posibilidades a través de unos controles que, sin ser aptos para novatos, sí son facilitadores de un uso musical / conceptual sonoro, sin tener que lidiar frontalmente con el proceloso detalle de lo que internamente realiza.

PPG Infinite
wolfgangpalm.com

Las técnicas wavetable que definió e implementó en los primeros PPG, están a la orden del día en una infinidad de productosy son una excelente manera de obtener sonoridades bien curiosas, especialmente si nos tomamos el trabajo de crear wavetables propios con aplicaciones específicas (el propio Palm cuenta con algunas para iPad, como WaveGenerator y WaveMapper). A día de hoy es posible incluso analizar sonidos reales y crear wavetables que los imitan o incluso crear secuencias de ondas que evolucionan al modo de una frase hablada (terreno que Palm ha tratado en Phonem).

Pero él sigue empeñado en explotarlas al máximo y en esta última vuelta de tuerca, da un salto de dimensiones enormes, al permitir que los wavetables, anteriormente obligados por definición a basarse en un modelo de ondas caracterizadas por formar series armónicas perfectas, ganen una enorme independencia en la ubicación en frecuencia de cada parcial y en su evolución a lo largo del tiempo, evocando con ello las posibilidades y sonoridades aditivas. Por otra parte las amplias posibilidades de morphing hacen posibles resultado que recuerdan a tratamientos granulares.

Hay también, como ya pasaba en instrumentos software de W. Palm anteriores, secciones específicas para modelar ruido (tanto impulsivo/transitorio como mantenido), modulación desde el ruido hacia la parte tonal, y el habitual juego de filtrado y amplificación.

El control de tan amplia estructura de posibilidades cuenta con nada menos que 10 envolventes y 4 LFOs, más una matriz de modulación extensa en la que intervienen tanto las señales de control de esas envolventes y LFOs, como controles MIDI y una nutrida colección de controles táctiles sobre iPad que ofrece en sus distintas pantallas Infinite.

El resumen de características en la web del desarrollador cita:

  • Nuevo sistema que puede sintetizar sonidos armónicos e inarmónicos
  • Morpher – control X/Y que hace ‘morphing’ entre 5 fuentes tonales elegidas por el usuario
  • Noiser - control X/Y que hace ‘morphing’ entre 3 fuentes de ruido elegidas por el usuario y capaz de actuar como fuente de modulación
  • Molder – filtrado digital con cualquier tipo de actuación imaginable
  • Dos páginas de edición detallada para las fuentes tonales con representación 3D
  • Importa ficheros WTS y TCS de las app WaveGenerator y WaveMapper del propio W. Palm.
  • Importa también las frases creadas con Phonem para usarlas con Molder
  • Matriz de modulación versátil - 16 fuentes hacia 40 parámetros
  • 10 envolventes para control de filtros, formas de onda, ruido y modulaciones
  • 4 LFOs libremente encaminables a través de la matriz
  • Efecto delay/reverb
  • Efecto overdrive/distortion
  • Compatible AU, IAA, Audiobus, AudioShare
  • 4 modos de ejecución: poly, mono, legato y multitrig
  • 4 modos MIDI: omni, poly, mono, y una voz por canal (al estilo MPE)

El precio de la app es de 20€.

Más información | Web de W. Palm y appstore

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios
  • #1 por Iskra el 10/08/2017
    Me has dejado intrigado con lo de analizar sonidos reales y crear wavetables que los imitan, Pablo.. Algún enlace para averiguar más? ;)
  • #2 por BlahBlah el 10/08/2017
    #1

    Eso se ha hecho toda la vida. Se llama samplear :-D
  • #3 por Iskra el 10/08/2017
    Estaba pensando más en si eso podría tener aplicaciones para el modelado físico. ;)
  • #4 por pablofcid el 10/08/2017
    #1 y #2
    No, no es muestreo. Es resíntesis.
    Es algo que ya se hace en sistemas wavetables desde ... no recuerdo, pero bastante. En la época de los 80 el PPG se acompañó del ultracarísimo Waveterm para tomar ficheros audio y elaborar a partir de ellos una wavetable. Se ha ido mejorando sucesivamente.
    Hay otras muchas formas de análisis / resíntesis, pero W. Palm siempre anda con su historia de los wavetables.

