Sonido en vivo

QSC Touchmix, mezcladores digitales compactos

QSC es un fabricante bien conocido en el entorno de sistemas de amplificación y PA, que en la segunda mitad de 2014 se ha adentrado en mesas con un perfil de directo, mediante Touchmix-16 (1300€). A esa primera entrega se suma ahora Touchmix-8 (900€), que llega junto al anuncio de disponibilidad de la versión 2 del firmware con nuevas funciones.

Son mezcladores digitales compactos, que recuerdan —incluso físicamente— a otras propuestas, como los sistemas Mackie basados en iPad. Sin embargo, la presencia de una pantalla color táctil integrada los hace completamente autocontenidos sin renunciar al control remoto vía iPad como alternativa o complemento, pero no como exigencia.

Las funciones son amplias y bien concebidas para facilitar soluciones a las demandas de pequeños directos, dentro de un peso casi ridículo (2 y 3 kg), y dejan traslucir en algunos de sus detalles la experiencia de QSC en el ámbito de las necesidades del 'en vivo'.

Un buen ejemplo de ello es que la mezcla individual para cada salida auxiliar se puede controlar de forma remota desde un dispositivo iOS: cada músico podría así gobernar inalámbricamente su propia escucha. El propio TouchMix realiza toda la gestión inalámbrica, controla la autenticación de los clientes remotos, etc. usando un adaptador WiFi incluido.

También la gestión que se hace desde la propia pantalla y controles de Touchmix puede realizarse en forma remota mediante un iPad. Ideal para poder realizar ajustes desde la ubicación de los espectadores.

Otro buen ejemplo del alcance de las funciones: todo el conjunto de entradas más la mezcla principal pueden ser grabadas en directo y en multipista sobre un disco USB externo (sin necesidad de ordenador).

Touchmix-8 y Touchmix-16 cuentan respectivamente con 12 / 20 entradas más conector para micro de talkback, y 6 / 8 salidas auxiliares (algunas estéreo) útiles hacia efectos externos, monitores e incluso para alimentar directamente auriculares y escuchas 'in-ear' (varias salidas cuentan con potencia suficiente para ello). En ambas máquinas hay 8 grupos de mutes mediante sus correspondientes DCAs, la conversión A/D y D/A es a 24bits y el procesamiento sucede en 32 bits punto flotante. Los previos de micro son clase A y la activación de fantom es por canal.

El apartado de tratamiento y efectos viene bien dotado. Cada entrada dispone de EQ paramétrica de 4 bandas más filtro paso alto y paso bajo ajustable, control de dinámica con puerta y compresor / de-esser. Para la salida main y cada una de las auxiliares hay limitador, delay y filtros 'notch' para eliminación de frecuencias de acople y usos semejantes. Adicionalmente EQ gráfico en pasos de 1/3 de octava para el par main estéreo, y EQ paramétrica de 4 bandas para cada salida aux. A nivel global existen 4 unidades de efecto estéreo.

Cuentan con dos modos de uso (simple y avanzado) y con un buen arsenal de bibliotecas con preajustes para muchas de sus secciones, además de diversos asistentes que ayudan a ajustar y seleccionar la configuración de canales, efectos, etc. El usuario puede crear y salvar/recuperar en disco USB sus propias bibliotecas y configuraciones, facilitando así el trabajo simultáneo en varios proyectos o el reemplazo del hardware en caso necesario transfiriendo la configuración.

Más información | QSC Touchmix

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar