Sintetizadores

Roland TR-8S, una TR supervitaminada y con sampling

La TR-8S busca ir directa al podio de las cajas de ritmo con sonidos modelados de 808, 606, 909, 707, 727, posibilidad de añadir muestras, parameter locks y otras muchas novedades. Mucho más allá que una MkII o una renovación, es un salto cualitativo inesperado por lo descomunal.

Roland TR-8S
Detalle de la TR-8S
roland.com

Desde luego las especificaciones apuntan a una supercaja de ritmos capaz de competir por el trono de un terreno siempre disputado, recuperando los sonidos clásicos de su propia historia como sello de la casa, pero con posibilidades de edición enormes y la versatilidad sonora que da disponer de muestras tanto precargadas como de usuario.

Los modelados analógicos de Roland, con su calidad de 24bit/96kHz, pero sobre todo con los resultados a los que llegan, ofrecen una combinación de versatilidad y calidad que es complicado encontrar en hardware de emulación analógica. Y por TR-8S desfilan los modelos de todo el 'hall of fame' de la marca: 808, 909, 606, 707, 727, a los que se suman unos cuantos modelados más, modificaciones de los anteriores, para obtener otros tipos de color y reacción. Quien eche de menos la 505 debe recordar que esa era una caja basada estrictamente en muestras.

Y muestras lleva también la TR-8S. En número que ronda las 300 precargadas y ampliables vía tarjeta SD con contenidos que el propio usuario aporte. Los sonidos modelados pueden combinarse con otros basados en muestras formando kits para disparar conjuntamente en cada patrón. En las muestras hay edición del punto de arranque de la muestra, la duración, la afinación, o también reproducción invertida, entre otras opciones.

Existen en los patrones 11 partes de instrumento interno más una pista para control de un 'trigger out'. Los 11 instrumentos pueden usar cualquier modelo, sin que haya una preasignación rígida, de forma que quien quiera 3 bombos y 2 cajas podrá configurarlo sin problema.

Los instrumentos disponibles internamente mediante modelado son 11 tipos de bombo, 8 cajas, 15 toms, 3 aros, 5 palmas, 8 platos, 23 percusiones, y a ellos hay que sumar las 300 muestras internas (que podrán ser más en el futuro) y las 'user sample' para las que hay capacidad de unos 50MB que representaría 600 segundos en el caso de ficheros mono grabados a 44.1kHz (la ¿limitación? para cada fichero individual es de un máximo de 3 minutos). Se pueden usar muestras tanto mono como estéreo, wav (hasta 96kHz), aiff (44.1 o 48), y pueden ser en 8/16/24/32 bit coma fija o 32 bit flotante.

Animando los sonidos sin requerir procesado externo, aparecen efectos tanto a nivel individual en cada instrumento como a nivel global en envío o en salida master. Y estos efectos cuentan con la posibilidad de ser editados / modificados a través de controles rotatorios o de forma programada dentro de los patrones.

En cada instrumento se puede elegir entre varios tipos de efecto como filtros (HPF, LPF, LPF/HPF, H boost, L boost, L/H boost), controles sobre la dinámica (transient, compressor, drive, comp+drv), y también isolator y crusher. Existen envíos hacia reverberación (ambi, room, hall1, hall2, plate, mod), y eco (dly, pan tape echo). Los efectos de inserción en la salida principal incluyen HPF, LPF, LPF/HPF, H boost, L boost, L/H boost, isolator, transient, transient2, compressor, drive, overdrive, distortion, fuzz, crusher, phaser, flanger, sbf, noise.

Roland ofrece en la TR-8S la funcionalidad de 'parameter-locks' que tanto vuelo a dado a Elektron y que permite que en cada paso de cada patrón además de notas estén registrados cambios sobre los parámetros que definen a cada sonido. La forma de introducir estos ajustes de parámetros es veloz y natural, a través del uso de los propios controles del máquina en vivo sin entrar en dilatadas tareas de edición. Incluso es perfectamente posible crear líneas de bajo aprovechando estas funciones sin salir de la TR-8S. Y como hay uso de muestras quien dice bajo dice frases y hits de cualquier otro tipo.

Roland TR-8S
TR-8S
roland.com

Los controles, tanto faders como los 16 botones, usan iluminación de color y brillo regulables para mejor informar al usuario de numerosos aspectos de la edición. Los 16 botones son sensibles a la velocidad y no faltan recursos en la programación como acentos, doble golpe (flam), o los clásicos 'sub-steps' para realizar repeticiones a toda velocidad típicas de tantas producciones de hoy. Es factible crear poliritmias haciendo que la longitud del patrón reproducida desde cada pista sea diferente.

Cada uno de los 128 patrones admite hasta 8 variaciones y 2 rellenos/transiciones. Además hay un tercer tipo de relleno llamado "Scatter" que permite ajustar un troceamiento y reproducción aleatoria de los fragmentos del patrón. Es posible también reclamar el uso automático de rellenos cada 2, 4, 8, 16, o 32 compases. Aunque los patrones son de 16 pasos, la posibilidad de encadenar esas variaciones permite extenderlos a otras longitudes.

En cuanto a conexión con el mundo exterior aparecen 8 salidas (L/R mezcla y 6 individuales), hacia las que los sonidos internos se pueden rutar con libertad creando los grupos que necesitemos. No se trata de una asociación preconfigurada sino flexible y que podemos establecer a nuestro gusto. Además hay una salida 'trigger out' dedicada que nos permite disparar un sonido externo desde una pista dedicada específica en el secuenciador, por ejemplo creada en un sinte modular. La entrada audio estéreo permitiría integrar y mezclar ese sonido externo en la propia TR-8S. Y si una salida trigger no es suficiente, las 8 salidas individuales pueden también usarse como salidas de disparo.

Roland TR-8S
Conexiones de TR-8S
roland.com

Y por supuesto cuenta con MIDI en DIN y MIDI y audio multicanal por USB, con lo que cada instrumento puede transferirse a una pista diferente de nuestro DAW o podemos usar automatización desde el DAW con mensajes CC.

Más información | roland.com

Roland TR-8S
Panel frontal de TR-8S
roland.com
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios

Regístrate o para poder comentar