    En esencia, el sonido es analizado buscando extraer de cada porción (cada porción una cierta 'duración') una forma de onda 'promedio' que represente lo que ahí sucedía/sonaba. Resumir 'lo que suena' es una onda monociclo es mucho resumir, pero es la base de los wavetable.

    Pensad en una palabra como 'oye'. Si Se rompe en tres trozos y saco la onda 'promedio' de la 'o', de la 'y', y de la 'e' tengo una wavetable de 3 ondas que al recorrerla hace 'o-y-e' pero muy artificial, porque son saltos abruptos, no articulados de forma fluida como en el habla.
    Si en lugar de 3 trozos saco 32, ya consigo algo de articulación y sigue siendo una sencilla wavetable de 32 ondas monociclo. Sigue sin ser el original, pero tiene su utilidad.
    Puedes recorrerla hacia delante (oye), hacia detrás (eyo), desde la mita hacia delante y con loop (yoeyoeyoe...), o hacer un recorrido arbitario con una envolvente (yoooeeeeeeeoyeoyeoyeoyeoyeoooooo).

    En ese sentido se parece algo a lo granular, pero en lugar de granos usa ondas monociclo como porciones para tener una evocación de cómo era un determinado sonido (y en lugar de jugar con modular la envolvente de los granos y superponer gran densidad de granos, tienes otros recursos más de tipo 'wavetable).

    Las wavetable no van a ser realistas (cosa que lo granular si puede en algunos casos), pero... ¿no decimos que nos gusta la síntesis? :-)

    Vaya que permite evocar sonidos grabados pero pasados por algo que impone su huella de máquina. La gracia está no en la resíntesis para recuperar el original (para eso se usa el original muestreado y listo) sino en la capacidad de intervención, de deconstrucción/reconstrucción/recombinación/hibridaje etc.

    Como ambos sois muy listos, ya habéis pillado todo magníficamente.

    De hecho, también Nave de Waldorf (por ejemplo) tiene opciones de resíntesis (analiza un wav y te crea una wavetable) o de 'speech synthesis' (escribes un texto y te crea una wavetable que suena a robot leyendo ese texto). Es algo habitual, pero W. Palm (a falta de probarlo si cayera la oportunidad) parece haber hecho aquí algo rico en el sentido musical / interpretativo: controles significativos en lo musical sobre procesos complejos en lo físico (aunque sea la 'física' del mundo DSP).
    4
  • #5 por BlahBlah el 10/08/2017
    #4

    La resíntesis también se ha hecho antes... aquel programa para Mac lo hacía muy bien... ¿cómo se llamaba, Metasynth puede ser?
  • #6 por Iernesto el 10/08/2017
    Las demos estan muy jugosas
  • #8 por sapristico el 10/08/2017
    Y lo del Serum Hardware...será bulo?
  • #9 por jaclementeh el 16/08/2017
    Me parece interesante. Tengo el Nave, pero me gustan varias cosas de esta nueva app. Una de ellas es poder tener diferentes instancias con diferentes fuentes

    https://www.youtube.com/watch?v=cZUW8EzEEHQ

    Creo, creo, que con NAVE no puedo. Lo que no sé, es como trabajar las diferentes fuentes a tiempo real. Pero parece interesante.

    También la parte visual. Para aquellos que estamos limitados tener una representación visual de casi todo nos hace más amigable la aplicación. La matriz me ha parecido genial, y, bueno, todo lo demás.

    Vamos, que lo estoy meditando muy mucho lanzarme por esta app. Además, se añade un poco de esos sonidos "granulares" que tanto me atraen.