Sintetizadores

Schmidt: 25 unidades y 19.000 euros marcan el fin de un sinte exclusivo

El precio de 19.000 euros lo sitúa en un lugar reservado para pocos. Es exclusivo también por las cifras de producción: se anuncia ahora la que será última serie con sólo 25 unidades y entrega a un año vista. Estará presente en la feria Superbooth a final de esta semana.

Schmidt
schmidt-synthesizer.com

La historia del sintetizador Schmidt no deja de ser curiosa. Su diseño proviene de las manos de Stefan Schmidt, fundador de MAM (Music And More) desde la que produjo en 1995 un sencillo sinte analógico de bajos en rack llamado MB-33, y que se ha reeditado en 2015 en formato mini para sobremesa.

Es demasiado abismal el salto de ese minisinte inspirado en el TB-303 al monstruo Schmidt, analógico también pero polifónico de ocho voces y multitímbrico. Para desarrollarlo contó con el apoyo de :E:M:C:, viendo la luz su primer prototipo en 2013. Breve trayectoria por tanto, dado que ahora se anuncia desde EMC la llegada de una nueva hornada limitada a 25 unidades y con la que se cerrará definitivamente la producción. El encargo exige desembolso anticipado de la mitad del importe, contándose con la entrega de unidades en el plazo de un año. Eso sí, incluye la maleta de transporte.

El diseño es analógico con control digital que permite disponer de memorias (más de 1000 sonidos) y un rico modo multitímbrico en el que se puede elegir el sonido, número de voces, canal MIDI, zona de teclado, afinación, volumen, panorámica, etc. de una combinación de sus ocho voces.

Aunque cada parámetro cuenta con su propio control físico, la información de cada uno de ellos se muestra también en la pantalla, que admite personalizar el color. Personalización que también alcanza a los LEDs que pueden adoptar el color deseado por el usuario.

Internamente no usa filtros ni osciladores en chip, sino creados mediante componentes discretos.

Esquema básico
schmidt-synthesizer.com

El diagrama global muestra una estructura con 4 osciladores por voz. Los osciladores no son idénticos entre sí, y existen posibilidades de combinarlos que dan entrada a modulación en anillo, FM, o sync. Además algunos de ellos tienen funciones de múltiple PWM o múltiple anillo. Los osciladores atacan a un juego de tres secciones de filtrado, eligiéndose para cada una de ellas cuál/es osciladores serán tratados. Las fotografías de detalle más abajo dan una mejor idea de las posibilidades, que puede ampliarse leyendo el manual disponible en la web.

Filter-section 1 y 2 contienen cada una un ladder de 24dB/oct y dos multimodo de 12dB/oct, siendo la tercera (VCF3) un simple paso bajo de 12dB/oct. Las salidas de esas tres secciones de filtrado en cada voz pueden combinarse antes de acudir a las etapas finales de amplificación/saturación/panorámica.

Podréis ver una poco habitual presencia de numerosos LFOs y envolventes dedicados en cada una de las diferentes secciones, lo que permite omitir la que en otros casos parece invitable matriz de modulación. Aquí no se necesitan compartir/rutar las señales de control porque hay elementos dedicados de control en cada oscilador, cada sección de filtrado, etc.

El teclado cuenta con velocidad y aftertouch, las clásicas ruedas más un controlador de palanca, cuatro entradas de pedal conmutador y otras cuatro de pedal continuo.

Más información | schmidt-synthesizer.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar