Grabación

Procesamiento analógico robotizado en la nube, un avance del futuro

La mejora generalizada de las velocidades y anchos de banda en Internet, con el 5G a la vuelta de la esquina, y la confluencia de tecnologías como la robótica y el streaming auguran un futuro muy prometedor a los servicios de procesamiento de audio en línea. Algunas propuestas que están apareciendo en los últimos tiempos ponen en tus manos equipamiento analógico de la más alta gama, sin tener que pagar sus astronómicos costes.

mix:analog

El servicio de mix:analog permite mezclar tus temas con equipamiento analógico real, manejando sus parámetros desde tu casa o estudio. Los compresores, ecualizadores y demás cacharrería analógica están ubicados en Liubliana (Eslovenia), y se controlan gracias al sistema D-POT, basado en un diseño pasivo de relays. Esa es la magia que te permite girar físicamente los controles sin estar allí: un ordenador le dice a la circuitería los relays que debe activar.

Por el momento sólo funciona en navegador web —aunque prometen un plugin para más adelante—. Debes subir tus pistas, reservar el equipamiento analógico que vas a utilizar, y ya estás listo para mezclar y procesar con una interfaz gráfica similar a un DAW básico. Para utilizar el servicio debes pagar una suscripción y luego reservar el tiempo de uso de los aparatos; cada suscripción mensual incluye un tiempo (por ejemplo, 15 dólares al mes incluyen 90 minutos), y si necesitas más, lo compras por separado. También ofrecen algún equipo de uso gratuito.

En este vídeo puede verse la interfaz web de mix:analog y uno de sus procesadores, el 1176 Rev.A:

Aria

A diferencia de otros servicios de mastering online que procesan digitalmente tus pistas en base a algoritmos o inteligencia artificial, Aria apuesta por la masterización con equipamiento analógico. Al igual que mix:analog, le da al usuario la posibilidad de controlar remotamente los parámetros de los equipos, pero aquí no estamos ante un sofisticado sistema de control digital y relays, sino algo mucho más directo y prosaico, por decirlo de alguna manera: un brazo robótico capaz de hacer ajustes precisos en los potenciómetros y controles físicos de cada equipo.

Esto es Aria, más concretamente:

Cuentan con aparatos como Massive Passive o Variable Mu, ambos en el entorno de los 6.000 euros. Ese es uno de los atractivos de estos servicio: acceder a este material a precios razonables, que en el caso de Aria parten desde los 19 dólares por canción —también hay suscripciones—.

Access Analog

Este servicio tiene un concepto similar a mix:analog; estamos en el terreno de la mezcla, pero aquí contamos con un plugin llamado Analog Matrix que nos permite incluir el procesamiento analógico real en nuestro DAW de preferencia. En este caso el equipo analógico está en el cuartel general de Access Analog en Longmont (Colorado), y su sistema de control también opta por el uso de una circuitería propietaria que controla físicamente cada uno de los aparatos.

Todo sucede en tiempo real: el audio sale de tu DAW a través del plugin, llega a los servidores de Access Analog, es procesado por el diverso outboard disponible, y vuelve a tu DAW. El plugin muestra los controles reales de las máquinas, que puedes conectar en cadena para diseñar tu ruta de señal analógica deseada, y alterarlas, moverlas y borrarlas, escuchando los cambios en vivo.

 

Más información | Aria | mix:analog | Access Analog

¿Te gustó este artículo?
9
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar