Sintetizadores

Roland System-8, sintetizador de emulación analógica más allá de lo esperado

El concepto de System-1 y su idea de los plug-out (sintes software que pueden ejecutarse en VST pero también encarnarse en el hardware ‘System’) siempre me atrajo desde su aparición, especialmente con la llegada de la versión formato rack. Pero teníamos todos la sensación de que el ‘1’ era anticipo de otras glorias venideras, que más que confirmarse se superan con el nuevo System-8.

System-8 y sus tres plug-out
roland.com

Empecemos con un resumen de las mejoras más llamativas:

  • El interfaz es denso y generoso en controles, tanto más en las crecidas dimensiones que conlleva un teclado de 4 octavas tamaño real y con velocidad, en el que es factible crear splits/layers.
  • El modelo de síntesis ‘nativo’ en System-8 abunda en la línea del conocido en System-1 con mejoras tanto de calidad, con motor audio a 96kHz y 24 bits en un renovado ACB, como en polifonía, que alcanza las 8 voces y que aporta función vocoder.
  • Junto a él pueden alojarse 3 plug-outs que crean nuevos sintes bajo el mismo hardware. Los correspondientes a Jupiter-8 y Juno-106 incluidos en la compra (J-106 se entregará sin coste en primavera de 2017). Otros plug-out ya conocidos en System-1 y nuevos irán apareciendo también disponibles para System-8.

En definitiva la confirmación y madurez del concepto System, como una forma de alojar décadas de variados instrumentos Roland en un único hardware reconfigurable como sólo es posible en un entorno VA.

El modelo ‘nativo’ de System-8

System-8 plug-out synthesizer
roland.com

Usa una mejorada versión de ACB (Analog Circuit Behaviour, la réplica digital de las cualidades analógicas detrás de muchos nuevos sintes de Roland en las gamas Aira y Boutique), dado que el motor interno opera a 96kHz y 24 bits, cuestiones ambas que prometen una salto cualitativo importante sobre la base ya de por sí buena del ACB original, con mayor cercanía a la respuesta de los sistemas analógicos ante modulaciones, sonidos altamente resonantes, etc.

Los filtros son también de una muy mejorada resolución, estando contemplados 12 tipos incluyendo LPF y HPF en varias pendientes y el ‘side-band’ del V-synth, otro clásico Roland bien recordado aunque sea más reciente. El control de ‘Keyscaling’ sobre la frecuencia de corte es regulable con un fader, mucho más ambicioso que la mera selección entre dos o tres opciones. En otro signo muy ‘Roland’, el filtro paso alto (HPF) global adicional para tratar el conjunto de todas las voces está presente.

Pese a esas mejoras y su presumible mayor consume de cálculo, es capaz de entregar 8 voces, con opciones mono / unison / poly.

En cada voz disponemos de tres osciladores, con portamento y legato, y fuente de ruido (blanco / rosa). No son idénticos los tres, dado que los dos primeros ofrecen un total de 12 formas de onda (variaciones de diente, cuadrada, triangular,…) y con un control ‘color’ que añade modificaciones de la forma de onda apropiadas a cada caso, mientras el oscilador 3 está basado en seno/triangular y disponible como suboscilador pero con controles ‘color’ y ‘tune’ que permiten independizar su afinación respecto a los otros.

Las opciones de modulación recuerdan al Jupiter-8, con posibilidad de ‘cross mod’ (modulación en frecuencia de corte ‘analógico’) entre osc1 y 2, y posibilidades también de sync y anillo entre ambos. Pero se amplían con el posible uso de osc3 como modulador de osc1 / osc2.

Hay envolvente AD de tono, y ADSR para amplitud y frecuencia de corte, y un LFO con modos single o dual más un tercero ‘resonanced pulse’, capaz de usar 18 formas de onda y realizar entrada gradual (fade), además de contar con varios modos de disparo.

Más funciones

El modo performance permite combinar el sintetizador interno y los plug-out, facilitando la creación de split/ layer reuniendo dos sonidos para la interpretación.

Existen tres unidades de efecto con controles dedicados.

  • OverDrive / Distortion / Metal / Fuzz / Crusher / Phaser; con dos controles sobre el color y la intensidad
  • Eco / Chorus / Flanger / Eco+Chorus con control de tiempo y nivel
  • Reverb con algoritmos ambience / room / hall /plate / modulation, y controles sobre duración y nivel

Cuenta con un secuenciador por pasos polifónico de 64 etapas, con grabación por pasos o en tiempo real. Al estilo de lo que sucede en el JD-Xa la secuencia forma parte del patch y se salva conjuntamente con él. Útil para no complicarse la vida, dado que para secuenciamientos más complejos casi siempre estarnos usando otro tipo de herramientas dedicadas soft o hard. No faltan tampoco un arpegiador y una función para lanzar acordes desde la pulsación de una tecla.

Hay interfaz Pitch CV / Gate / Trigger en conectores mini jack al estilo de Eurorack. La conexión CV es de tipo V/oct y Gate es un pulso de +10V, una elección que permite controlar la mayoría de los sintetizadores analógicos, aunque deja fuera lógicamente a los basados en esquema Hz/V (algunos Korg y Yamaha setenteros).

La entrada trigger permite esclavizar el secuenciador interno a una secuencia de pulsos recibida del exterior, como podría ser una caja de ritmos como la boutique TR-09 o algún sistema analógico o modular.

Se dispone de MIDI en formato DIN 5P (in y out) y también vía USB, sirviendo también el interfaz USB como interfaz audio para extraer el sonido hacia un DAW. Además de la entrada para el alimentador incluido y las entradas y salidas audio mediante sendos pares jack, hay entradas para pedal conmutador sustain y para pedal de control continuo.

System-8, conexiones
roland.com

Además de las memorias para guardar sonidos individuales (hasta 64), existen otras 64 memorias para definir ‘performances’, y hay interfaz para tarjeta de memoria SDHC que permite salvar y recuperar volcados de sonidos sin necesidad de hacer uso del interfaz USB y un ordenador.

Todos sus controles físicos puede usarse en un modo que los deja al servicio de los sintetizadores software que tengamos ejecutándose en un DAW y que podremos por tanto gobernar desde knobs, faders y pulsadores. Al igual que con System-1, la activación de los plug-out conlleva la iluminación sólo de aquellos controles relevantes para el sintetizador elegido facilitando el uso.

Los controles iluminados de System-8
roland.com

Una propuesta atractiva para contar con varias personalidades de síntetizador en un único equipo, con abundancia de control y una, o mejor dicho cuatro, VAs avanzadas, en unas dimensiones aprox. de 88 x 36 x 11 cm. y peso de 5.9 kg. Se comercializará en octubre con un precio de 1499€ que incluye los modelos de Jupiter-8 y Juno-106 además de la arquitectura propia de System-8.

Más información | roland.es

System-8
roland.com
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
7

Productos relacionados

  • Roland Aira System-8
    Roland Aira System-8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar