Sonido en vivo

Rivage PM10, la siguiente generación de consolas Yamaha

Yamaha Rivage

Están pletóricos en Yamaha esta semana. El lanzamiento de Rivage PM10 estrena una nueva generación de consolas PM en la que se han potenciado diversos frentes, primando "la fidelidad en la captación del sonido". El concepto Yamaha Natural Sound se plasma en la sección analógica y el nuevo preamplificador de micro híbrido (Hybrid Microphone Preamplifier). La tecnología de modelado VCM emula ahora las características de la circuitería de transformadores de Rupert Neve Designs, y el procesado SILK promete un sonido "espacioso y musical". También se ha mejorado la EQ y dinámica, con más capacidad de control expresivo.

En el apartado de plugins, además de nuevos modelos VCM de varias unidades de EQ y compresores de los 70 y 80, desarrollados con Rupert Neve Designs, tenemos la primera colaboración de Yamaha con TC Electronic, que aporta dos procesadores de reverb, mientras que el conocido Eventide Harmonizer está en desarrollo.

Yamaha Rivage PM10

En cuanto a la forma de trabajar con ella, la filosofía Hybrid Operation Style "reúne los aspectos más valorados de las mesas digitales Yamaha y los lleva a un nuevo nivel de control expresivo". Contamos con una implementación completa de la interfaz Selected Channel en el lado derecho del panel frontal, permitiendo que todos los parámetros del canal seleccionado sean controlados directa e individualmente. En el lado izquierdo del panel hay dos grandes pantallas LCD que dan continuidad a los faders físicos que están abajo, ofreciendo así un control al estilo Centralogic de un gran número de canales simultáneos. Aparte, se ha mejorado la visibilidad de la posición de los encoders.

Otras funcionalidades a destacar incluyen los filtros Overlay y Isolate, que mejoran la gestión de la memoria de escenas, o una opción Follow para los envíos master y salidas directas. También hay mejoras en la grabación en vivo y ahora disponemos de salidas duales para monitores.

El sistema, que puede configurarse con flexibilidad para responder a aplicaciones de diversa escala y complejidad, consiste en una superficie de control, uno o dos motores DSP, hasta ocho racks de entrada/salida y tarjetas RY/HY.

Más información | Yamaha Rivage PM10

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios

Regístrate o para poder comentar