Informática musical

Rapture y Dimension Pro se funden en Cakewalk Rapture Pro

Rapture Pro surge de la fusión y evolución de Rapture y Dimension Pro, dos productos anteriores de Cakewalk. Las bibliotecas y expansiones de estos dos sintetizadores precursores pueden seguir usándose en el nuevo, y se acompañan de otro millar de sonidos nuevos.

Se combinan en Rapture Pro las posibilidades de los sistemas basados en muestras y los púramente sintéticos, sumando el total de la instalación unos 13GB que hablan del tamaño de la colección de muestras que contiene. Los sonidos son generalistas sin una especialización definida, y tanto por el tamaño de la librería como por su precio (150€ en oferta de lanzamiento, 200€ final, que se convierten en 80 y 100 para usuarios de otros varios productos Cakewalk) se sitúa en un terreno intermedio que va mucho más allá de lo que puede ser un 'rompler' básico, pero sin llegar a la intensa abundancia de otros productos como Native Komplete con sus aprox. 100 GB o a la peculiar orientación de otros como Omnisphere. Está disponible para Win (VST y autónomo) y Mac (VST y AU).

La fusión de Rapture y Dimension Pro viene acompañada de funciones muy orientadas al control durante la ejecución. Por supuesto hay funciones MIDI learn para asociar controles MIDI a cualquier parámetro, pero también opciones para llevar a controles en pantalla una selección de acciones definida por el usuario. Cada cual puede construirse sus propias pantallas de control reuniendo los parámetros de los que necesite disponer.

7 envolventes, 7 LFOs, y 7 generadores de patrones por pasos pueden usarse en cada uno de los elementos con los que se compone un sonido, formado por hasta 6 superpuestos. Son aplicables a un amplio juego de destinos mediante rutas de modulación. Igualmente potentes las capacidades de juego mediante la velocidad o el recorrido por el teclado. La puesta al día incluye también mejoras en la organización y búsqueda de sonidos, y una amplia selección de efectos.

Más que algo novedoso, sencillamente un nuevo contendiente que puede encontrar acomodo gracias a su precio en aquellos que quieren disfrutar de sonidos con un muestreo generoso sin renunciar a la síntesis, pero que no pueden justificar el coste de otras soluciones con mayores posibilidades en ambos terrenos.

Mäs información | Web Cakewalk

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar