Sintetizadores

Roland consolida su presencia modular con System-500 y una maleta

La incursión Roland en el formato Eurorack con System-1m no vino sola. Simultáneamente aparecieron Demora, Bitrazer, Torcido y Scooper como efectos realizados digitalmente pero con control por tensión y abundancia de pots (además de una interesantísima capacidad de reconfiguración interna que permite acoplar a nuestro antojo diversos bloques de funciones). También entonces supimos del anuncio de los módulos System-500, que permitirían tener un sintetizador modular de nuevo cuño inspirado en el concepto de los System-100. Ahora un modular Roland integral es posible con la llegada de la maleta SYR-E84, con espacio de 84 unidades HP.

Es especialmente interesante teniendo en cuenta que el consumo de algunas unidades modulares de Roland (por ejemplo los módulos de efecto) es con mucho superior a los ridículos consumos habituales en módulos analógicos Eurorack. Este Roland SYR-E84 cuenta con una fuente de alimentación pensada para esa alta demanda que comprometería a muchas otras maletas Eurorack de pequeño tamaño. Puede entregar 2000 mA @ 12V, además de 500 mA @ -12V y 300mA @ 5V, usando una fuente externa incluida. Alimenta a dos buses de cable plano en el fomrato 'completo' (16 pines) Eurorack. Incluidos también un lote de tornillos para poder fijar los módulos.

El diseño de la maleta/armario permite distintas disposiciones para conseguir distintos ángulos de visión, el uso de la tapa frontal como extensión trasera para asegurar una mejor estabilidad, o el apilamiento en niveles.

Por sí sola esa noticia ya consolidaría con claridad la firmeza de la apuesta de Roland por hacerse presente en este terreno, pero además coincide con la confirmación de la llegada de los nuevos módulos serie System-500.

Como ya se sabía son todos ellos integramente analógicos en su interior. Han sido desarrollados junto con Malekko, fabricante estadounidense en cuya página sobre su papel en los System-500 podemos encontrar la que de momento es la única, pero alentadora, indicación sobre su precio del que dicen es sorprendentemente accesible ("surprisingly affordable"). Cada uno ocupa un ancho de 16HP.

El doble VCO 512 ofrece en cada uno de los osciladores sus 3 formas de onda en salidas individuales, cuenta con dos variantes de sync (soft/hard), control manual para anchura por defecto del pulso rectangular más modulación PWM de profundidad regulable, y 3 entradas de control de pitch, dos de las cuales llevan un 'slider' de profundidad (la otra no lo necesita al estar pensada para la tensión desde el teclado / notas).

El doble mixer/filtro 521 ofrece dos paso bajos resonantes cada uno con tres entradas con reguladores de nivel. En cada uno de ellos la frecuencia de corte admite 3 controles por tensión (nuevamente uno desde teclado/notas, y los otros dos con 'slider' de profundidad), y cuentan con un HPF conmutable con tres posiciones (desactivado y dos cortes diferentes).

Continuando con ese muy agradecido caracter dual de todos los módulos, el 530 corresponde a un VCA/mixer doble. De nuevo en cada uno de los VCA 3 entradas audio que se combinan con mezcla regulable. La acción del VCA puede ser lineal o exponencial y en este caso las tres entradas que cada uno lleva para control de ganancia llevan, todas ellas 'slider' de profundidad.

540 es un doble ADSR más LFO. Las envolventes son invertibles, pueden usarse cíclicamente, y son generosas en posibilidades de modulación con acceso por tensión al control del ataque, sustain y release. Admiten dos velocidades de funcionamiento (fast/slow) que permiten ampliar el recorrido de duraciones cubierto. Junto a esos dos ambiciosos ADSR, que pueden doblar funciones como LFO gracias al modo cíclico, aparece un único LFO en la zona central también muy dotado. Cuenta con control CV de la frecuencia (podría usarse para generar 'notas' en registro grave extremo) 5 formas de onda disponibles simultáneamente, tres rangos de velocidades de actuación (bajo, medio, alto), y capacidad de asociarse al disparo de cualquiera de las envolventes para obtener un comportamiento de tipo 'reiniciado' con cada nota, o de entrada diferida tras la activación de nota.

Junto con ellos 572 es un procesador de efectos analógico, que combina un phase shifter con unas muy respetables 5 etapas, un delay/eco (sí, sí: analógico), un gate delay, y un LFO simple destinado a facilitar en conjunto con lo anterior efectos de phaser y de flanger/chorus.

Más información | Maleta y módulos

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
7
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar